Cosméticos unisex: Rihanna se une a la tendencia con su propia marca

Adriana Terán
·5  min de lectura

Con el concepto de una nueva cultura en el cuidado de la piel Rihanna impulsa su nueva linea de cosméticos unisex y catapulta una tendencia que ya venía haciéndose notar y ahora, con las ideas de cambio de conciencia que han surgido durante el confinamiento, se consolida para convertirse en una opción que puede representar el futuro de la industria de la belleza.

La cantante y actriz barbadense, que no ha perdido el tiempo durante la cuarentena, sorprende con el lanzamiento de Fenty Skin que llega para unirse a su ya conocida marca productos de maquillaje Fenty Beauty.

La línea de cuidado para la piel, que además es amable con el ambiente y vegana, está compuesta por tres productos. Un limpiador que también es desmaquillante, un tónico que minimiza poros y una crema hidratante con FPS 50.

Dentro de toda la oferta, hay que decir que lo que más resalta es que los productos genderless están diseñados pensando más en la universalidad del ser humano que en el género, en los puntos que todos tenemos en común, y es esto lo que, definitivamente, encaja como nunca antes en el mercado de la cosmética.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Ya Calvin Klein había innovado en los años 90, cuando lanzó su fragancia ONE, un perfume cítrico, que evocaba la frescura de una cascada, y que era luminoso, sexy y simple a la vez. Fue considerado el primer perfume unisex realmente popular en Estados Unidos y el mundo.

Los productos de cuidado de la piel neutrales no solamente representan una manera deliciosa de simplificar las cosas y facilitar las elecciones en un ámbito con tantas opciones, sino que también funcionan como una declaración de igualdad que se hace mucho más interesante que el simple hecho de aplicarse algo para lucir bien. Se trata de una muestra de equilibrio que refleja algo fundamental: hombres y mujeres tenemos mucho en común, por ejemplo, la piel.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Aunque el consumidor masculino y el femenino tienen requerimientos diferentes y necesidades qué cubrir según tipo de piel, los puntos en común pueden ser fascinantes. Encontrar características que cautiven –y sean útiles- para ambos es una labor que, desde hace ya algunos años, desarrollan marcas poderosas como Clinique o Biotherm, entre otras. La tarea es complacer y cautivar por igual.

El futuro de la cosmética

La cosmetóloga Johanna Méndez, asesora de consumidores, explica que, por lo general, los productos masculinos incluían en su formulación ingredientes más pobres con la excusa de que el hombre no sabía de skin care, mientras que para las mujeres existía un sinfín de opciones.

“Se piensa que el hombre se aplica cualquier producto que le resuelva lo básico, huela rico, genere espuma y refresque. En el caso de las mujeres, para quienes estaba orientada toda la maquinaria de la industria cosmética, el enfoque estaba en cubrir la constante necesidad de su piel, desde minimizar los signos de la edad, hasta el control del brillo… para los hombres, quizás los únicos productos que podían ofrecer algo diferente eran los orientados al afeitado y al acné. Luego, el mercado pasó a otra etapa, que era la de los cosméticos medicados, por ejemplo, el maquillaje medicinal, para corregir inflamaciones y marcas en la piel, y con ellos, los hombres se dieron cuenta de que podían recurrir a algunos productos para verse y sentirse mejor”.

Para Méndez, el hombre comenzó a brindarle más atención a su imagen, a curiosear el gabinete de cosméticos del baño y a acercarse más desde un punto de vista estético y no solo higiénico, en la década de los 90, pero en el mercado no había muchas alternativas para ellos.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Es en esta época cuando surgen empaques minimalistas con propuestas libres de fragancias para identificarse con la neutralidad, y que brindaban soluciones, pero no existían líneas preventivas por el mismo principio: los hombres no sabían mucho de cuidarse la piel. Muchas marcas, se dieron cuenta de que había una oportunidad y empezaron a desarrollar productos para ese mercado masculino ávido de más detalles.

“La piel del hombre y de la mujer tienen pocas diferencias estructurales, con lo cual un aspecto muy valioso de estas propuestas es que todos nos conseguimos en un punto en común. Se abarcan diferentes necesidades y se rompe el tabú de las diferencias. Además el marketing de este tipo de productos es inclusivo, abarca y unifica criterios y ofrece igualdad sin importar género, raza o edad, aspecto fundamental hoy en día cuando hay tantos adolescentes expresándose a través de sus propias imágenes en redes sociales. Muchas marcas se están desarrollando hacia a lo neutral para acercarse a más gente y esto hace que se especifique mucho más en la calidad de los componentes y en las necesidades que cubren. Lo neutral es la nueva era de la cosmética”.

Lo mejor de todo –viendo el asunto desde el enfoque de alguien que comparte 20 años de matrimonio con un hombre que no usa más que espuma de afeitar- los productos unisex además de ofrecer bienestar común, contribuyen en el ahorro de espacio de almacenamiento, proponen un nuevo tema de conversación, y son una gran excusa para ir de compras.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

(VIDEO) Té verde para el alma, las maravillas y secretos detrás de esta bebida

El cuidado de la piel masculina: limpieza e hidratación, básicos para un rostro saludable

Los errores que no debes cometer cuando vuelvas a visitar los salones de belleza

Minimalismo: el concepto que hará mucho más duradero y combinable tu armario