Hiperplasia adiposa, el raro efecto secundario del tratamiento estético que deformó a Linda Evangelista

·4  min de lectura

Junto a Cindy Crawford, Christy Turlington, y Naomi Campbell, Linda Evangelista protagonizó, en la década de los 90, la era de las supermodelos del millón de dólares. Sus rostros eran sinónimo de éxito, aparecían no solo en desfiles, revistas y videoclips, y su participación, como musas, en el proceso creativo de diseñadores como Gianni Versace y Oscar De La Renta las convirtió en leyendas vivientes de la moda.

REUTERS/Charles Platiau (FRANCE)
REUTERS/Charles Platiau (FRANCE)

Linda Evangelista es una diva de la cultura pop, pero ya tenía tiempo a la sombra de los reflectores. En 2014 fue noticia por protagonizar una campaña para el joven diseñador latino Prince Julio César; en 2015 se le vio en la alfombra roja de The Fragrance Foundation Awards, de la Gala del MET, en algunos eventos caritativos y algunas pasarelas como espectadora, y en 2017 un paparazzi obtuvo una imagen de ella en un aeropuerto, y eso fue todo. Aunque todas sus colegas de pasarela siguen siendo relevantes, a Linda no se le vio más por una alfombra roja ni en campañas ni en revistas. Se esfumó. La razón: una profunda depresión en la que se vio sumida luego de sufrir efectos secundarios de un tratamiento estético llamado criolipolisis.

La doctora Susana Misticone explica de manera sencilla que este tratamiento consiste en congelar la grasa que luego debe disolverse y desaparecer, pero ella no lo recomienda porque, aunque sí es cierto que a algunos pacientes han obtenido buenos resultados, "no se sabe a ciencia cierta por qué se puede producir hiperplasia paradójica de la grasa en algunas personas. De hecho, en este momento tenemos una paciente con una complicación por ese tratamiento y ahora debe hacerse una lipo".

Por su parte la doctora Karolina Landaeta, especialista en medicina estética, coincide en evitar la práctica de este tratamiento. "Sé que da resultado en áreas de grasa localizada, pero no lo he usado porque no le tengo fe a este tipo de tratamientos tan aparatosos que prometen eliminar grasa de un día para otro", explica y agrega que este es un efecto secundario muy raro. "En vez de una reducción de las células adiposas, con ella ocurrió lo contrario, se hizo una inflamación de las células y se llenó mucho más de grasa. No he escuchado nunca este efecto que ella refiere, pero es posible que le haya ocurrido como en algunas liposucciones, que cuando se trata de sacar la grasa de una zona, se acumula en otra ocasionando distrofias mayores".

Linda Evangelista en 2015 (Photo by Jim Spellman/WireImage)
Linda Evangelista en 2015 (Photo by Jim Spellman/WireImage)

El comunicado de Linda Evangelista dirigido a sus 950,000 seguidores revela que, tras cinco años de silencio, ha decidido hablar y explica que fue "brutalmente desfigurada por un procedimiento que terminó haciendo lo contrario de lo que prometía", y agrega que incluso se sometió a dos dolorosas cirugías para tratar de enmendar el daño, pero no tuvieron éxito.

La enfermedad que la modelo ha desarrollado se llama hiperplasia adiposa paradójica, la cual sí es consecuencia de la criolipólisis. Así lo confirma un estudio publicado en Plastic and Reconstructive Surgery, cuyo propósito era compartir la experiencia de dos especialistas puesto que no hay mucha información al respecto.

"La hiperplasia adiposa paradójica es un evento adverso poco común asociado con la criolipólisis. No se ha descrito ninguna evidencia de resolución espontánea y se ha escrito poco sobre su tratamiento”, explican los autores, los doctores Michael E. Kelly y José Rodríguez-Feliz.

Ellos hicieron una revisión retrospectiva de las historias clínicas de todos sus pacientes con hiperplasia adiposa paradójica que fueron atendidos por su consulta entre 2013 y 2016 y lograron identificar once casos, ocho hombres y tres mujeres. De esta manera concluyeron que la enfermedad puede ocurrir con más frecuencia de la que ofrecen los datos del fabricante del tratamiento.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Seis casos fueron tratados solo con liposucción, un caso requirió liposucción y abdominoplastia y otros tres requirieron un procedimiento secundario. "Es posible que se necesiten tratamientos secundarios para la recurrencia o el bulto persistente", concluyen, con lo cual, se puede suponer que si bien hay una solución al problema, esta no siempre es sencilla. La buena noticia, si es que puede decirse así, es que según revelan en el estudio, todos los pacientes tratados quirúrgicamente quedaron satisfechos con su aspecto final.

Muchas personas buscan la belleza permanente, sostener la juventud el mayor tiempo posible, más si viven de ello, y en virtud de este objetivo pueden estar en riesgo de sufrir reacciones adversas que, en ocasiones, como en el caso de Evangelista, podrían ser definitivas. Investigar, buscar segundas opiniones y ser muy minuciosos en la elección de tratamientos y productos que pueden ser aliados para nuestros fines es materia obligatoria, porque nunca sabemos cuando seremos parte de las estadísticas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: ¿Cómo detener un ataque de pánico?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.