El gesto con el que Carlos de Inglaterra propició el reencuentro de sus dos hijos

·4  min de lectura

El príncipe Harry se convirtió en el foco de todas las miradas en el funeral de su abuelo, el duque de Edimburgo. Se sabía que cada gesto y cada detalle protagonizado por la familia iba a ser analizado con lupa tras las controvertidas declaraciones que realizó junto a su esposa, Meghan Markle, sobre su familia en la entrevista con Oprah Winfrey. Pero lejos de ser un frío reencuentro hubo señales que mostraron un acercamiento y tal vez una tregua, sobre todo entre los príncipes Guillermo y Harry tras vivir un año lleno de desencuentros tras la salida del menor de la Familia Real británica y su posterior traslado a Estados Unidos.   

Encuentro entre los príncipes Guillermo y Harry
Encuentro entre los príncipes Guillermo y Harry

Concluido un funeral solemne y en el que se cumplió la última voluntad del difunto, los coches les esperaban a las puertas de la capilla, pero el príncipe Carlos dispuso que todos fueran a pie, a excepción de la reina Isabel II, lo que propició el reencuentro entre los dos hermanos. Una primera toma de contacto entre Harry y Guillermo, que tan unidos habían estado en el pasado y tan distantes se mostraban a raíz de que Harry abandonase sus compromisos institucionales y se fuese a vivir a Estados Unidos con Meghan Markle y su hijo Archie. Esta decisión del príncipe de Gales de trasladarse a pie pudo resultar casual, pero se convirtió en un golpe de efecto ante tan delicada situación.

Este momento nos permitió contemplar por primera vez el reencuentro entre Guillermo y Harry, que en la comitiva fúnebre estuvieron separados y no caminaron juntos, ya que entre ellos iba su primo Peter Phillips, y la posibilidad de que de alguna manera dejaran atrás su amarga división y reconstruir ese vínculo tan fuerte que siempre les unió. 

Kate Middleton propició también que entre ellos surgiera esa ansiada conversación. De acuerdo con las imágenes, es ella la que da pie a que se inicie esa charla y a continuación retrasa sus pasos para charlar con Sophie de Wessex y Lady Louise Windsor, para que el duque de Cambridge y el de Sussex puedan tener por fin esa charla. Una imagen que ha dado la vuelta al mundo y en la que pudimos ver a los dos hermanos, solos, conversando con aparente normalidad. La última vez que se les había visto juntos en público fue en un servicio del día de la Commonwealth en marzo del año pasado, tras la decisión de los duques de Sussex de retirarse de sus obligaciones reales. 

El príncipe Carlos, abatido en el funeral por su padre
El príncipe Carlos, abatido en el funeral por su padre

Después de esa primera charla, le siguió otra conversación privada que duró dos horas y en la que tambien participó Carlos de Inglaterra. Para el príncipe Carlos, a pesar de lo triste que sin duda ha resultado el fallecimiento de su padre, la prioridad ahora es la reintegración de Harry a la vida real y poner fin a las desavenencias que han surgido y que han supuesto un abismo en su familia. 

Desde que su hijo regresó a Gran Bretaña el pasado lunes no había podido producirse esa reunión. Harry había estado aislado en Frogmore Cottage, la casa que la reina les concedió a él y a Meghan como regalo de bodas, para cumplir la cuarentena obligatoria antes de asistir al funeral del duque de Edimburgo. 

Kate Middleton inicia esa conversación
Kate Middleton inicia esa conversación

Es posible que el duque de Sussex retrase su viaje de regreso a Estados Unidos para acompañar unos días más a la Reina en esta situación tan dolorosa. Si finalmente el príncipe Harry decide quedarse podría estar con Isabel II el 21 de abril, día en el que cumple 95 años. Se trata de un cumpleaños muy triste para la monarca puesto que es la primera vez que sopla las velas sin la compañía de Felipe de Edimburgo.

Después de este viaje, se espera que el próximo encuentro entre Harry y su familia se produzca en verano cuando los hermanos se reunirán para inaugurar una nueva estatua en memoria de la princesa Diana en el Palacio de Kensington. Está previsto que se celebre el 1 de julio para conmemorar el que hubiera sido el 60º cumpleaños de su madre. La estatua será de bronce y el responsable de su obra es el escultor Ian Rank-Broadley, quien también se encargó de hacer la imagen de la reina Isabel II de Inglaterra, la misma que aparece en todas las monedas británicas desde el año 1998.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Las imágenes más poderosas durante el funeral de Felipe de Edimburgo