Anuncios

Sharon Stone vivió la doble cara del éxito de ‘Instinto básico’ convertido en pesadilla

Michael Douglas y Sharon Stone bailando en una escena de la película 'Bajos Instintos', 1992. (Foto de TriStar/Getty Images)
Michael Douglas y Sharon Stone bailando en una escena de la película 'Bajos Instintos', 1992. (Foto de TriStar/Getty Images)

Sharon Stone conoció la fama de repente y sin aviso cuando pasó de ser una actriz de papeles secundarios al mito erótico más emblemático de los ’90. Bajos instintos (1992) hizo que su vida cambiara en un instante, colocándola en el firmamento de las femme fatales del séptimo arte y junto a un cruce de piernas que se convertiría en parte de la historia del cine. Sin embargo, la transición no fue fácil. Porque entre portadas de revistas, alfombras rojas y el reconocimiento internacional, la actriz vivió una verdadera pesadilla.

Nacida en Pensilvania en 1958, Sharon Stone decidió ser actriz a los 20 años después de pasar una temporada viviendo en Europa mientras trabajaba como modelo. Sin embargo, el éxito se le resistía a través de personajes pasajeros en series de televisión y papeles olvidables en el cine. Hasta que Paul Verhoeven se cruzó en su camino. El director neerlandés le sirvió una plataforma única para darse a conocer al mundo como la esposa letal y traicionera de Arnold Schwarzenegger en El vengador del futuro (1990). Y después de aquella experiencia el cineasta supo que era perfecta para el papel de Catherine Tramell. Que Sharon debía ser la estrella de su thriller erótico con Michael Douglas.

Lo que Stone desconocía eran las consecuencias de convertirse en sex-symbol de un día para el otro, sobre todo a raíz del fenómeno popular que rodeó a la secuencia del cruce de piernas sin ropa interior. Y no les hablo de autógrafos o fotógrafos encandilándola con flashes constantes, sino de un nivel de acoso aterrador.

“El viernes, cuando se estrenó la película, era básicamente una don nadie”, recordaba en una reciente entrevista para CNN. Y el martes, iba a buscar mis anteojos a Sunset Plaza [en West Hollywood]. Salía en mi pequeño 325 BMW y me detenía en un semáforo y todo el mundo se trepaba a mi auto”.

Cuando el semáforo se ponía en verde y otros autos le pedían que se moviera, la actriz pensó: “¿Es legal conducir cuando la gente está encima de tu auto?”

El periodista Chris Wallace no daba crédito a lo que contaba la actriz y al cuestionarle si era verdad lo que estaba revelando, Sharon prosiguió diciendo que tenía gente “por todo el capó” del auto y sobre “el parabrisas”, añadiendo que los fans se volvieron agresivos. Incluso recordó suplicarles que “no arrastraran el parachoques”, que dejaran de “arrancarle la ropa” de su cuerpo, “de agarrarla” y “arrancarle” el cabello.

En realidad, no hay ningún motivo para no creer su experiencia por muy exagerada que parezca. Por un lado, porque la actriz expuso la pesadilla vivida en otras entrevistas del pasado, mientras que todos aquellos que vivimos el éxito de Bajos instintos en los ‘90s recordamos muy bien el furor que rodeaba a la actriz como mito erótico del cine.

Por ejemplo, en 2009 reveló a The Guardian que “cuando salió Bajos Instintos tenía una vida, y para el martes tenía otra” con hombres desconocidos trepando el techo de su propia casa. "Supongo que todos los que llegan a esta posición tienen que lidiar con esto. [Pero] estuve fuera de control tratando de mantener mi vida en orden. Tuve que contratar a alguien para que me llevara [en auto], porque cuando estoy corriendo, tengo seis personas corriendo detrás de mí..."

Sharon Stone. (Photo credit should read ADRIAN DENNIS/AFP/GettyImages)
Sharon Stone. (Photo credit should read ADRIAN DENNIS/AFP/GettyImages)

A su vez, también habló de la difícil transición que vivió hacia la fama durante una entrevista concedida a USA Today en 2021, revelando que se dio cuenta que su vida había cambiado después del estreno de la película en el Festival de Cannes. El shock fue tan abrumador que una amiga tuvo que ayudarla.

“Estaba de rodillas, con náuseas. Me llevó a su habitación, me sentó en el borde de la bañera, me abrió un poco de agua fría, me dijo que pusiera los pies dentro y me dio un Valium. Manejó a muchas grandes estrellas en su tiempo y dijo: 'Mira, de ahora en adelante, la vida va a cambiar'. Necesitas ropa de Sharon-Stone-la-estrella-de-cine, y luego necesitas tu ropa’. Necesitas comenzar a separar tu vida para tener una existencia sana”.

A su vez, Stone sabe que gran parte de su fama como sex-symbol en los ’90 fue a raíz de la famosa secuencia del cruce de piernas. Sin embargo, en lugar de definir su popularidad como consecuencia de la curiosidad mediática que rodeó al momento, la actriz asegura que parte del éxito se debe a un consejo que le dio su coach de interpretación. Le dijo que Bajos instintos era una película de acción y que, en ese momento, la acción se detenía. Que debía estar presente al máximo para que la secuencia fuera precisa y perfecta. “No sabía que estando super presente en ese momento cambiaría la dinámica de mi vida para siempre”, sentenciaba en la entrevista de CNN.

FRANCIA - 07 DE MAYO: Cannes 92: Película
FRANCIA - 07 DE MAYO: Cannes 92: Película "Bajos Instintos" en Cannes, Francia el 07 de mayo de 1992-Sharon Stone, Michael Douglas y Jeanne Tripplehorn. (Foto de Pool BENAINOUS/DUCLOS/Gamma-Rapho vía Getty Images)

Y es que si bien la secuencia se basa más en la insinuación que en un desnudo explícito (lo que explica que sea una de las escenas más ‘pausadas’ en la historia del cine -Fuente: Slash Film-), generó tanta curiosidad y controversia que salpicó instantáneamente la carrera de la actriz, elevando su posición como sex-symbol más allá de la historia.

No obstante, sus palabras recientes sacan a relucir el otro lado del fanatismo en torno a una figura que alcanza el éxito desde la superficialidad del sex appeal con el público, la curiosidad sexual y la fantasía erótica. Es algo que suelen vivir muchos artistas del mundo del pop convertidos en figuras de póster. Desde la época de Elvis Presley a Los Beatles, al furor internacional de Ricky Martin y Harry Styles en la actualidad.

En el caso de Sharon Stone, se trató de situaciones que la habrían tomado desprevenida y sin ningún tipo de seguridad o preparación para enfrentarse al aluvión de fanatismo extremo que le tocó vivir de repente. Y con momentos aterradoras.

Y todo por una escena que más de 30 años después continúa generando curiosidad y conversación. No solo por el impacto que provocó en su momento, sino por la polémica que le rodeó con el paso de los años. Y es que según explicó Sharon Stone en su biografía The Beauty of Living Twice, el director Paul Verhoeven le había mentido al asegurarle que “no se podía ver nada” cuando le pidió que se quitara la ropa interior para el cruce de piernas porque “reflejaban con la luz”.

NUEVA YORK, NUEVA YORK - 14 DE JUNIO: Sharon Stone asiste al beneficio Art House 2023 de Bailey House en honor a Nan Goldin en Bowery Hotel Terrace el 14 de junio de 2023 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Daniel Zuchnik/Getty Images para Obras de Vivienda)
NUEVA YORK, NUEVA YORK - 14 DE JUNIO: Sharon Stone asiste al beneficio Art House 2023 de Bailey House en honor a Nan Goldin en Bowery Hotel Terrace el 14 de junio de 2023 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Daniel Zuchnik/Getty Images para Obras de Vivienda)

La actriz aseguró que, después de rodar la escena, “fui a la cabina de proyección, le di una bofetada a Paul, me fui a mi auto y llamé a mi abogado”. Por su parte, el director desmintió la acusación, asegurando que había discutido la escena previamente con la actriz y negando que le hubiera abofeteado (Deadline).

En resumen, Sharon Stone vivió el salto al estrellato desde situaciones tan opuestas como extremas. Porque mientras el interés mediático ayudaba a expandir su reconocimiento y alcanzaba el estatus de estrella protagonista femenina en la industria del cine, el acoso llegaba a límites extremos que harían temer a cualquiera. Y todo por un mero cruce de piernas…

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Kate Beckinsale celebra su cumpleaños 50

Sharon Stone luchó contra el menosprecio de Hollywood desafiando a los Óscar

'Bajos instintos' y el intento de boicot que tuvo el efecto contrario

Sandra Bullock tuvo una ventaja sobre Nicole Kidman y Demi Moore para llegar al estrellato en los '90