Anuncios

Lily Gladstone y la conexión con Sharon Stone que la podría llevar muy lejos en Hollywood

La actriz de 'Los asesinos de la luna' se alzó con el Golden Globe a Mejor Actriz

Lily Gladstone ganó en los Golden Globes por 'Los asesinos de la luna' de Martin Scorsese, tal y como lo hizo Sharon Stone hace 27 años con 'Casino' del mismo director. (Foto de Robyn BECK/AFP via Getty Images)
Lily Gladstone ganó en los Golden Globes por 'Los asesinos de la luna' de Martin Scorsese, tal y como lo hizo Sharon Stone hace 27 años con 'Casino' del mismo director. (Foto de Robyn BECK/AFP via Getty Images)

Es probable que, hasta hace muy poco nunca hayas escuchado de Lily Gladstone. Tal vez notaste su presencia en series como Billions o películas independientes, pero no llegaste a grabar su nombre. Sin embargo, esto comenzó a cambiar a partir de la nueva obra maestra de Martin Scorsese, Los asesinos de la luna, con una interpretación que suena entre las favoritas en la carrera hacia los Óscar y que acaba de ganar el Golden Globe a Mejor Actriz en Drama. Una interpretación en donde, además, podemos encontrar una curiosa conexión con Sharon Stone que pronostica lo lejos que puede llegar en Hollywood.

En la película, Lily Gladstone y Leonardo DiCaprio interpretan al matrimonio de la vida real formado por Ernest y Mollie Burkhart, una pareja que vivió en la reserva de la Nación Osage durante un período oscuro, convulso y trágico para la comunidad aborigen en los años 20s que, tras ser desplazados de territorio y descubrir petróleo, sufrieron una época de muertes y crímenes por culpa de la codicia y supremacía blanca. En la ecuación se encuentra Robert De Niro como Bill ‘King’ Hale, un ser manipulador y de segundas intenciones.

Y si bien DiCaprio y su compañero vuelven a dar cátedra artística como dos de los actores más destacados de sus respectivas generaciones, es Lily quien conquista en esta historia, robándose corazones y cautivando nuestra atención a través de un magnetismo emocional que atraviesa la pantalla. Es ella quien carga con el corazón dolido y lo que transmite es pura magia cinematográfica. Y me atrevo a decir que sería muy extraño -extrañísimo- que no consiguiera una nominación al Óscar como Mejor Actriz.

Lily Gladstone cautivando nuestra atención en 'Los asesinos de la luna' a través de un magnetismo emocional que atraviesa la pantalla (Melinda Sue Gordon; cortesía de Apple TV+).
Lily Gladstone cautivando nuestra atención en 'Los asesinos de la luna' a través de un magnetismo emocional que atraviesa la pantalla (Melinda Sue Gordon; cortesía de Apple TV+).

Una carrera en ascenso

Nacida en Montana en 1986, con ascendencia nativa americana y criada en la reserva de la Nación Pies Negros, Lily Gladstone aterrizó en lo nuevo del director de Casino después de poner en práctica su paciencia. Según contó a la revista Interview, grabó su audición y envió el vídeo justo antes de que la pandemia de Covid-19 paralizara al mundo. Como no supo nada del proyecto en todo ese tiempo, llegó a convencerse de que no lo había hecho bien, que no había conseguido el personaje. Y es que no sabía que Scorsese estaba manos a la obra retocando y afinando la historia.

Un año después recibió una petición del director. Quería reunirse con ella a través de videollamada. Y para su sorpresa, no se trataba de otra audición. El director había tomado su decisión y la llamaba para decirle que era la elegida. Ese vídeo enviado tiempo atrás había dado en la tecla.

“Marty supo instintivamente que Lily era la indicada”, dijo DiCaprio a la edición británica de Vogue acompañado por Lily. “Había una sinceridad en tus ojos que él vio incluso a través de la pantalla de una computadora”, aseguró a su compañera. “Nunca supe que [Scorsese] haya conocido a alguien e inmediatamente después tuviera esta atracción gravitacional y el instinto de decir: 'No esperemos ni un minuto más'”.

Leonardo DiCaprio y Lily Gladstone en 'Los asesinos de la luna' (Melinda Sue Gordon; cortesía de Apple TV+).
Leonardo DiCaprio y Lily Gladstone en 'Los asesinos de la luna' (Melinda Sue Gordon; cortesía de Apple TV+).

Sin embargo, si nos remontamos a la inmensa hemeroteca de la red, podemos encontrar que el director habría sentido una claridad similar cuando eligió a Sharon Stone para el papel de Ginger en Casino (1995). Aquella mujer que convivía entre la presión de un matrimonio sin amor, la codicia, los excesos y la toxicidad que, con una sola pelea con su marido (De Niro) frente a todos los vecinos, provocaba el efecto dominó que derrumbaba el universo mafioso que le rodeaba.

Las similitudes con Sharon Stone y el broche de los Golden Globes

Si bien eran papeles dispares que emanaban emociones completamente diferentes, ambas mujeres ocupan un lugar esencial en el corazón de la historia. Lily siendo la representación del dolor en la nobleza. La víctima silenciosa que con una sola mirada transmite tristeza, dudas, aceptación o desconfianza. Sharon siendo el torbellino furioso que bañaba de frustración aquella historia de mafiosos en Las Vegas.

Martin Scorsese conto a Charlie Rose poco antes del estreno de Casino que varias actrices hicieron el casting. Que “algunas fueron muy buenas” pero que Sharon Stone transmitió un nivel de “determinación” y “entusiasmo” que fue definitivo. “Había un cierto nivel de energía que quería que este personaje tuviera. De Niro también. Quería que esta persona llegara al punto de que no le importara lo que le estaban diciendo, que estuviera indignada. No queríamos que se contuviera nada”. Y Sharon, que ya había alcanzado el reconocimiento internacional con Bajos Instintos, supo demostrarlo, además de tener una presencia en pantalla y un parecido con el personaje real que definió la decisión del cineasta.

Según contó la actriz a The Guardian en 1996 (vía Slash Film), su propio equipo le aconsejó que no aceptara el trabajo ante el temor de que arruinara su nuevo estrellato con un personaje tan difícil y provocador como Ginger. Pero ella no los escuchó y se lanzó al desafío. Y, a cambio, dejó para la posteridad la mejor interpretación de su carrera y la que también consiguió su única nominación a los Oscar.

La actuación de Sharon Stone en 'Casino' le valió una nominación al Oscar y sigue siendo considerada como la mejor de su carrera. (Foto de Universal Pictures/Getty Images)
La actuación de Sharon Stone en 'Casino' le valió una nominación al Oscar y sigue siendo considerada como la mejor de su carrera. (Foto de Universal Pictures/Getty Images)

Hay quienes hace décadas critican que Martin Scorsese no escriba historias sobre mujeres, habiendo centrado la mayor parte de su filmografía en personajes masculinos liderando la batuta de cada historia. Sin embargo, él se defendió recientemente en una conferencia de prensa (vía Independent) diciendo que “si la historia no lo pide, entonces es una pérdida de tiempo”, mientras la productora Emma Tillinger Koskoff se sumaba a la defensa recordando el gran peso que tuvo Sharon Stone en Casino, el de Ellen Burstyn en Alicia ya no vive aquí, y las mujeres protagonistas de La edad de la inocencia con Michelle Pfeiffer y Winona Ryder.

Es cierto que dejar a Anna Paquin prácticamente sin diálogos en El irlandés no ayudó a la causa, recibiendo muchas críticas por minimizar su participación en una historia dominantemente masculina. Sin embargo, cualquiera que haya seguido la filmografía de Scorsese puede contemplar que, cuando incluye personajes femeninos, siempre dejan huella.

No solo tenemos los ejemplos nombrados. Podemos sumar a las nominadas al Óscar como Lorraine Bracco por Buenos muchachos, a Mary Elizabeth Mastrantonio por El color del dinero, Cathy Moriarty en Toro salvaje o Jodie Foster en Taxi driver. Sin olvidar a Juliette Lewis que, a pesar de no llegar al Oscar, dejó una huella imborrable con Cabo de miedo.

Y a ellas ahora se suma Lily Gladstone.

Lily Gladstone brilla entre Robert De Niro y Leonardo DiCaprio en la nueva obra maestra de Martin Scorsese, 'Los asesinos de la luna' (Foto de Ernesto Ruscio/Getty Images)
Lily Gladstone brilla entre Robert De Niro y Leonardo DiCaprio en la nueva obra maestra de Martin Scorsese, 'Los asesinos de la luna' (Foto de Ernesto Ruscio/Getty Images)

Un camino de espinas que no debe repetirse

Es cierto que la carrera de Sharon Stone no despegó con personajes que continuaran el listón que había dejado Casino. Tal vez porque Hollywood no supo darle el lugar que merecía al cargar con la etiqueta de sex-symbol que impuso Bajos instintos. Así lo demuestra su filmografía, donde la comercialidad y la carga sensual tomó protagonismo en varias producciones, con pocas oportunidades para sorprendernos con su talento. Como habría sido el caso de Flores rotas (2005) de Jim Jarmusch o El día que mataron a Kennedy (2006). Pero la huella quedó grabada en la historia del cine y, en la actualidad, su trabajo en aquella película de 1995 sigue siendo considerado como la mejor actuación de su carrera. Incluso lo sigue celebrando y el mundo también. No solo habla maravillas de Scorsese y De Niro cada vez que le preguntan por aquella colaboración, sino que los cinéfilos mantienen su trabajo en un pedestal, siendo celebrado en redes sociales o destacado cada dos por tres cuando se habla de ella.

En otras palabras, si Bajos instintos encumbró a Sharon Stone como sex-symbol, Casino la convirtió en estrella de cine. Y su carrera no se detuvo desde entonces. Habrá formado parte de todo tipo de películas que no llegaron a igualar la potencia del clásico de Scorsese pero, también, sufrió diferentes traspiés personales. Como fue el derrame cerebral que la afectó profundamente en 2001 y derivó, según sus palabras, en que la industria la olvidara. Sin embargo, gracias a películas como Casino, su nombre se mantiene bien alto en el recuerdo de los espectadores.

Es más, fue tan emblemática que ella misma se impuso la presión del éxito. La película fue tan importante en demostrar lo que Sharon Stone era capaz de hacer como actriz que tuvo pánico de no poder encontrar proyectos que le volvieran a dar la misma oportunidad. Su miedo fue tan grande que se alejó de la industria por un tiempo.

“Entré en pánico después de eso. Francamente no sabía qué hacer. Me asusté un poco y dejé el negocio”, dijo a NBC News en 2006. No lo dejó por mucho tiempo pero la anécdota sirve para reflexionar cómo encontrar un personaje que calza a la perfección, puede cargar una presión añadida que nuble las perspectivas a futuro.

Sharon Stone no pierde oportunidad de celebrar y recordar su trabajo en 'Casino' como hizo en el Festival de Cine de Zurich en 2021 cuando recibió el Premio a un Icono Dorado antes de la proyección del filme. (Foto de Andreas Rentz/Getty Images for ZFF)
Sharon Stone no pierde oportunidad de celebrar y recordar su trabajo en 'Casino' como hizo en el Festival de Cine de Zurich en 2021 cuando recibió el Premio a un Icono Dorado antes de la proyección del filme. (Foto de Andreas Rentz/Getty Images for ZFF)

Aquella interpretación supuso el único Golden Globe ganado por Sharon Stone en la categoría de Mejor Actriz Secundaria y su única nominación a los Óscar, el año que Susan Sarandon lo ganó por Pena de muerte compartiendo categoría con otros pesos pesados como Elizabeth Shue (Leaving Las Vegas), Meyl Streep (Los puentes de madison) y Emma Thompson (Sensatez y sentimientos).

Y ahora es el turno de Lily Gladstone que, con un personaje opuesto también ganó el Golden Globe y consigue provocar un torbellino emocional que nos recuerda a lo que consiguió Sharon hace 28 años, dejándonos abatidos y arrasando con nuestras emociones cuando terminamos el visionado. Stone siendo el cortocircuito de la desesperación a flor de piel, de los vicios y la avaricia, haciendo sombra a De Niro y Joe Pesci desde su rol como símbolo de la codicia radiante o la borrasca palpable de la frustración más bruta. Lily, en cambio, como la calma en la tormenta, la sabiduría en el dolor y la pérdida.

Ambas representan el conductor emocional de sus respectivas historias y las dos dejan huella. De momento la historia se repitió en los Golden Globe y que no nos extrañe que Lily repita el camino llegando a los Óscar en marzo de 2024 a través de una película y un personaje que albergan el mismo potencial de éxito a largo plazo que tuvo Casino para Sharon.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Hollywood pasa la página y se viste de nuevo de gala en la alfombra roja de los Globos de Oro

Martin Scorsese destroza el doble estándar entre el cine y los maratones de series

Sharon Stone vivió la doble cara del éxito de ‘Instinto básico’ convertido en pesadilla

Sharon Stone luchó contra el menosprecio de Hollywood desafiando a los Óscar