Anuncios

La reflexión de Barry Keoghan sobre lo que ha desatado su desnudo en 'Saltburn'

El actor reconoce que la reacción con la que ha chocado puede ser "perjudicial"

El desnudo de Barry Keoghan en 'Saltburn' sigue a la orden del día (Foto: Chiabella James; © 2022 Amazon Content Services LLC)
El desnudo de Barry Keoghan en 'Saltburn' sigue a la orden del día (Foto: Chiabella James; © 2022 Amazon Content Services LLC)

Saltburn se ha convertido en uno de los fenómenos cinéfilos de este último año. Gracias a su provocativa propuesta, muchas de sus escenas han acaparado la conversación social, como es el caso del desnudo integral que Barry Keoghan protagoniza al final del film, donde a ritmo de Murder on the Dancefloor le vemos bailar y lucir su cuerpo sin una sola prenda de ropa encima.

El éxito de viral de la canción de Sophie Ellis-Bextor, que ha vuelto a los primeros puestos de la listas de música más de 20 años después de su lanzamiento, ejemplifica el impacto de la secuencia, aunque la gran cantidad de comentarios en torno a la impresión de ver Keoghan desnudo, con palabras y hechos que han traspasado límites, parece más revelador.

No ha sido raro ver una cosificación extrema del cuerpo del actor, por no hablar de que el tema se ha colado hasta en alfombras rojas, con estrellas de Hollywood chocando con preguntas acerca de las partes íntimas del intérprete de Los espíritus de la isla o Eternals. Fue justo lo que ocurrió en los BAFTA, cuando Andrew Scott, el actor de Todos somos extraños, decidió huir de un periodista ante una pregunta impertinente sobre el tema.

Era de esperar que Barry Keoghan se pronunciara al respecto, lo que ha hecho en un reportaje de Vanity Fair sobre las personalidades más relevantes del Hollywood de 2024. Como era obvio, considera que la reacción en torno a la escena de Saltburn es “loca” y “perjudicial para la mente y la salud mental”. Afortunadamente, también señala que se preparó de antemano para abordar estos comentarios y que prefiere quitar hierro al asunto. Al fin de cuentas, no deja de ser una escena ligera y divertida y considera que saber lidiar con palabras de todo tipo es parte de su profesión.

"Puede ser perjudicial para la mente y la salud mental si lees demasiado o miras demasiadas cosas que se dicen de ti", dijo. “Pero no lo haría si no estuviera preparado para eso, o si no estuviera abierto a recibir lo que la gente quiere decir. Creo que muestra un acto de madurez en tu profesión, y si justifica la historia y la hace avanzar, ¿por qué no?”

No obstante, lo más interesante fue su reflexión sobre cómo el público se escandaliza por algo tan natural como el cuerpo humano. Destaca que mientras en el cine europeo este tipo de contenido es común, en el cine de Hollywood “no es algo masivo” y contribuye a hacer que algo tan liberador como lo que vemos en la conclusión de la película de Emerald Fennel lo consideremos “vulnerable”.

El actor irlandés Barry Keoghan en los Premios BAFTA 2024 (Foto: Adrian DENNIS / AFP via Getty Images)
El actor irlandés Barry Keoghan en los Premios BAFTA 2024 (Foto: Adrian DENNIS / AFP via Getty Images)

“Si miras al cine europeo, tienden a tener muchas escenas que involucran desnudez, y en realidad no es para tanto. Creo que es verdadero arte. Realmente lo es. Y también es una verdadera vulnerabilidad”, continuaba sobre su desnudo viral. “Realmente te estás exponiendo en el estado más vulnerable. Es hermoso de ver. No digo que sea por mi cuerpo, pero es liberador ver ese cuerpo moverse de la forma en que lo hace. Es casi como una pintura en movimiento”. De hecho, apoyando estas declaraciones, Keoghan decidió posar desnudo para promocionar el reportaje de Vanity Fair.

El problema de Hollywood que ya ejemplificó Henry Cavill

Precisamente, a partir de unas palabras recientes de Henry Cavill sobre lo innecesario y gratuito que considera el sexo en las películas Hollywood, les hablábamos hace poco de cómo en las últimas décadas la industria del cine norteamericano se ha ido volviendo más conservadora, lo que chocaba valorando el auge de contenidos explícitos que hubo en los 90 gracias al éxito del thriller erótico.

Ahora, estas reflexiones de Keoghan ponen en evidencia que el público, después de que se le haya dado el mensaje de que los instantes sexuales están fuera de norma, ve los desnudos en pantalla como algo extravagante y escandaloso, cuando, como bien dice el actor, no deja de ser algo natural y normalizado en otras cinematografías.

Lo curioso es que, frente a las muchas cosas desconcertantes que tiene Saltburn, esta secuencia es posiblemente lo menos rompedor de la película. No deja de ser un instante donde se utiliza la desnudez, la música y el movimiento para ejemplificar lo liberado que se siente el personaje, que es justo ese uso artístico y justificado al que se refería el protagonista de este thriller.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine 54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Barry Keoghan teme que su hijo pronto le dirá que es un pésimo actor

Henry Cavill vuelve a dejar en evidencia la visión conservadora de Hollywood con el sexo

Los excesos de George Clooney que pusieron patas arriba uno de sus clásicos de los 90'

Ewan McGregor y la razón inesperada por la que fue "muy reacio" a convertirse en Obi-Wan Kenobi