Anuncios

Amazon le hace la competencia a 'The Crown' con otro escándalo de la familia real

Amazon prepara una serie sobre la entrevista que disparó el escándalo del príncipe Andrés

'The Crown' llega a su fin el 14 de diciembre y la competencia ya tiene un reemplazo entre manos. (Foto de Mike Kemp/In Pictures via Getty Images)
'The Crown' llega a su fin el 14 de diciembre y la competencia ya tiene un reemplazo entre manos. (Foto de Mike Kemp/In Pictures via Getty Images)

The Crown ha sido un pilar infalible para Netflix y su posición en la competencia del streaming. La serie que repasa el reinado de Isabel II y los entresijos personales de su familia arrasó con cada temporada, cautivando al público, generando curiosidad, conversación y debate mientras los primeros capítulos de la sexta están liderando las visualizaciones en la mayoría de países (según Flix Patrol). Pero la historia se termina (el 14 de diciembre) y parece que la competencia no piensa perder el tiempo para aprovechar el hueco que queda vacío.

Y es que Amazon habría encontrado la manera de darle a Netflix donde más puede dolerle con una serie que prevé adentrarse en otro capítulo mediático y escandaloso de la familia real británica. Porque después de repasar el matrimonio de la reina Isabel II, su relación con su hermana e hijos y los escándalos en torno al affaire entre Carlos y Camila, así como la imposición mediática que atrajo la figura de Diana, la competencia va a tomar el testigo y dramatizar el escándalo del príncipe Andrés: el tercer hijo de la reina.

Les hablo de A Very Royal Scandal, una serie limitada de tres episodios que Amazon está desarrollando basada en la escandalosa entrevista que el príncipe concedió a Newsnight en noviembre de 2019. Fue una entrevista que desató la debacle de su figura pública cuando respondió a las incógnitas sobre su relación con Jeffrey Epstein -quien se había suicidado en agosto del mismo año tras ser arrestado de nuevo por tráfico sexual de menores-. Pero, también, por las respuestas que dio en torno a las declaraciones vertidas por Virginia Giuffrey, una mujer que aseguraba haber sido traficada por Epstein y forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe cuando tenía 17 años.

Michael Sheen interpretará al príncipe, Ruth Wilson se encargará del papel de la periodista Emily Maitlis y, según la descripción oficial obtenida por Variety, la serie relatará el ascenso profesional de Maitlis hasta la entrevista que desató el escándalo. A su vez, si el título les resulta familiar es porque se trata de la siguiente apuesta de Amazon tras el éxito de A Very English Scandal (2018) con Hugh Grant y Ben Whishaw dramatizando el escándalo de Jeremy Thrope en los años ‘70s. Y de A Very British Scandal (2021) con Claire For y Paul Bettany sobre el mediático divorcio de un duque y su esposa.

LA ENTREVISTA DEL ESCÁNDALO

El príncipe Andrés concedió la entrevista cuando el asunto estaba en su máximo apogeo. Su turbia relación con Jeffrey Epstein estaba en boca de la sociedad británica, así como una foto que llevaba varios años circulando, mostrándolo junto a Giuffre y Ghislaine Maxwell -la supuesta novia y socia de Epstein que fue declarada culpable y sentenciada a 20 años de prisión por tráfico sexual de menores y otras ofensas en 2021-. Es decir, en aquel momento, eran muchos los que estaban esperando que se pronunciase.

A lo largo de los 50 minutos de conversación con la periodista Emily Maitlis, el hijo de la reina manifestaba que no tenía remordimientos ni se arrepentía de haber sido amigo de Epstein, con quien mantuvo su amistad hasta 2010, dos años después de que este fuera condenado por primera vez y cuando había sido arrestado por tráfico sexual infantil en 2019.

Afirmó que seguía viéndose con Ghislaine Maxwell, en cuya casa de Londres Virginia Giuffre aseguraba haber mantenido un encuentro con él en marzo de 2001. Una acusación que Andrés desmentía al mantener que ese día se había quedado con sus hijas tras haber llevado a la Princesa Beatriz a un cumpleaños y no hacer planes porque su exesposa, Sarah Ferguson, estaba de viaje.

Previamente, Virginia había detallado en sus diferentes declaraciones que había bailado con el príncipe y sentido su abundante transpiración. Pero el hijo de la reina negó sus palabras explicando que había dejado de sudar en 1982 por una sobredosis de adrenalina que sufrió durante una operación militar en la guerra de las Malvinas. No afirmó que la mencionada fotografía con Virginia estuviera manipulada -como algunos han sugerido-, pero sí que lo presentaba en un gesto impropio de él. “No soy alguien que realice muestras públicas de afecto”, dijo.

A su vez, cuando le preguntaron por las acusaciones, respondió tajantemente diciendo: "no sucedió. Puedo decirles categóricamente que nunca sucedió. No tengo ningún recuerdo de haber conocido a esta dama, ninguna en absoluto”.

Y el escándalo fue calamitoso, sobre todo porque días más tarde Virginia daba su testimonio con todo tipo de detalles en uno de los programas de investigación más reconocidos de la televisión pública del Reino Unido, BBC Panorama. Fue una entrevista estremecedora emitida el 2 de diciembre de 2019 que ella misma resumió de manera contundente como “una historia de abuso”.

Virginia contó que Jeffrey Epstein la presentó al duque de York y que en 2001, con tan solo 17 años, la llevaron a Londres para presuntamente acostarse con el miembro de la realeza. “Era el bailarín más espantoso que he visto en mi vida, no paraba de sudar, era como si estuviera lloviendo sobre mí, pero tenía que hacerle feliz porque era lo que esperaban de mí”, relató la mujer.

“Él sabe lo que pasó, yo sé lo que pasó y solo uno de nosotros tiene razón y sé que soy yo. Le pido a la gente del Reino Unido que se ponga de mi lado en esta lucha. No se trata de aceptar si estuvo bien, no es una historia de sexo sórdido, es la historia de alguien que ha sido traficada”, sentenciaba Virginia y con una entrevista que marcó un antes y un después en la imagen pública del príncipe Andrés.

Su forma directa de expresarse, su exposición de los hechos y la confianza en sí misma que transmitió, generaron automáticamente una reacción contundente. Un posicionamiento que podríamos considerar producto del eco del movimiento #MeToo, pero también por las críticas que había recibido el príncipe por la entrevista de Newsnight.

Y si bien en un principio, el palacio de Buckingham se posicionó a favor del príncipe con un comunicado que negaba cualquier tipo de contacto sexual entre el personaje y Virginia, la debacle alcanzó tales proporciones que el propio duque se retiró de sus labores oficiales como miembro de la familia real en mayo de 2020 y la reina eliminó sus afiliaciones militares honorarias y patrocinios caritativos reales en enero de 2022.

El asunto terminó en manos de la corte de Nueva York con una demanda de Virginia contra el príncipe. Sin embargo, no llegó a juicio porque las partes llegaron a un acuerdo extrajudicial en febrero de 2022. Según informó la BBC, en la carta presentada ante el tribunal, el duque no admitía responsabilidad pero pagaría una suma no especificada a Virginia Giuffre además de hacer una donación a su organización en defensa de los derechos de las víctimas.

UNA SERIE QUE PODRÍA APROVECHAR EL HUECO QUE DEJA THE CROWN

La serie de Netflix llegará a su fin el próximo 14 de diciembre con los últimos seis capítulos de su sexta temporada. Después de repasar las últimas semanas de vida de la princesa Diana, su muerte y funeral en la primera parte ya estrenada, The Crown volverá a centrarse en la reina Isabel II, continuando la historia para repasar la muerte de la princesa Margarita y la Reina Madre, el noviazgo del príncipe Guillermo y Kate Middleton y la boda de Carlos y Camilla en 2005.

Es decir, la trama no se adentrará en las historias modernas en torno a la realeza británica, como sería la boda de Guillmero, el abandono del príncipe Harry a sus funciones y su mudanza a EE.UU. con Meghan Markle o el escándalo del príncipe Andrés. En realidad, el creador de la serie, Peter Morgan, explicó que no pensaba incluir la historia del duque o ningún evento moderno porque se "necesita al menos una década para separarte de los eventos sobre los que estás escribiendo”, dijo The Hollywood Reporter en 2020.

De esta manera, Amazon estaría abriendo una puerta a los usuarios de Netflix que siguen The Crown y que próximamente se quedarán huérfanos de serie, apelando tal vez a esa misma curiosidad, debate y conversación que provocan los capítulos más mediáticos de la familia real británica con la dramatización de una etapa que no se incluye en la serie de Peter Morgan.

No cabe duda. La competencia está servida.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La reina Camila habría visto algunos episodios de 'The Crown'

‘The Crown’ y el ‘cuento’ del compromiso de Diana

‘The Crown’ invoca al fantasma de Diana hasta pasarle factura

La triste historia de la actriz que pudo ser la reina Isabel II en ‘The Crown’