Anuncios

La operación que muchos hombres se están haciendo para ser más altos

Así como millones de mujeres pasan su vida anhelando alcanzar la figura delgada y esbelta que impone la sociedad, hay hombres que también se sienten inseguros por su estatura. (Getty Creative)
Así como millones de mujeres pasan su vida anhelando alcanzar la figura delgada y esbelta que impone la sociedad, hay hombres que también se sienten inseguros por su estatura. (Getty Creative)

No solo las mujeres están condicionadas a los estereotipos estéticos, que a esta altura -valga la palabra- suenan desgastados y son cada vez más debatidos. Es un mito, entre muchos de la masculinidad, que los hombres no se preocupen por su aspecto. Y es que una figura corporal delgada y esbelta, podría ser el equivalente para los hombres al tema de la estatura, por lo cual son capaces de hacerse una operación para ser más altos.

Incluso existen estudios que, por más insólito que parezca, arrojan que ser más alto se relaciona con mayor atractivo social, mejor estatus profesional, mayor orientación atlética, masculinidad y más atractivo físico. Como es lógico, así como millones de mujeres pasan su vida anhelando alcanzar la figura que impone la sociedad, hay hombres que también se sienten inseguros por su estatura.

Para sumar centímetros a su humanidad, están recurriendo a una operación que se suma a las intervenciones estéticas más solicitadas por los hombres, que si bien ha resultado efectiva, es delicada y de recuperación dolorosa. Se trata del alargamiento de piernas, o elongación ósea con el objetivo de lograr el aumento de estatura, y también de la autoestima.

En qué consiste

Esta intervención ha cambiado en el tiempo. El médico traumatólogo con especialización en cirugía ortopédica y también especialista en cirugía ortopédica infantil, Joel de La Torriente explica que esta operación fue diseñada específicamente para dismetrías de miembros, es decir, pacientes que tuvieron una fractura, que pegó mal, que un miembro les quedó mas corto; lo que se hace es que cortar el hueso y estirar básicamente y hay muchas técnicas para lograr este objetivo.

Este tipo de operaciones fueron diseñadas específicamente para dismetrías de miembros, fracturas y otras condiciones en los huesos. (Getty Creative)
Este tipo de operaciones fueron diseñadas específicamente para dismetrías de miembros, fracturas y otras condiciones en los huesos. (Getty Creative)

“Un médico soviético llamado Gavriil Ilizárov perfeccionó un sistema de tutores -aparatos que se ven por fuera de la pierna- llamado axial porque cubre buena parte de la circunferencia de la pierna, que ayuda a alargar los huesos. Hoy en día, el procedimiento se hace percutáneo para no dañar mucho los tejidos, se hacen varias perforaciones en el hueso a un mismo nivel, se ponen los aparatos y se hace el corte del hueso y se cierra. A partir del séptimo día, se empieza a alargar un milímetro por día con un sistema de tuercas. Hasta alcanzar la cantidad deseada, cuatro, cinco, siete centímetros, lo que se necesite. Luego se deja que el hueso se endurezca”, afirma, y agrega que este procedimiento se ve facilitado por las características del hueso, ya que es el único tejido del cuerpo humano que cicatriza con su mismo tejido.

Por otra parte, hay otra técnica, mucho más actual, que consiste en clavos intermedurales. Esto se usaba para tratar facturas y es como un tutor interno que tiene una especie de rosca que se va ajustando para alargar. Estas herramientas, así como la operación han ido evolucionando con los años y se ha logrado que se vayan ajustando con el crecimiento.

En este caso, el clavo se introduce dentro del hueso y se fija para que no se mueva. Se va alargando también un milímetro por día. Es importante destacar que se alarga poco a poco para dar chance a que otros tejidos, que se desarrollan más lentamente que los huesos, también se desarrollen. Entonces, después de alcanzar los centímetros deseados, además de sanar los huesos, hay que tener paciencia porque también deben desarrollarse otras estructuras como los músculos, tendones, los vasos sanguíneos y nervios, que no crecen a la misma velocidad de los huesos por lo cual es complicado que el crecimiento sea mayor de 10 centímetros.

Es importante que para recurrir a esta operación para ser más altos, visite a un especialista calificado que pueda hacer una evaluación certera sobre sus requerimientos. (Getty Creative)
Es importante que para recurrir a esta operación para ser más altos, visite a un especialista calificado que pueda hacer una evaluación certera sobre sus requerimientos. (Getty Creative)

De La Torriente especifica que desde los primeros días se puede caminar y que se busca que el paciente pueda reincorporarse a sus actividades cotidianas. Ahora bien, como en toda operación hay riesgos importantes. “Está el riesgo quirúrgico básico, de toda cirugía. Te puede pasar algo con la anestesia, puede que el material que te pusieron para fijar el hueso sea rechazado por el organismo, y que se desarrolle una infección, y considero personalmente que ninguno de estos riesgos valen la pena por una cuestión puramente estética”.

En este sentido el doctor recomienda pensarlo muy bien antes de someternos a esta operación, porque a la larga, es posible que la solución descanse más bien en el fortalecimiento de la autoestima y no en una intervención. “Si no te educan con autoestima, si no logras conseguir una guía emocional que te mantenga en equilibrio con relación a tu autoimagen, hagas lo que hagas vas a sentirte mal contigo mismo toda tu vida. Qué haces con ganar cinco centímetros si eres un enano mental”.

Para que cualquier tratamiento u operación estética funcione, tenemos que trabajar también nuestra autoestima. (Getty Creative)
Para que cualquier tratamiento u operación estética funcione, tenemos que trabajar también nuestra autoestima. (Getty Creative)

El experto señala que si aún así quieres seguir adelante con la operación, que sí funciona, tienes que tener en cuenta dos cosas importantes. Primero, el costo, pues esta no es una operación barata y luego hay que contemplar los gastos de recuperación. Luego, las cicatrices, porque si se quieren ganar más de diez centímetros ideal es hacerlo de forma equilibrada, interviniendo el fémur y también la tibia. Con lo cual habrán cicatrices arriba y abajo en la pierna.

Al recurrir a esta alternativa, es muy importante ir con un especialista calificado que pueda evaluar con exactitud los requerimientos tanto físicos como emocionales del paciente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Jeremy Renner, "Ojo de Halcón", se rompió más de 30 huesos en su accidente