Euphoria, la segunda temporada, ya tiene calificación de la crítica

·7  min de lectura
Euphoria, la segunda temporada, ya tiene calificación de la crítica
Euphoria, la segunda temporada, ya tiene calificación de la crítica

Han pasado más de dos años desde que se estrenó el final de la primera temporada que tuvo esta serie en HBO. Dos especiales de una hora desde entonces, ambientados solo unos días después de los eventos del final, la producción ha encontrado la forma de avanzar en el desarrollo de sus personajes, aunque no necesariamente en la trama. Euphoria (79%) está protagonizada por Zendaya como Rue, una adolescente insensible que lidia con el dolor de su padre fallecido. Ha sido mal diagnosticada por médicos y terapeutas toda su vida, y ha intentado automedicarse su depresión y ansiedad con drogas y alcohol.

No te lo pierdas: Zendaya quiere debutar como directora con romance entre dos mujeres negras

Cuando comienza la serie, acaba de salir de rehabilitación después del verano anterior a su tercer año de secundaria. Sin embargo, no tiene intención de mantenerse limpia, ya que tiene alguien a quien siempre que quiera le puede comprar drogas. Sí, hay un montón de drogas en Euphoria. Sí, también hay sexo y hay una escena de violación que puede resultar extremadamente perturbadora. Ya es una serie controvertida, pero también es demasiado popular. Al contrario de producciones como 13 Reasons Why (40%) que solo glamorizan las drogas en adolescentes y las autolesiones, la de HBO tiene como ventaja el hecho de que opera desde un punto de vista mucho más responsable.

Gran parte de la historia explora la vida de Rue, a quien le diagnosticaron trastorno obsesivo compulsivo, trastorno por déficit de atención y trastorno de ansiedad general. Sus síntomas hacen que la vida cotidiana sea extremadamente difícil y desarrolló una adicción a las pastillas en su adolescencia. Sabemos que la primera temporada empezó cuando regresó a casa de rehabilitación y dejó en claro que no tenía intención de mantenerse limpia. Allí es cuando entra en escena Jules (Hunter Schafer), una chica transgénero que acababa de mudarse de la ciudad a los suburbios, y rápidamente desarrollaron una amistad.

A lo largo de la temporada, Rue dependía emocionalmente de Jules y su sobriedad dependía de su relación. Rue primero decidió mantenerse limpia después de que un traficante de drogas llamado Mouse (Meeko) la obligara a probar el fentanilo. Jules, que la cuidó mientras estaba inconsciente, le dijo a Rue que solo podía estar cerca de ella si estaba limpia. Rue rompió su promesa de mantenerse limpia varias veces, pero se las arregló para mantenerse sobria durante tres meses hasta que Jules se escapó de casa.

Te recomendamos: Scream 5 ya tiene primeras reacciones de la crítica

Con la llegada del nuevo año, los televidentes finalmente podrán ponerse al día con los estudiantes de secundaria de East Highland cuando Euphoria regrese el 9 de enero a HBO. La segunda temporada del drama escolar que ya se ha vuelto uno de los favoritos de la audiencia, que incluso ha generado una gran cantidad de tendencias de moda y belleza, vuelve con ocho episodios protagonizados nuevamente por la ganadora del Emmy Zendaya como Rue Bennett y Hunter Schafer como Jules Vaughn.

La segunda temporada de Euphoria (75%) es la continuación de los dos especiales que salieron durante la pandemia, los cuales estuvieron dedicados a sus personajes principales. Pero como muchos de los dramas adolescentes, sus protagonistas solo pasan en los peores problemas. Como se puede ver en algo de lo más reciente de esta serie que tiene a Sam Levinson como showrunner, la protagonista Rue sigue recayendo hasta en el especial navideño de la serie.

La primera temporada de Euphoria se convirtió en todo un suceso para la televisión al arrojar luz a las luchas que enfrenta la generación Z contra las adicciones, la depresión y el bullying, de hecho, uno de los elementos que más llamó la atención fue la crudeza del abismo en el que los adolescentes transitan, algo que se vuelve a destacar en esta nueva tanda de episodios, llevando la turbulencia que enfrenta Rue y sus amigos a un paso más adelante, lo que da como resultado una adición dolorosa y diáfana, haciendo que valga la pena ver la producción de HBO.

Los elementos técnicos como la iluminación y la fotografía también han sido bien evaluados por su aportación melodramática, sin embargo, algunos periodistas señalan que esta temporada ya muestra algunas deficiencias, principalmente algunas malas decisiones que ha tomado Sam Levinson al momento de estructura los episodios, es decir, escenas que pudieron omitirse o bien, un conflicto en los tonos dramáticos, de suspenso y de comedia. Pero el elenco comandado por Zendaya está ahí para salvar la función, y afirman que las escenas protagonizadas por ella, Schafer y Fike son algunas de las más fuertes de la temporada 2 de Euphoria.

El público ha tenido que esperar algunos años para ver más de la historia de Rue y Jules. La crítica ha estado pendiente de la galardonada serie y esto es lo que se está diciendo sobre los nuevos episodios:

Lovia Gyarkye de The Hollywood Reporter:

Las tramas son en su mayoría predecibles, pero los problemas que enfrentan Rue, Jules y sus amigos, que incluyen a Cassie (Sydney Sweeney), Maddy (Alexa Demie), Lexi (Maude Apatow) y Kat (Barbie Ferreira), se ven reforzados por un interés más profundo en lo que motiva su comportamiento. [...] La oscuridad invade la vida de Rue esta temporada, ya que traiciona repetidamente a las personas que la rodean, lo que lleva a un episodio de intervención caótico e intenso. Desesperado, impráctico, doloroso y diáfano, nos recuerda que a pesar de las emociones y los adornos de Euphoria, vale la pena ver la serie durante el viaje de Rue.

Ben Travers de IndieWire:

Después de siete de los ocho episodios, la temporada dos es exactamente lo que más teme un drama que busca provocar una conversación: se puede omitir. No solo desearía no haber visto ciertas escenas, sé que hay muchas más que no necesitaba ver en absoluto.

Stella Akinwumi de Metro:

La forma en que Sam Levinson y el director de fotografía, Marcell Rév, utilizan colores saturados para exagerar el misterio y el melodrama puede perderse en el camino a veces, pero en general es bastante notable. Euphoria es la serie perfecta para marcar el comienzo de 2022: las emociones intensas, el drama interminable y la banda sonora bellamente construida de Labrinth presentan un nivel de angustia adolescente al que no estamos acostumbrados, pero en esencia, vuelve a enfatizar la luz al final del túnel.

Brian Lowry de CNN:

A pesar de la presencia galardonada de Zendaya, la serie de HBO sigue siendo tan implacablemente sombría y nihilista que está demasiado definida por hasta qué punto el creador de la serie Sam Levinson impulsará los estándares en términos de desnudez, sexo y uso de drogas. [...] En el análisis final, este último lote de episodios se desarrolla con el tipo de eficiencia lúgubre y desagradable que puede hacer que uno se sienta tan desprovisto de emociones como Rue.

Sadiba Hasan de The New York Times:

Es una muestra representativa perfecta de la vida adolescente moderna, como se muestra en "Euphoria", la franca representación de HBO de la parte más oscura de los suburbios de la Generación Z. Durante toda la temporada 1, los adolescentes de "Euphoria" dependieron de sus parejas, amigos, Internet, sexo y drogas. Cada uno de ellos se estrelló y se quemó. En la temporada 2, los personajes comenzarán con una sabiduría aparentemente nueva. ¿Quiénes serán ahora?

Meghan O'Keefe de Decider:

[La temporada 2 de Euphoria] se compromete con la visión exagerada y engreída del mundo del programa con el tipo de arrogancia que esperarías. Si bien la narración a menudo gira alrededor del desagüe en esta temporada, dando vueltas en círculos cuando exige impulso, Euphoria todavía tiene la fuerza de su elenco supremamente talentoso para recomendarlo. Zendaya una vez más lanza un tour de fuerza de autodestrucción, Sydney Sweeney está en su mejor momento cómico-dramático maníaco.

Rhian Daly de NME:

Si la primera temporada de Euphoria fue alabada por su ambición, la segunda temporada vuelve a subir de nivel. Hay metamomentos brillantes que rompen la cuarta pared. […] La cinematografía también es de primera categoría, provocando sentimientos de pánico y claustrofobia, adrenalina y miedo, hasta que se siente como si estuvieras en las escenas mismas en lugar de simplemente mirarlas desde tu sofá.

Patrick Ryan de Usa Today:

[Zendaya] podría hacer un merecido regreso al podio este año por su asombroso trabajo en la paralizante pero desigual temporada 2, ya que oscila entre irónicamente divertida, aterradora y trágica, a menudo en la misma escena. Las escenas con Zendaya, Schafer y Fike son algunas de las más fuertes de la nueva temporada, agregando humor y calor de bienvenida a un programa que con frecuencia prefiere guisarse en la miseria de sus personajes.

Continúa leyendo: Peacemaker ya tiene calificación de la crítica