Descubre si el resfrío, la sinusitis y otras afecciones frecuentes en los niños deberían tratarse con antibióticos

Texto: Bárbara Asnaghi

A veces, por desconocimiento o preocupación, puede que a los niños se les den antibióticos para afecciones que no los precisan. Entérate cuándo convienen y cuándo no.

Los antibióticos no funcionarían para todas las afecciones. – Foto: OJO Images/Getty Images

Regla de oro de bacterias y virus

“Muchas enfermedades comunes en niños (y adultos) están causadas por virus. Los virus no pueden tratarse con antibióticos, por lo que aquellos no deberían usarse –no le brindarán beneficios al niño y lo expondrás a los posibles efectos adversos de los antibióticos, como sarpullidos”, explicó a Yahoo el médico y profesor de medicina preventiva de la Universidad Vanderbilt, William Schaffner.

“Infecciones virales frecuentes incluyen el resfriado común (sí, incluso cuando sale moco verde de la nariz del niño), sinusitis y diarrea sin complicaciones. El niño mejorará con un tratamiento sintomático y abrazos. ¡Guarda los antibióticos para cuando realmente los necesite!”, nos recomendó Schaffner.

Resfriado común

Como dijimos, un resfriado es una enfermedad viral que no responde a los antibióticos. “Si tu niño enfermo está mejorando, aún cuando sea muy lentamente, no los necesitará”, explicó la pediatra Sandra Arnold a la revista Parents.

Sinusitis

No harían falta antibióticos para esta afección, salvo que sea una sinusitis severa. En muchos casos, disminuiría sin tratamiento, por lo que, probablemente, el pediatra prefiera esperar de 7 a 10 días antes de escribir la receta, señaló Arnold.

Eso sí: si los síntomas son intensos e incluyen fiebre, puede que prescriba antibióticos.

Dolor de garganta

Solo en los casos de estreptococo del Grupo A (algo que podría llevar a complicaciones graves) se recomendarían los antibióticos, ya que el resto de los dolores de garganta serían causados por virus y no los precisarían, indicó la pediatra Iona Munjal a la revista referida.

Generalmente, el pediatra le realiza una prueba al niño en busca de estreptococo, y si el resultado es positivo, puede que recete antibióticos.

Conjuntivitis

En este caso, se puede tratar de una infección bacteriana o de virus, señala el sitio de la Universidad de Bloomsburg, Pensilvania. Usualmente, y más allá de su origen, el 70 al 75% de los casos de conjuntivitis se resolverían sin tratamiento de 3 a 5 días después, luego de lo cual, si no mejora, puede que el pediatra recomiende antibióticos en forma de gotas.

Otitis

Generalmente, es un virus el que causa las infecciones del oído, por lo que los antibióticos no servirán. Salvo, desde ya, que el pediatra sospeche que está causada por una bacteria, señala el sitio WebMD.

Evitar la resistencia

Como dijimos antes, una infección bacteriana no es igual a una por virus. En la primera se podrían utilizar antibióticos pero no funcionarán para la segunda. “Si los llegáramos a tomar para el virus, no funcionaría. Crearía más posibilidades de tener efectos secundarios por el químico del medicamento y de que las bacterias se vuelvan más fuertes, es decir, generaría una resistencia al antibiótico”, nos recomendó el doctor Ilan Shapiro, Director Médico de AltaMed y miembro de la Academia Americana de Pediatría.

“Tomando todo esto en cuenta, todos los medicamentos tienen un uso específico y hoy en día sabemos que muchas veces la mejor medicina para nuestros hijos es la prevención, un peso saludable y un caldo para aliviar el malestar”, concluyó Shapiro.

Consulta con un pediatra ante cualquier duda.

Entrevistas con:

William Schaffner, médico y profesor de medicina preventiva de la Universidad Vanderbilt;

Dr. Ilan Shapiro, Director Médico de AltaMed y miembro de la Academia Americana de Pediatría.

@Barbaraine

También te puede interesar:
Cómo preparar a tu hijo para su primera visita al dentista
¿Tu hijo tiene síntomas de ansiedad? Es hora de revisar tus actitudes