Anuncios

La pelea de ficción que Rob Lowe y Tom Cruise llevaron muy lejos: "Estaba listo para matarme"

Los actores estadounidenses Patrick Swayze, Matt Dillon, Rob Lowe, Emilio Estevez, Ralph Macchio, Thomas C. Howell y Tom Cruise en el set de The Outsiders, dirigida por Francis Ford Coppola. (Foto de Sunset Boulevard/Corbis a través de Getty Images)
Los actores estadounidenses Patrick Swayze, Matt Dillon, Rob Lowe, Emilio Estevez, Ralph Macchio, Thomas C. Howell y Tom Cruise en el set de The Outsiders (Rebeldes), dirigida por Francis Ford Coppola. (Foto de Sunset Boulevard/Corbis a través de Getty Images)

Por Teresa Aranguez.- Hace 40 años, después de elevar su carrera a la cima de Hollywood con El padrino y Apocalipsis ahora, a Francis Ford Coppola se le ocurrió reunir a un grupo de jóvenes actores sin saber que iban a convertirse en futuras estrellas. Se trataba de Rebeldes (The Outsiders), un drama que adaptaba la novela homónima de S.E. Hinton y que estuvo protagonizado por figuras que no tardarían en saltar al estrellato como Matt Dillon, Ralph Macchio, Patrick Swayze, Emilio Estevez, Diane Lane, Rob Lowe y el mismísimo Tom Cruise. Sin embargo, lo que pasó en aquel set se veía venir. Porque ya sea por un problema de egos o la testosterona del momento, los dos últimos terminaron a los golpes en pleno rodaje.

Dicen que todo, desde la perspectiva del tiempo, se ve con otros ojos. Y lo que ayer suponía un drama, hoy se reduce a una anécdota graciosa. Lo sucedido entre Rob Lowe y Tom Cruise no sé si les hizo tanta gracia en su momento, pero igual uno de ellos lo contó con bastante sarcasmo y sentido del humor.

Rob Lowe fue quien destapó la perdiz. Tal vez porque creería que después de alcanzar el estrellato internacional, a su compañero no le importaría. Así que se dejó llevar y compartió, sin filtro, lo que vivió junto al protagonista de Top Gun desde el minuto que se conocieron en el hotel. Según contó al podcast Armchair Expert with Dax Shepard en 2020, la tensión comenzó antes de meterse de lleno en el rodaje.

Uno de esos encontronazos tuvo lugar en Nueva York, donde parte del equipo se había trasladado desde Los Ángeles para continuar con las pruebas y audiciones. "Éramos un servidor, Tom Cruise, Emilio (Estevez) y C. Thomas Howell", explicó el actor a Dax Shepard. "Era la primera vez que me quedaba en el Hotel Plaza. Cuando nos tocó registrarnos y Tom se dio cuenta que compartíamos habitación, se enojó muchísimo", recordó entre risas. Algo que suponemos, en aquel momento, fue de todo menos divertido. "Para mí, lo bueno de esta historia, es que hay ciertas personas que siempre han sabido quiénes son, y ese elemento de ellos les ha dado el poder de estar donde están hoy. El resto es historia", añadió.

Los actores estadounidenses Rob Lowe, Tom Cruise y Emilio Estevez en la proyección de estreno de la película para televisión 'In The Custody of Strangers', dirigida por Robert Greenwald, Beverly Hills, California, 22 de abril de 1982. Lowe y Estevez usan chaquetas blancas con camisas de cuello abierto y Cruise lleva una chaqueta más oscura; Lowe y Cruise también usan corbatas y tienen cuellos hacia arriba en sus chaquetas. (Foto de Frank Edwards/Fotos Internacional/Getty Images)

En otras palabras, que Tom Cruise podría tener los humos subidos o, simplemente, tener su meta fijada para llegar lejos en Hollywood. "Que un chico de 18 años con un par de papelitos cortos en dos películas como Endless love y Taps, tuviera ese tipo de comportamiento, es sorprendente", siguió opinando Lowe con cierta ironía. Según él, más que enfadarse, lo que le provocó fue mucha risa. "Recuerdo pensar: 'Wow, este tipo va en serio. Me hizo reír, fue sublime. Pero al final, no puedes negar una realidad. Siempre tuvo las cosas muy claras desde el día uno", continuó.

La relación entre ambos no había comenzado con buen pie y siguió en la misma línea durante el rodaje.

Al parecer, la competitividad y las ansias de Tom por hacerlo todo perfecto formaban parte de su ADN artístico desde el principio. Por ejemplo, no necesitó dobles para algunas de sus escenas más peligrosas en Rebeldes. "Terminó siendo el único que pudo hacer la voltereta hacia atrás. Está en Rebeldes, sin razón alguna", dijo Rob.

Lo que también está en la cinta son muchas peleas. Aquello era una fiesta de golpes constantes. Por supuesto, todas como parte del guion. Pero, como chicos jóvenes y cargados de energía, a veces esos golpes o peleas podían alargarse o agravarse más de lo debido. Y es ahí donde, de nuevo, según contó Rob Lowe, su compañero se lo tomó más en serio de lo normal y la cosa se fue de las manos.

"Todos nos matamos a golpes unos a otros", dijo refiriéndose a todo el equipo de actores en una entrevista a The Daily Telegraph en 2011 recordando que golpeó a su compañero en la nariz, quien le respondió con tanta intensidad que el resto del reparto tuvo que separarlo.

"Le di un golpe limpio a Tom, pero Tom es un lunático tan competitivo, que es lo que me encanta de él, pero lo siguiente que pasó es que ¡estaba listo para matarme!", dijo a la publicación.

Para quitarle un poco de hierro al asunto, lo suavizó añadiendo que, en realidad, todos eran bastante competitivos. "No solo Tom. Éramos unos duros... Pero Tom es mucho Tom. Es como comparar ahora a los Estados Unidos y a China. Si tú tratas a China como un enemigo, sin duda se convertirá en uno. Fue todo bien, pero él era el único de quien estaba preocupado", compartió de esta anécdota.

Uno de los motivos que quizás habrían provocado la tensión por parte de Tom Cruise fue que los dos compitieron por el mismo personaje durante el proceso de casting. No obstante, aunque Cruise era el que tenía más experiencia de los dos, Rob Lowe consiguió el papel después de que Tom se bloqueara en la audición. Por eso, si tenemos en cuenta la ambición del actor de Misión Imposible y su conocido perfeccionismo, tal vez podemos comprender el arrebato que describe Rob Lowe.

Más allá de rivalidades y egos, los números y los hechos hablan por sí solos. Y aquel grupo de actores incipientes convirtieron a Rebeldes en un éxito rentable. La cinta recaudó $33,7 millones, frente a los $10 millones de presupuesto invertido, según Box Office Mojo. Pero, quizás, lo más importante a destacar es que sus actores se abrieron paso en la industria. Cada uno a su manera, con sus éxitos, fracasos o escándalos, aunque ninguno llegó a tocar la cima con las manos como sigue haciendo Tom Cruise a sus 61 años.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Tom Cruise asegura que hacer películas "es un privilegio"

'Oficial y caballero': cuando el cine nos engañó con la química entre Richard Gere y Debra Winger

Un papel y una traición, el origen del rencor de Alec Baldwin con Harrison Ford

Jean-Claude Van Damme y Dolph Lundgren, una rivalidad de mentira en Hollywood