Niños con autismo, ¿harían más berrinches?

Los problemas de comunicación y los berrinches suelen ocurrir en los niños con autismo. ¿Esto se deberá a la falta de habla? Un estudio quiso averiguarlo y encontró algo sorprendente.

A decir de la reciente investigación, los berrinches se producen con la misma frecuencia entre los niños que no tienen problemas con el habla y de lenguaje. Fue dada a conocer por el Journal of Development and Physical Disabilities.

Con frecuencia, el autismo afecta la comunicación con el entorno. Foto: Mayte Torres / Getty Images

“El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende”. Así lo señala el portal médico MedlinePlus.

Aunque la comunicación suele ser un problema en esta condición, el estudio encontró que los niños con autismo que tienen un habla clara y una capacidad alta de comunicación presentan los mismos berrinches que quienes no.

La investigación analizó el lenguaje y la frecuencia de los berrinches en 240 niños con autismo, de 15 a 71 meses de edad. Se les aplicaron pruebas estandarizadas de inteligencia y de lenguaje. Las mamás de los pequeños clasificaron la frecuencia de los berrinches y la inteligibilidad del habla en una escala de 4 puntos.

De acuerdo con el resultado, la diferencia de rabietas entre niños con y sin autismo fue de menos del 3%.

El autismo y la comunicación

“Hay una creencia errónea habitual y generalizada de que los niños con autismo tienen más pataletas porque tienen dificultades para comunicar sus deseos y necesidades a sus cuidadores y otros adultos”. Así lo indicó la investigadora principal del estudio, la doctora Cheryl Tierney, en un comunicado de prensa del Hospital Pediátrico de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Y agregó: “La creencia es que la incapacidad de expresarse con el habla y el lenguaje es el motivo principal de estas conductas. Pero encontramos que solo un porcentaje muy pequeño de berrinches son provocados por la incapacidad de comunicarse bien con los demás”.

Según retoma el portal médico HealthDay News, los hallazgos del estudio descartarían los problemas con el habla y el CI como la causa principal de los berrinches en los niños con autismo. Sin embargo, señala, hace falta mayor investigación para saber con exactitud el origen de estas conductas.

¿Qué te parece? ¿Qué opinas de lo que encontró este estudio? ¿Qué medidas consideras que podrían funcionar para ayudar a la comprensión de lo que viven las personas con autismo? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Collares de dentición podrían causar estrangulación
Adultos activos ganarían nueve años ‘biológicos’