Consejos para mantener firme la piel del cuello y prevenir las huellas del envejecimiento

Adriana Terán
·3  min de lectura

Con el paso del tiempo nuestra piel va cediendo, dando lugar a la flacidez. Esto se debe, sobre todo, a la disminución en la producción de colágeno, pero así como existen otros agentes que contribuyen con el envejecimiento de la piel, también hay tratamientos especiales para prevenir, cuidar y reafirmar cada zona del cuerpo.

Por supuesto que el cuello, caracterizado por su piel delicada, no es la excepción. Esta zona del cuerpo, principal delatora de los signos de la edad, amerita cuidados tan especiales como los que podemos brindar al rostro.

En primer lugar, hay que resaltar que para retrasar el envejecimiento es primordial evitar malos hábitos como el consumo excesivo de alcohol y cigarrillo, entre otros. Estas acciones solo contribuyen a la generación de radicales libres que afectan nuestras células y estructuras.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Por otra parte, para contrarrestar el envejecimiento natural del organismo, es necesario el consumo de nutrientes antioxidantes con vitamina C, A y E, así como aquellos alimentos que estimulan la producción de colágeno. También es conveniente consultar al médico sobre la inclusión de suplementos vitamínicos a la dieta diaria.

También existen numerosos tratamientos estéticos que fortalecen la piel y ayuden a prevenir la flacidez, líneas o papada. El asunto está en saber de qué se tratan y cuál se adapta a nuestras necesidades.

La doctora Karolina Landaeta, con especialización en medicina estética de la Universidad de Islas Baleares, explica que para trabajar esta zona del cuerpo podemos ir de lo superficial a lo profundo. “Siempre es favorable el uso de cremas y productos cosméticos con colágeno y ácido hialurónico que se pueden aplicar para evitar la deshidratación en el área, pero además, hay múltiples tratamientos que se pueden realizar para enfocarnos en flacidez y las llamadas líneas de Venus, esos aros alrededor del cuello”.

“Hay muchas opciones hoy en día. Por ejemplo, radiofrecuencia, que produce calor localizado de manera que se estimule la producción de colágeno; tratamientos con láser, entre otros. Estos tratamientos, ademas, pueden aplicarse para eliminar verrugas, hacerle peeling o desmanchar la piel del cuello. Todo depende de la historia estética del paciente”, agrega la doctora.

Qué hacer en casa

Una manera de ayudarnos en casa es con la aplicación de las cremas adecuadas. Para muchos especialistas, las mismas cremas que aplicamos en nuestro rostro debemos extenderlas hacia el cuello y escote.

Landaeta menciona que las cremas debemos aplicarlas de abajo hacia arriba, por lo menos durante 15 minutos y no descarta los ejercicios faciales. “En países como Suecia y, Rusia están teniendo mucho auge los ejercicios faciales, masajes y aplicar cremas como un ritual, produciendo calor en las manos antes de untarlas”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Un ejercicio facial sencillo y clásico para el cuidado del cuello es acostarse de forma recta en el suelo, con la cabeza sobre una almohada, y levantar solamente la cabeza de la almohada en un movimiento como el que practicamos cuando hacemos abdominales, esto se repite diez veces y se practica a diario. En este caso, la constancia es determinante para ver resultados.

Entre otras recomendaciones importantes está la correcta hidratación del cuerpo y, como siempre, el uso inevitable de protección solar. No en vano se dice que este producto es la mejor crema de belleza antiarrugas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ejercicios faciales: lo que debes hacer para tener un rostro más firme y tonificado

Retención de líquidos: qué hacer para evitarla y cuándo puede ser una señal de un trastorno más serio

Cómo ‘alimentar’ la piel después de los 50: el secreto no está solo en las cremas

EN VIDEO: "Bodies", la exhibición de cuerpos humanos ahora expone los efectos de la COVID-19