Anuncios

El temor de Glenn Close por el que hoy querría cambiar 'Atracción fatal'

Su compromiso con la salud mental ha hecho que se arrepienta del enfoque que dio a su personaje en este clásico de los '80

Glenn Close y Michael Douglas protagonizaron el exitoso thriller 'Atracción fatal' en 1987 (Foto: Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
Glenn Close y Michael Douglas protagonizaron el exitoso thriller 'Atracción fatal' en 1987 (Foto: Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

El tiempo hace que determinados detalles de las películas no envejezcan bien, como puede ser el caso del enfoque con el que se abordó a la protagonista de Atracción Fatal. En este clásico de 1987, Glenn Close, trabajando junto a Michael Douglas, interpretó a una mujer obsesiva que, en su intento de vengarse de un hombre casado con el que tuvo un breve encuentro sexual, trata de hacer la vida imposible a su familia hasta las últimas consecuencias. Se coló entre los estrenos más taquilleros de aquel año, optó a seis premios Oscar y pasó a la historia como uno de los títulos más icónicos de sus intérpretes, sin embargo, Close no quedó conforme con su trabajo.

Como contó en una entrevista con CBS, en la actualidad teme que con su interpretación contribuyera a crear estigmas en torno a las enfermedades mentales. Para preparar la película, consultó con dos psiquiatras para abordar la conducta de su personaje, sin embargo, la idea de que esta se debiera a un trastorno mental nunca surgió en la conversación. Con el tiempo, se dio cuenta de que este era el punto clave para entrar correctamente en el juego psicológico del film, lo que le hizo sentirse mal por interpretarlo con el prisma de una persona desquiciada y vengativa y no con la sensibilidad que la cuestión merece.

Por esta razón, Close, que tras sufrir en su entorno familiar casos de enfermedades mentales ha vivido muy concienciada al respecto, destacó que hoy “tendría una perspectiva diferente sobre este personaje” e interpretaría el texto desde otro punto de vista.

"Leería ese guion de forma totalmente diferente", dijo la actriz, que tras el estreno descubrió que la enfermedad del personaje corresponde a la descripción del llamado Síndrome de Clerambault o Erotomanía. "Lo sorprendente fue que en mi investigación para Atracción fatal hablé con dos psiquiatras. Nunca surgió un trastorno mental. Nunca surgió la posibilidad de que eso sucediera. Eso, por supuesto, sería lo primero en lo que pensaría ahora”.

Una actriz muy concienciada con la salud mental

Si recordamos, la actriz creó en 2009 una asociación llamada Change 2 Mind para poner fin a la discriminación en torno a la salud mental. En entrevistas con programas como Tell Me More, en donde acudió a promocionar esta labor, contó que lo hizo inspirada por su hermana menor, Jessie, que fue diagnosticada de trastorno bipolar cuando tenía 40 años; y por su sobrino, Calen, que vive con un trastorno esquizoafectivo. “No hablábamos de esto... éramos una familia que no tenía absolutamente ningún vocabulario para las enfermedades mentales, por lo que a Jess no le diagnosticaron hasta los 40 años. En realidad, su hijo fue diagnosticado antes que ella”, confesaba.

Este tema también salió en la conversación con CBS, donde lo resaltó para justificar su temor a haber contribuido al estigma y haber simplificado en exceso el sufrimiento en torno a la salud mental en Atracción fatal. Por ello, destaca que, como figura pública con poder mediático a su alcance, cree que tiene la responsabilidad de evaluar y reinterpretar personajes como el de este clásico de los '80. Obviamente, no puede rehacer la película, pero sí reconocer el error, difundir su nueva perspectiva e intentar que cuando veamos el film lo percibamos de otro modo.

Glenn Close hoy hubiera interpretado su personaje de 'Atracción fatal' con un enfoque más concienciado con la salud mental (Foto: Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)
Glenn Close hoy hubiera interpretado su personaje de 'Atracción fatal' con un enfoque más concienciado con la salud mental (Foto: Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images)

"La enfermedad mental es un asunto de familia. Uno de cada cuatro de nosotros se ve afectado por esto. Y hemos aprendido como familia que si tienes el coraje de comenzar a hablar de ello y si cuentas con el amor y el apoyo de tus amigos y familiares al hacerlo, estás dando un gran paso", continuaba. "Creo que como figuras públicas, como artistas, tenemos la responsabilidad moral de retratar sólo personajes, y si tienen un comportamiento disruptivo o negativo, eso tiene que ser explicado responsablemente”.

Desde luego, nadie va a juzgar a Glenn Close por este detalle. A fin de cuentas, se trata de una película producida en una década donde los límites de lo correcto todavía estaban difusos en Hollywood, por no hablar de que el público se acerca a propuestas como Atracción fatal buscando historias retorcidas de ficción y no representaciones verídicas. No obstante, por lo vivido en su entorno, se entiende que hoy quisiera volver atrás y dar una vuelta al film.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Glenn Close: "No pienso mucho en los halagos, sería insoportable"

La película que salvó a Robert Pattinson de un destino oscuro en Hollywood

La actriz de Disney que destacó fuera de Hollywood tras dar un uso inesperado a su talento

La experiencia incómoda de Demi Moore y Woody Harrelson en uno de sus clásicos más controvertidos