Anuncios

'Venganza silenciosa' y la oportunidad de repetir la hazaña de 'Un lugar en silencio' en el cine de acción

El director John Woo regresa a Hollywood con una película que repite la táctica de la ausencia de diálogos

Joel Kinnaman protagoniza la nueva apuesta del cine de acción que llega a cartelera, 'Venganza Silenciosa'. (Foto: Carlos Latapi/Lionsgate/Corazón Films)
Joel Kinnaman protagoniza la nueva apuesta del cine de acción que llega a cartelera, 'Venganza Silenciosa'. (Foto: Carlos Latapi/Lionsgate/Corazón Films)

Apostar por lo silente en el cine de género es un movimiento que ha dado buenos resultados en los últimos años. Un ejemplo claro es el de Un lugar en silencio, la película de Emily Blunt y John Krasinski que al priorizar el silencio y el sonido ambiental por encima de lo conversacional nos dio uno de los ejercicios de terror más estimulantes de la última década. Lo mismo con otros títulos recientes como Nadie podrá salvarte, la cinta de extraterrestres de Starz+ cuya ausencia de diálogos ofreció un reivindicable ejercicio de tensión ampliamente aclamado por crítica y público.

Y es que tipo de propuestas han establecido un camino a seguir en Hollywood, y solo hay que ver que ahora también llega a las salas una cinta que lleva esta misma idea al cine de venganza y acción, dándole la capacidad de revolucionar el género sin renunciar a lo extrema y a lo grandilocuente que siempre lo han caracterizado.

Hablo de Venganza silenciosa, la película que nos trae el regreso a Hollywood de John Woo, el director chino responsable de Misión Imposible 2 y considerado como uno de los revolucionarios del cine asiático de acción. Después de abandonar la meca del cine en los 2000, cuando entregó su clásico con Tom Cruise y otros títulos como Códigos de guerra con Nicolas Cage o El pago con Ben Affleck, ha optado por hacer nombre a su reputación y rodar una cinta sin diálogos, un título que prioriza el poder violento y sugerente de las imágenes y deja de lado la verborrea.

Para ello, ofrece una historia navideña de venganza, un relato de cómo un padre se toma la justicia por su cuenta después de que en Nochebuena una batalla entre bandas callejeras acabara accidentalmente con la vida de hijo. Protagonizada por Joel Kinnaman (Escuadrón Suicida) y la actriz colombiana Catalina Sandino Moreno (La saga Crepúsculo: Eclipse), se nutre de la ausencia de diálogos para entrar en la psicología de sus personajes, para transmitirte su sensación de rabia y agobio y hacerte más partícipe de la acción, que no escatima en intensidad violenta.

El enfoque es todo un lujo en los primeros minutos de metraje, cuando ni siquiera sabes qué está ocurriendo y te ves inmerso en una pesadilla donde cada elemento dispone de un fuerte poder de sugestión. Sumado a la acción, tejida con secuencias extremadamente violentas y coreografiadas a un ritmo que deja sin respiración, es difícil no caer rendido ante Venganza silenciosa. Sin embargo, este ritmo no tarda en decaer y la película se ve sin ideas para exprimir las muchas virtudes de este rompedor enfoque silente.

Terminado el primer acto, lo que se presentaba como sugerente e introspectivo acaba sumido en la reiteración y la monotonía. La cinta se vuelve machacona con los sentimientos del padre hacia su hijo asesinado, repitiendo una y otra vez ideas que apelan a la desesperada emoción del espectador. Al principio funciona, pero cuando has visto lo mismo tantas veces uno acaba saturado y solo busca que llegue la siguiente escena de acción, que al fin y al cabo es a lo que hemos venido.

Joel Kinnaman como Godlock 'Venganza Silenciosa'. (Foto: Carlos Latapi/Lionsgate/Corazón Films)
Joel Kinnaman como Godlock 'Venganza Silenciosa'. (Foto: Carlos Latapi/Lionsgate/Corazón Films)

Además, la ausencia de diálogos pasa a ser algo intrascendente, puesto para el avance argumental se recurre a explicaciones en texto a través de periódicos, carteles o fotografías que ejercen su misma función. Al final, exceptuando su sobresaliente tramo inicial, te acabas percatando de que Venganza silenciosa hubiera funcionado exactamente igual si las conversaciones hubieran hecho acto de presencia, lo que inevitablemente lleva a pensar que, pudiendo haber significado lo mismo que Un lugar en silencio para el terror, ha desperdiciado una oportunidad de oro para dar una vuelta de tuerca al cine comercial de Hollywood de venganza.

Afortunadamente, no evita que salgamos del cine satisfechos. Como digo, la acción está tan bien coreografiada, alcanza tal grado extremo de violencia y tiene secuencias tan hipnóticas (sobre todo en su tramo final), que es difícil no resistirse a su propuesta y pensar en lo mucho que ha perdido Hollywood todos estos años sin un director como John Woo. Para que se hagan una idea, creo que está a la altura de cintas top del género como John Wick, incluso va un paso por delante en su ejecución violenta. Eso sí, se siente más de lo mismo, detalle que podría haber esquivado si hubiera aprovechado al 100% las ideas sugerentes y psicológicas a las que apuntaba con su ausencia de diálogos.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine 54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Ana de Armas considera el rodaje de de 'Ballerina' 'muy exigente'

La derrota de Tom Cruise en los Óscar que casi cancela uno de sus primeros clásicos

La vuelta de tuerca de Joaquin Phoenix a 'Napoleón' sorprende más que la acción épica

'Viernes negro' recupera la grandeza de Freddy Krueger o Jason Voorhees con un ingrediente para hacer historia