Yalitza Aparicio, el camino a convertirse en un 'viejo lobo de mar' ante la prensa

Aline Cerdán Verástegui
91st Academy Awards - Oscars Arrivals - Red Carpet - Hollywood, Los Angeles, California, U.S., February 24, 2019 - Yalitza Aparicio wears Rodarte. REUTERS/Lucas Jackson     TPX IMAGES OF THE DAY
REUTERS/Lucas Jackson

El lanzamiento en 2018 de la cinta 'Roma', de Alfonso Cuarón, cambió la vida de Yalitza Aparicio por completo. La joven oaxaqueña fue de ser una profesora de preescolar que jamás se había visto representada en el esplendoroso mundo de Hollywood, a una de las estrellas más fotografiadas en algunas de las alfombras rojas del mundo del espectáculo. Con varias nominaciones a premios, incluyendo un Oscar.

Sin embargo, no todo fue color de rosa, y el fugaz ascenso a la fama de Aparicio trajo consigo críticas sobre su “preparación” y su imagen, exponiendo los problemas de discriminación dentro de una sociedad que parecía más interesada en hablar de su apariencia que de sus logros como la primera mujer indígena en obtener una nominación al Oscar como Mejor Actriz.

Tratando con periodistas

Además de aprender a disfrutar de los placeres que vienen con el éxito que ha alcanzado, parece que la actriz se ha ido rodeando de un grupo de asesores que le han ayudado a manejar a la prensa y sus preguntas con más comodidad que hace un año, cuando la fama la alcanzó de forma repentina y quizá con poca preparación para la euforia que ocasionaría.

Sus encuentros más recientes con los medios han mostrado a una Yalitza más segura de sí misma, hablando con más soltura y eligiendo con prudencia en qué temas meterse y en qué temas es mejor permanecer neutral.

También te puede interesar: La traición de Tarantino a Sharon Tate en Once upon a time in... Hollywood

Cuando le preguntaron su opinión sobre la protesta de mujeres contra la violencia de género en la Ciudad de México, la estrella de ‘Roma’ dijo estar feliz de haber visto a tantas personas reunidas para manifestarse. Hablando también sobre la agresión hacia reporteros, y explicando que “Desafortunadamente, a veces cuando ya están reunidas demasiadas personas, pues se salen de control algunas cosas”.

La actriz también aprovechó para desmentir rumores de que cobra a sus fans hasta 30 mil pesos por fotografía y destacó lo importante que es informarnos antes de opinar. “No puedes decir a la deriva cosas que pueden dañar a otra persona”.

Yalitza Aparicio. Foto: Luis Acosta/AFP/AFP/Getty Images)
Yalitza Aparicio. Foto: Luis Acosta/AFP/AFP/Getty Images)

Yalitza del pasado

Aparicio ha aprendido a no escuchar a quienes la critican, y no permite que personas que no la conocen bajen su autoestima. Pero llegar a este punto en el que se le ve tan cómoda frente a sus entrevistadores ha tomado tiempo. Sus primeros encuentros con los medios fueron un poco menos agraciados, con una Yalitza más insegura y considerablemente menos experimentada.

Después del estreno de ‘Roma’, el interés de los medios por la joven actriz se fue multiplicando. Pero mientras sus primeras entrevistas carecen de la preparación necesaria para tratar con reporteros, con momentos inseguros y tropiezos, no le ha tomado mucho tiempo tomar las riendas.

Y es un talento bastante necesario, considerando lo implacable que puede ser la prensa mexicana con ella y con su familia. Hay quienes dicen que ha tenido que usar señuelos para que poder salir tranquilamente de un lugar, y se le ha criticado por esconderse de fotógrafos en aeropuertos y por la cantidad de seguridad que requirió durante su visita a la Guelaguetza.

También te puede interesar: ‘La fea más bella’, la ironía detrás de la triste historia de Angélica Vale

Proyectos a futuro

Quienes pensaban que han visto lo último de la oaxaqueña no podrían estar más equivocados. Yalitza mencionó que tiene algunos proyectos en puerta, de los que parece aún no puede hablar mucho. Aún así aclaró que en su futuro hay tanto planes para seguir actuando, como para seguir formando parte de campañas sociales.

La actriz le dijo a Newsweek que Roma le ha traído una responsabilidad social que no puede ignorar. “Yo lo que busco es la igualdad de derechos y oportunidades”.