Anuncios

Las claves para que el sexo después de la menopausia sea el mejor de la vida

Aunque es cierto que con los desequilibrios hormonales puede disminuir el deseo sexual, también lo es que hay factores que pueden hacernos afirmar que el sexo después de la menopausia puede ser óptimo. (Getty Creative)
Aunque es cierto que con los desequilibrios hormonales puede disminuir el deseo sexual, también lo es que hay factores que pueden hacernos afirmar que el sexo después de la menopausia puede ser óptimo. (Getty Creative)

No es un mito. Al transitar la perimenopausia hacia la menopausia puede bajar el deseo sexual, y no solo es que se adormece -o apaga- la llama, es que puede ocurrir que ni siquiera tengas el más mínimo interés. Esto es solo uno de los muchos síntomas que responden al bajón de estrógenos. Sin embargo, hay soluciones para que el sexo después de la menopausia y durante sea óptimo.

Según se explica en el portal de la Clínica Mayo, durante la transición a la menopausia no solo pierdes interés en las relaciones sexuales, sino que de tenerlas, pueden ser molestas y hasta dolorosas porque con el desequilibrio hormonal se pueden resecar los tejidos provocando también prurito genital e incomodidad.

Calorones, cambios de humor, y falta de deseo sexual, son algunas de los síntomas más comunes de la menopausia, pero además es común sentir también que todo lo relacionado con placer sexual llegó a su fin en nuestras vidas, pero no tiene que ser así. Hoy en día existen alternativas que pueden hacernos sentir mejor y recuperar una vida sexual normal o incluso mejor.

En primer lugar enfoquémonos en que con la menopausia, termina la vida reproductiva, solo eso, porque la caída de los estrógenos impide la ovulación y la menstruación, es decir, la preparación del cuerpo para un posible embarazo cada mes. Pero, según se explica en el portal de la clínica Askabide, el cuerpo sigue produciendo pero la hormonas en una cantidad suficiente para mantener vivo el deseo sexual, y advierte que es muy importante y beneficioso para la salud en general, mantener una vida sexual placentera. Además, se destaca entre las ventajas del sexo en esta etapa, la tranquilidad de no tener un embarazo no deseado.

Después de la menopausia, las mujeres nos podemos sentir más confiadas, más seguras en nosotras mismas y enfocarnos en el disfrute de la vida sexual sin miedos ni inhibiciones. (Getty Creative)
Después de la menopausia, las mujeres nos podemos sentir más confiadas, más seguras en nosotras mismas y enfocarnos en el disfrute de la vida sexual sin miedos ni inhibiciones. (Getty Creative)

No hay razón para suspender el sexo

Quizás por creencias arraigadas en la tradición familiar, muchas mujeres pueden decidir que con la menopausia se terminó el sexo, pero en realidad la causa para suprimirlo no está dentro de nuestro organismo, sino en factores externos como que la relación afectiva con la pareja no era óptima, o porque se seguían reglas impuestas por el machismo, relacionadas con que se tiene sexo para complacer “al hombre de la casa”.

Pero lo cierto es que no solamente estamos capacitadas para vivirlo y disfrutarlo, sino que también es saludable, con lo cual es recomendable continuar sea en pareja o en solitario, porque la masturbación también ofrece muchas ventajas sin efectos secundarios.

Si de incomodidad por resequedad se trata, existen alternativas en el mercado como cremas, y geles con ácido hialurónico, diseñadas específicamente para aliviar esos síntomas, así como productos y hábitos específicos para superar los síntomas que puede recomendarnos el médico especialista.

Por otra parte, la especialista Kiana Reeves, educadora sexual somática, y profesional del cuidado pélvico dijo a The Girlfriend, revista de AARP, organización sin fines de lucro dedicada a atender necesidades e intereses de personas mayores de 50 años de edad, que sí, en efecto el sexo puede y debe ser excelente durante el tiempo que lo desee, y menciona algunos aspectos que influyen en que sea mejor que nunca.

El primero, la seguridad que tenemos después de los 50 con relación a nuestro cuerpo, lo que queremos y lo que nos gusta hace que disfrutemos mucho más de nosotras mismas y de las relaciones. De hecho, un estudio demostró que las mujeres mayores pueden inspirar a las de 30 a tener vidas sexuales mucho más satisfactorias.

Después de la menopausia tenemos más tiempo y razones para enfocarnos en el disfrute del sexo en pareja o en solitario. (Getty Creative)
Después de la menopausia tenemos más tiempo y razones para enfocarnos en el disfrute del sexo en pareja o en solitario. (Getty Creative)

Una mujer que se quiere, se gusta, está satisfecha con cómo es y se siente confiada, es indudablemente sexy y no se detiene para lograr el placer si así lo quiere.

Luego, en la misma sintonía con la seguridad y la confianza en nosotras mismas, estamos más dispuestas a incorporar nuevas experiencias, a escuchar sin inhibiciones a nuestra pareja, se dejan atrás los tabúes y nos abrimos a la creatividad. Por último, la capacidad de estar absolutamente concentrada en el encuentro sexual aumenta. Ya no hay miedo de un embarazo, pero además, después de los 60, si se tienen hijos, es posible que ya hayan hecho su propia vida, con lo cual hay más tiempo y espacio para disfrutar en pareja y hacer del sexo una prioridad si así se quiere, y vivirlo como nunca.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Atrofia vaginal: la afección que se puede prevenir con actividad sexual

La canela realmente funciona como afrodisíaco. Lo sugiere la ciencia

Método karezza: la práctica que promete mejores relaciones sexuales sin necesidad de llegar clímax