Anuncios

Patrick Dempsey, el actor que encontró su verdadera pasión mientras triunfaba en Hollywood

La estrella de 'Grey's Anatomy' se encuentra en México para vivir su nueva aventura

Mientras Patrick Dempsey rompía corazones a través de 'Grey's Anatomy', descubría su verdadera pasión lejos de los focos de Hollywood (Kelsey McNeal/Walt Disney Television via Getty Images)
Mientras Patrick Dempsey rompía corazones a través de 'Grey's Anatomy', descubría su verdadera pasión lejos de los focos de Hollywood (Kelsey McNeal/Walt Disney Television via Getty Images)

Patrick Dempsey estuvo varias décadas transitando los pasillos de Hollywood hasta que el reconocimiento internacional tocó a su puerta. Apareció en decenas de capítulos en todo tipo de series, hizo personajes secundarios en cine y muchas audiciones (como el casting para el Dr. House), hasta que finalmente obtuvo su recompensa con un papel que enamoró al mundo entero. Tenía 39 años cuando se convirtió en el doctor más carismático de la televisión en Grey's Anatomy, siendo la voz de la razón, el romance empedernido, la lealtad y la paciencia en la aclamada serie de médicos.

Sin embargo, durante todo ese tiempo remando hasta encontrar su gran oportunidad, se escondía otra pasión. Una que no sabía que tenía pero que cambió su vida cuando la descubrió de pura casualidad y que actualmente lo llevó hasta México recibiendo el cariño de cientos de fans.

Nacido en Maine el 13 de enero de 1966, Patrick Dempsey se lanzó a la actuación siendo un veinteañero. Hizo teatro, cine y televisión, escalando posiciones poco a poco, sin terminar de brillar del todo en el mar infinito de actores que conviven en la misma industria. Pero sin nunca darse por vencido. Fue uno de los novios de Will en tres episodios de Will y Grace, el prometido de Reese Witherspoon en No me olvides (2002) y actor nominado al Emmy como invitado por Once and Again. Pero entonces, en 2005, entró al casting para el papel de Derek Shepard y todo cambió. La creadora de la serie, Shonda Rhimes (Bridgerton, Scandal), supo enseguida que era el indicado.

Su padre era vendedor de seguros y, según conto el actor a GQ en 2022, nunca estuvo muy convencido de la profesión que había elegido su único hijo varón (Patrick tiene dos hermanas). A su madre, una secretaria escolar, tampoco le causaba mucha gracia su papel en Grey's Anatomy. Básicamente porque no le gustaban las series de médicos.

No obstante, aunque sus padres no lo vieran con los mismos ojos, el éxito de la serie disparó su popularidad. Las ofertas no tardaron en lloverle, siendo el protagonista masculino de un taquillazo como Encantada (2007), exprimiendo su nueva faceta como héroe romántico en Quiero robarme a la novia (2008) o probando con el blockbuster a través de Transformers: El lado oscuro de la luna (2011).

Sin embargo, en ese mismo momento que había conseguido alcanzar su meta profesional, nació otra pasión que no sabía que anidaba en sus adentros: la velocidad al volante. Y sin saber que terminaría dándole más logros que su carrera artística.

Patrick Dempsey participó en varias carreras de Le Mans 24 Horas. Incluso llegando al podio.  (Foto de Guy Durand/Gamma-Rapho via Getty Images)
Patrick Dempsey participó en varias carreras de Le Mans 24 Horas. Incluso llegando al podio. (Foto de Guy Durand/Gamma-Rapho via Getty Images)

Curiosamente, si bien su padre amaba las carreras automovilísticas y solían ver juntos diferentes competiciones, como el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 o el Indianápolis 500, a Patrick Dempsey no se le había ocurrido probar suerte detrás del volante. Le gustaban los autos. Incluso se compró su primer Porsche (tiene una colección impresionante de autos) en 1987 con el cheque que recibió por su trabajo en la película Novia se alquila, como contó a CNN en 2017. Hasta que una casualidad del destino le encendió la lamparita.

Patrick descubrió su verdadera pasión cuando su esposa le regaló un curso de tres días en una escuela de carreras para su cumpleaños. Y ese momento lo cambió todo. “Abrió la caja de Pandora”, dijo a GQ. Cosas del destino, como quien dice. Entonces supo que su cuerpo le pedía adrenalina. Que había encontrado su destino.

Tenía 38 años cuando decidió dar el salto profesional como corredor automovilístico, poco antes de conseguir el papel en Grey's Anatomy. Y una cosa terminó ayudando a la otra. Porque gracias al éxito de la serie pudo conseguir apoyo y espónsores para lanzarse a la aventura. Incluso tiene su propio equipo, Dempsey-Proton. “Cometí el error de comprar un equipo y realmente comprendí cómo gastar dinero, pero no me arrepiento en absoluto”, dijo a GQ.

Entre 2012 y 2016 prácticamente no se dejó ver por la pantalla, apareciendo únicamente en Grey's Anatomy mientras se dedicaba de lleno a su pasión. Fue en ese momento que justamente abandonó la serie con la muerte de su personaje tras 10 años interpretándolo. Ironías de la vida: Derek moría en un accidente con un Porsche Cayenne, la misma marca de autos que conduce sobre las pistas.

Patrick Dempsey llegó al podio como corredor y co-propietario del equipo Dempsey-Proton, como en la carrera de resistencia de las 24 horas de Le Mans en 2018 (Foto de Jean-Francois Monier/AFP via Getty Images)
Patrick Dempsey llegó al podio como corredor y co-propietario del equipo Dempsey-Proton, como en la carrera de resistencia de las 24 horas de Le Mans en 2018 (Foto de Jean-Francois Monier/AFP via Getty Images)

Debutó como corredor del 24 Horas de Le Mans en 2009 con una Ferrari F430 GT2, en pleno auge de Grey's Anatomy. Quedó noveno en su clase (30 en la general). Repitió en 2013, 2014 y 2015, mejorando en el podio hasta terminar en la segunda posición de su clase (22 en la general) con un Posche 911 RSR. Incluso, en 2015, el equipo ganó la ronda de Fuji del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA.

Y si bien ha vuelto a la actuación (desapareció de nuevo entre 2018 y 2021) dejándose ver en la serie de televisión Devils y la secuela Desencantada, desde que descubrió el amor por la velocidad, explorar, sentir y vivir esa pasión habrían sido su prioridad.

Por ejemplo, en la mencionada entrevista a GQ dijo que, cuando está sentado al volante en una carrera, siente “que todo encaja”. “Tienes el ritmo adecuado y tu mente simplemente deja de pensar y estás presente. Es muy limpiador mentalmente. Es muy zen, la sensación de estar al límite pero en control”, explicaba.

Desde entonces ha competido en todo tipo de carreras y actualmente varios fans lo captaron llegando a Veracruz, México, donde participará en la Carrera Panamericana 2023 entre el 13 y 19 de octubre.

Aunque próximamente vayamos a verlo en la película de Michael Mann, Ferrari (no podía faltar en esta producción) interpretando al piloto italiano Piero Taruffi, ese amor que descubrió de pura casualidad es la gran motivación profesional que lo alimenta cada día.

“Me siento más vivo cuando estoy en la pista”, dijo. “Cuando no estoy allí, la vida se siente entumecida”.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ryan Reynolds cree que la crianza de hoy en día tiene más herramientas

La pelea de Ellen Pompeo y Denzel Washington que sacudió el set de 'Grey's Anatomy'

Nicole Kidman y el fantasma del pasado que vuelve para atormentarla

El romance que jamás habría sido un clásico sin Robert Redford y su ego inflado