Anuncios

Premios Oscar 2024: ¿quién se quedará con la estatuilla al mejor director? Solo Scorsese puede arruinar la fiesta de Christopher Nolan

El británico Christopher Nolan y el estadounidense Martin Scorsese
El británico Christopher Nolan y el estadounidense Martin Scorsese
  • Nominados al Oscar al mejor director: Justine Triet (Anatomía de una caída), Yorgos Lanthimos (Pobres criaturas), Martin Scorsese (Los asesinos de la luna), Jonathan Glazer (Zona de interés), Christopher Nolan (Oppenheimer).

  • Va a ganar el premio: Christopher Nolan

  • Debería ganar: Martin Scorsese

Si bien es muy poco probable que se quede con un nuevo Oscar, la próxima ceremonia de entrega de los premios establecerá un nuevo récord para el vital Martin Scorsese quien, a los 81 años, es el director nominado de mayor edad (hasta el momento lo era John Huston por El honor de los Prizzi, cuando tenía 79), y es también el realizador vivo más nominado en esta categoría, superando a otros veteranos de Hollywood como Steven Spielberg (9 candidaturas), Woody Allen (7), Francis Ford Coppola (4) y Clint Eastwood (4). Aunque parezca increíble, Scorsese (Taxi Driver, Toro salvaje, Buenos muchachos, Cabo de miedo y un largo etcétera), apenas ganó en toda su impresionante carrera un Oscar por Los infiltrados y está a tan solo dos nominaciones de igualar a William Wyler como el director más nominado en toda la historia de la Academia. Y si bien existe un claro candidato en esta ceremonia, que no es él, quizás Scorsese –en virtud de su enorme carrera y prestigio– tuerza el destino y se lleve su segundo Oscar a casa por una película que es toda una demostración de su monumental talento. En Los asesinos de la luna, el caso real de las misteriosas muertes de la tribu Osage en Oklahoma en la década del 20 es retratado con un afiatado clasicismo: su habitual épica criminal se muestra con pausada gravedad y creciente pulso, marcando como un orfebre la construcción de un relato tan complejo como fascinante sobre la maldad.

Scorsese con su Oso de Oro a la trayectoria en el festival de Berlín, hace apenas diez días: algunos analistas creen que el peso de su carrera puede dar una sorpresa en lo que hasta ahora es casi un monólogo de Nolan
Scorsese con su Oso de Oro a la trayectoria en el festival de Berlín, hace apenas diez días: algunos analistas creen que el peso de su carrera puede dar una sorpresa en lo que hasta ahora es casi un monólogo de Nolan - Créditos: @JOHN MACDOUGALL

El de mejor director nunca es un rubro fácil, y tampoco su anuncio estuvo exento de polémicas: Greta Gerwig, la directora de la película que le devolvió el aliento a las salas de cine con Barbie, se quedó sin su merecida nominación. Puede decirse que su lugar fue ocupado por la francesa Justine Triet, quien consiguió la doble revancha de tener a su impactante Anatomía de una caída nominada como mejor película –Francia no la envió como su representante en el rubro de Película Internacional–. Triet es la octava directora nominada en la categoría desde que Lina Wertmüller inauguró la presencia femenina en un tardío 1977. Con la enorme visibilidad otorgada por la Palma de Oro del Festival de Cannes, el film de Triet tiene en total cinco nominaciones y ya se quedó con dos Globo de Oro, los premios Lumière, los European Film Awards y varios premios de asociaciones de críticos de los Estados Unidos. La historia de si la muerte del esposo de la escritora Sandra Voyter (Sandra Hüller, también nominada) fue un crimen o un accidente conquistó la valoración de la crítica, particularmente por el trabajo de cámara en lo que muestra y deja fuera de la mirada del espectador. No le alcanza para ganar y principalmente porque otra película surgida fuera de Hollywood le resta chances.

A Triet muy probablemente le arrancará el Oscar a la mejor película internacional Jonathan Glazer por su impactante Zona de interés. En esta categoría, mejor director, Triet y Glazer se restan votos mutuamente, al ser los dos directores extranjeros que tienen a su película entre las diez nominadas de la categoría central. El principal respaldo de Glazer viene de los Bafta, donde se quedó con los lauros a mejor sonido, mejor película de habla no inglesa y mejor película británica. El film, que retrata la cotidianeidad de Rudolf Höss y su familia –muro de por medio se desarrollaba la barbarie en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, que el jerarca nazi comandaba– sirvió a Glazer para mostrar su temple en el manejo de cámara, que retrata la vida de los verdugos con distanciada frialdad, como si fuera un reality. Aunque Glazer no va a ganar, como se dijo, su Oscar es la gran candidata a la Mejor Película Internacional.

La directora  Justine Triet posa en los Globos de Oro, en enero último, con sus dos premios, mejor guion y mejor película en idioma no inglés por Anatomía de una caída
La directora Justine Triet posa en los Globos de Oro, en enero último, con sus dos premios, mejor guion y mejor película en idioma no inglés por Anatomía de una caída - Créditos: @ROBYN BECK

Otro realizador que tiene pocas probabilidades de levantarse de su asiento del teatro Dolby el próximo domingo es el griego Yorgos Lanthimos, otro de los grandes nominados de la noche. Su film Pobres criaturas tiene once nominaciones y muchas chances en la categoría actriz y algunos rubros técnicos. Lanthimos saltó a la fama mundial con Canino, que fue nominada al Oscar como mejor película en lengua no inglesa en 2011, y desde entonces desarrolló un ascendente camino en Hollywood gracias a las películas protagonizadas por Colin Farrell como Langosta (que le brindó otra nominación al Oscar al mejor guion original), y luego El sacrificio del ciervo sagrado para desembarcar finalmente en la industria norteamericana con La favorita, protagonizada por Olivia Colman y Emma Stone, y que le otorgó su primera nominación al Oscar como Mejor Director. Su particular mirada sobre la alienación y su negra ironía parecen condensar todas las inquietudes de sus anteriores trabajos en Pobres criaturas. A pesar del León de Oro de Venecia y otros 92 premios y más de 400 nominaciones en todo su recorrido internacional, la suerte personal de Lanthimos será escasa, aunque su película puede subir varias veces a recibir premios.

De local, Nolan posa ante las cámaras con sus dos premios Bafta, a la mejor película y al mejor director por Oppenheimer
De local, Nolan posa ante las cámaras con sus dos premios Bafta, a la mejor película y al mejor director por Oppenheimer - Créditos: @JUSTIN TALLIS

Diferente es el camino de Christopher Edward Nolan, que con su Oppenheimer sigue su marca ascendente hacia el Oscar (su película lidera las nominaciones con 13 candidaturas). De ganar, será la primera vez que el cineasta nacido en Londres se lleve un premio pese a las nominaciones recibidas por su labor como guionista (Memento y El origen), y como realizador por Dunkerque. Recientemente, Nolan y su película recibieron los principales premios de la Academia Británica de Cine y sumó a la lista de premios el Globo de Oro, el Critics Choice, el Directors Guild of America y el de la mayoría de las asociaciones de críticos de los Estados Unidos, así como el del poderoso gremio de productores (PGA), que le dan un fuerte espaldarazo para que el director celebre el próximo domingo 10.