Anuncios

Priscilla Presley asiste con 'nerviosismo' al inminente estreno de una película sobre su vida

Priscilla Presley credit:Bang Showbiz
Priscilla Presley credit:Bang Showbiz

Priscilla Presley lleva varios meses en el centro del debate. En enero de este año, la matriarca del clan Presley sufrió el golpe más duro de su vida con la muerte de su hija Lisa Marie Presley, quien sufrió un infarto agudo de miocardio y pereció con tan sólo 54 años. A este trágico suceso se unió, poco después, una agria disputa con su nieta Riley Keough, hija de la fallecida, por la herencia de la malograda cantante y la tutela de todos esos bienes y propiedades que heredó del mismísimo Elvis, como la afamada finca Graceland.

Priscilla impugnó el testamento de Lisa Marie, aduciendo que las modificaciones que se habían hecho en el texto en 2016, por las que se cedía el control efectivo de toda la fortuna a la citada Riley y la dejaban a ella fuera de la toma de decisiones, eran ilegales y fruto de una falsificación de la firma de Lisa Marie. La respuesta de su nieta fue contundente: cambió las cerraduras de Graceland para impedir el acceso de su abuela, pero posteriormente negoció con ella una solución para zanjar rápidamente el asunto. Priscilla recibió de Riley un millón de dólares y la joven accedió a su petición de ser enterrada dentro de la propiedad familiar, cerca de su antiguo esposo.

Las aguas han vuelto a su cauce en la familia Presley, al menos en apariencia, pero la figura de Priscilla sigue generando un gran interés en la opinión pública estadounidense, incluso un punto de intriga. Eso explica que la directora Sofia Coppola haya decidido rodar una cinta biográfica sobre su vida que llevará el título de 'Priscilla'. El proyecto cuenta con el beneplácito de la propia artista, quien tuvo ocasión de ver el metraje final el pasado mes de mayo y quedó encantada con el resultado.

No obstante, a medida que se acerca el día del estreno, la exmujer de Elvis no puede evitar verse invadida por el nerviosismo. La actriz, de 78 años, espera que los espectadores valoren debidamente su azarosa trayectoria y que el filme no provoque más polémicas innecesarias. Lo cierto es que, a juicio de ella, Coppola ha hecho un gran trabajo con el retrato tan fidedigno y "emotivo" que ha hecho para condensar su vida en algo menos de dos horas.

"Cuando vi la película, traté de separarme de todo ello y verla como una más. Pero al final no pude evitar emocionarme. Sólo tenía 14 años. Miras atrás y dices: '¿Por qué yo? ¿Por qué acabé ahí? Conduciendo una limusina y entrando en Graceland con Elvis. Sí, estoy nerviosa porque es mi vida. La gente que vea la película vivirá esa vida conmigo. Y sólo puedo esperar y rezar para que lo entiendan bien. Que entiendan mis sentimientos, mis momentos de dolor y mi sensibilidad", ha reflexionado en conversación con The Hollywood Reporter.