El 'código de barras' en los labios: por qué aparece y cómo prevenirlo

·6  min de lectura

Entre mis peores pesadillas estéticas de la infancia estaba que el contorno de mis labios se arrugara como una uva pasa, y que luciera como el de aquella anciana maestra que tenía en primer grado. Yo solo tenía seis o siete años, pero recuerdo que cuando ella me hablaba de cerca yo no podía escuchar sino mirar cómo el labial se le iba por cada uno de esos pequeños surcos. Es lo que hoy se conoce coloquialmente como el código de barras, esas delgadas lineas que aparecen alrededor de la boca comparadas con las famosas etiquetas.

Luego, no mucho más tarde, comprendí -afortunadamente- que todos envejecemos de distinta manera, que cada quien tiene en sus arrugas las huellas de satisfacciones, de besos dados, de carcajadas inmensas, de momentos de preocupación y que cada una de estas marcas son historias de vida.

Sin embargo, muchos apreciamos las oportunidades que nos permitan alargar el envejecimiento natural en virtud de una piel más saludable, elástica y fresca, y eso incluye esta frágil zona que comienza a mostrar huellas de envejecimiento cuando nos acercamos a los 50 años de edad.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Hay que recordar que esta zona del rostro requiere tanta atención como el contorno de ojos, aún cuando, por el uso del tapabocas, la mantengamos cubierta frecuentemente. De hecho, la doctora Paula Rosso, especialista consultada por El País, afirma que además de las contracciones musculares naturales, factores como la resequedad y la falta de oxigenación que ocasiona el uso prolongado del cubrebocas influyen en su aparición. Incluso afirma que el hecho de llevar la boca tapada nos obliga a gesticular más para hacernos entender mejor, y esto también incide en la aparición de estas arrugas.

De esta manera, se hace necesario revisar las opciones de cuidado y tratamiento de esta zona tan delicada, no sin antes comprender por qué aparecen pues esto determinará las técnicas adecuadas a aplicar.

La doctora Karolina Landaeta, médico estético, explica que el músculo orbicularis es el esfínter del labio, tanto superior como inferior. “Es el borde del labio y este músculo es el que nos permite el cierre de la boca, que la movamos hacia afuera y hacia adentro. Es importante para la mímica total de esta área, para besar, para hablar, para fumar, para todo movimiento de nuestros labios”.

Este músculo y la piel de esta zona se ven profundamente afectadas por varios factores. En primer lugar por el hábito del tabaquismo. No solo por el movimiento que implica sino por la nicotina y todos sus ingredientes tóxicos que producen la degradación de la piel, pierde colágeno, se deshidrata, entre otras.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

En segundo lugar, por la pérdida ósea y pérdida de grasa en el área. “A medida que envejecemos se va perdiendo masa ósea tanto en la zona mandibular como maxilar. Es así como el maxilar superior se va retrayendo hacia la parte posterior, se va metiendo, mientras que el mandibular se agranda hacia adelante. Estos cambios afectan también a la piel que pierde densidad y va dejando ver estas arrugas”.

“También la pérdida de peso demasiado rápida puede ocasionarlas. Esto es terrible para el rostro. Las personas mayores de 40 años deben cuidarse mucho de estas pérdidas de peso exageradas y rápidas que bajo ninguna circunstancia son saludables. El rostro se ve muy afectado y es cuando se tiene que recurrir a técnicas especializadas de relleno y sostén”.

Otra razón de la aparición de estas arrugas es la predisposición genética. “Por ejemplo, hemos visto que pacientes con ascendencia italiana y argentinas, tienen mucho a mostrar código de barra, son pieles con poca producción de colágeno, elastina y fibroblastos y por ende tienden a arrugarse mucho más”.

Por último, otras causas que detalla Landaeta son la gesticulación exagerada y, por supuesto, la exposición solar, que ocasiona deshidratación y daña el colágeno de la piel.

Soluciones y prevención

Como siempre, en materia de cuidado de la piel y belleza en general, la prevención es la clave.

La doctora Rosso recomienda el uso de sueros formulados con retinol; productos diseñados específicamente para esta zona, que deben aplicarse después del suero y antes del hidratante y del protector solar, y el uso de ampollas con vitamina C.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Tener una rutina de hidratación es determinante en la prevención, pero es muy importante que para preservar la salud de la piel, nos hagamos conscientes de que deben dejarse a un lado malos hábitos como el tabaquismo y la exposición solar directa y sin protección, así como también mantener una alimentación balanceada que nutra nuestra piel desde adentro hacia afuera.

Adicionalmente, es aconsejable el uso de bálsamos labiales, libres de aceites minerales, así como también de incorporar a nuestras rutinas de belleza, masajes faciales que optimicen los resultados de los cosméticos, e incluso la práctica de gimnasia facial la cual influye en que logremos un rostro más tonificado.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

La doctora Landaeta, por su parte explica que una vez que se ha evaluado exhaustivamente cual es la causa de la aparición de estas arrugas se determina la técnica adecuada. “Si es por el tipo de piel hay muchas técnicas, pero entre las más comunes está poner dos puntos de toxina botulínica, eso hace que el músculo orbicular se relaje y por seis meses no se produce la contracción con lo cual se mejora la piel. Otra opción puede ser la aplicación de ácido hialurónico no reticulado que se utiliza para líneas de expresión muy finas, pues esto permite la renovación del colágeno y la elastina. Otra de las técnicas son peelings químicos, y todas estas alternativas pueden usarse en conjunto. Adicionalmente pueden usarse tratamientos como láser, hilos de polidioxanona para estimular la producción de colágeno y minimizar las arrugas, así como aplicación de plasma rico en plaquetas o dermapen”.

La especialista asegura que con la combinación de este tipo de tratamientos se obtienen excelentes resultados que incluso -y dependiendo de la edad e intensidad de las marcas- podrían ofrecer un aspecto liso, pero que no es posible recomendarlos sin una evaluación previa, puesto que cada paciente es diferente. De esta manera, es necesario reiterar que para el cuidado de la piel, prevención y tratamiento de sus afecciones, siempre es conveniente que el primer paso sea visitar al especialista.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Así es como el ejercicio beneficia tu salud mental

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.