Anuncios

Multivitamínicos: su supuesto beneficio contra el deterioro cognitivo y por qué no todos deben tomarlos

Un estudio reciente arrojó que tomar un multivitamínico diariamente podría ayudar a mantener la salud cognitiva. (Getty Creative)
Un estudio reciente arrojó que tomar un multivitamínico diariamente podría ayudar a mantener la salud cognitiva. (Getty Creative)

Un estudio reciente arrojó que tomar multivitamínicos diariamente podría ayudar a mantener la salud cognitiva con el envejecimiento y disminuir el deterioro cognitivo en adultos de 65 años en adelante.

Si bien esto puede ser un gran paso para combatir enfermedades como el mal de Alzheimer, no es algo que deba tomarse a la ligera, pues aún se recomiendan investigaciones adicionales que confirmen estos resultados antes de incluir la ingesta de multivitamínicos como una recomendación de salud pública. Además, aunque más de la mitad de los adultos estadounidenses toman suplementos, aún está en duda que realmente sean tan eficientes como una dieta equilibrada rica en frutas y vegetales, según explica la Asociación Americana del Cáncer.

La industria de los suplementos vitamínicos o dietéticos es millonaria, pero aún así se ha dicho frecuentemente que si tenemos una ingesta equilibrada de nutrientes a través de la alimentación, no es necesario consumir estos productos y de hecho, el exceso podría ser perjudicial para la salud.

Aunque más de la mitad de los adultos estadounidenses toman suplementos, aún está en duda que realmente sean tan eficientes como una dieta equilibrada rica en frutas y vegetales. (Getty Creative)
Aunque más de la mitad de los adultos estadounidenses toman suplementos, aún está en duda que realmente sean tan eficientes como una dieta equilibrada rica en frutas y vegetales. (Getty Creative)

Un artículo del doctor Chris van Tulleken publicado por la BBC señala que tomar suplementos de vitaminas sin supervisión médica no solamente es un desperdicio de dinero sino que pueden afectar nuestra vida.

Si bien la deficiencia de muchas vitaminas pueden afectar gravemente la salud, si estamos sanos no necesitamos tomar más de lo que el cuerpo obtiene de la alimentación y esas deficiencias las determinan los especialistas.

En el mismo artículo, van Tulleken cita un estudio de revisión sistemática que señala que no hay evidencias de que los suplementos antioxidantes contribuyan a la prevención de las enfermedades, e incluso “el betacaroteno y la vitamina E parecen aumentar la mortalidad, lo mismo que dosis más altas de vitamina A”, de manera que el consumo de estos y otros suplementos antioxidantes deben considerarse productos medicinales que deberían comercializarse con suficiente evaluación.

Si bien la deficiencia de muchas vitaminas pueden afectar gravemente la salud, si estamos sanos no necesitamos tomar más de lo que obtenemos con una alimentación equilibrada. (Getty Creative)
Si bien la deficiencia de muchas vitaminas pueden afectar gravemente la salud, si estamos sanos no necesitamos tomar más de lo que obtenemos con una alimentación equilibrada. (Getty Creative)

En general, es el médico quien debe aconsejar el consumo de vitaminas si existe alguna condición y en la cantidad adecuada, porque definitivamente más cantidad no siempre es bueno. La clave está en no excedernos en el total de vitaminas y otros nutrientes que consumimos al día y esto puede ocurrir sin darnos cuenta puesto que hay alimentos y jugos industriales que están enriquecidos con nutrientes.

Es importante destacar, además, que hay contraindicaciones específicas para los multivitamínicos. Los Institutos Nacionales de Salud, señalan que “los fumadores, y tal vez los antiguos fumadores, deberían evitar los suplementos de multivitaminas y minerales con grandes cantidades de betacaroteno y vitamina A porque estos ingredientes podrían aumentar el riesgo de cáncer de pulmón”.

Además destacan que las mujeres embarazadas que consumen demasiada vitamina A durante el tiempo de gestación se arriesgan a que el bebé pueda presentar defectos de nacimiento, pero este riesgo no aplica para el betacaroteno que es la forma de vitamina A que está en ciertos vegetales, como las zanahorias y en algunos suplementos dietéticos.

Las  mujeres embarazadas deben tomar suplementos vitamínicos bajo estricta supervisión médica. (Getty Creative)
Las mujeres embarazadas deben tomar suplementos vitamínicos bajo estricta supervisión médica. (Getty Creative)

Por otra parte, aunque los suplementos vitamínicos no suelen interactuar con otros medicamentos, es muy importante tener en cuenta que sí hay excepciones. La institución señala, por ejemplo, que si se toman medicamentos para reducir la coagulación de la sangre, es necesario consultar al médico, puesto que si tienen vitamina K, se reduce la eficacia del medicamento, mientras que la vitamina E los potencia, lo que aumenta el riesgo de hemorragias. Esta recomendación es fundamental para las personas mayores de 65 años, quienes toman por lo menos cinco medicamentos al día, según AARP, organización sin fines de lucro dedicada a generar información para personas mayores de 50 años.

En conclusión, antes de correr al supermercado a llenarnos de envases de vitaminas porque leímos en una revista que nos ayudan a mejorar la salud, hagámonos el favor de consultar al especialista. Quienes ameritan suplementos de vitaminas suelen ser personas que siguen ciertas dietas que limitan la ingesta de algunos alimentos; quienes padecen algunas condiciones que les impiden la absorción de nutrientes; quienes han tenido alguna intervención quirúrgica como un bypass gástrico, que obliga a los pacientes a ingerir nutrientes para toda la vida, entre otros casos. No juguemos con nuestra salud.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Bebidas vegetales que sustituyen la leche de vaca