Anuncios

La pesadilla de que tu casa aparezca en una película de moda como 'Saltburn'

Los dueños de la mansión que aparece en el thriller de Amazon Prime Video la están sufriendo las consecuencias del éxito moderno

Los dueños de la mansión que sirve como escenario protagonista en 'Saltburn' tuvieron que contratar un servicio de seguridad ante la moda de visitarla sin permiso impulsada en TikTok. (Cortesía de © Amazon Content Services LLC)
Los dueños de la mansión que sirve como escenario protagonista en 'Saltburn' tuvieron que contratar un servicio de seguridad ante la moda de visitarla sin permiso impulsada en TikTok. (Cortesía de © Amazon Content Services LLC)

Que de repente suene el teléfono y un grupo de productores de Hollywood te pidan permiso para usar tu casa como escenario de una película puede parecer divertido. Tener a estrellas de cine campando por tus pasillos y ver de primera mano los entresijos de una producción se antoja como una experiencia difícil de rechazar. Sin embargo, si la producción en cuestión convierte a tu vivienda en un protagonista interesante de la historia y el producto final se corona como fenómeno de masas, entonces las consecuencias no serían tan divertidas como pensabas. Al contrario, en ese momento puede comenzar una pesadilla.

Eso es justamente lo que están viviendo los dueños de la Casa Drayton, la mansión que aparece en Saltburn, el thriller de Amazon Prime Video protagonizado por Barry Keoghan y Jacob Elordi que lanza dardos satíricos sobre la ostentación de la riqueza, la diferencia de clases sociales y el poder del dinero. En la historia, un joven universitario de posición privilegiada invita a su amigo a pasar el verano en la mansión de su familia, usando sus lujosos jardines, habitaciones épicas e imponente estructura externa para plasmar la grandilocuencia narrativa.

Sin embargo, es tanto el furor que está provocando la película que cientos de usuarios de TikTok están alimentando un fenómeno viral explosivo que se divide en diferentes tendencias: desde repetir el baile que interpreta Barry Keoghan desnudo por la casa al son de Murder on the Dancefloor de Sophie Ellis-Bextor, a filmar las reacciones de familiares ancianos viendo una de las escenas eróticamente repulsivas (la famosa escena de la bañera) o… mostrar cómo visitar la mansión sin permiso.

La Casa Drayton es un escenario perfecto dentro de la narrativa de 'Saltburn'. (Cortesía de © Amazon Content Services LLC)
La Casa Drayton es un escenario perfecto dentro de la narrativa de 'Saltburn'. (Cortesía de © Amazon Content Services LLC)

La pesadilla de los propietarios

Charles Stopford Sackville es amigo de los padres de la directora Emerald Fennell y propietario de la vivienda que lleva en su familia desde el siglo XVIII. Un hombre que confió en la visión de la cineasta y recibió una prestación económica para prestar su casa pero, sin dudas, jamás imaginó el problema que tendría por delante. Porque los TikTokers no solo se acercan a filmar la mansión construida a finales del siglo XIII en Northamptonshire, Inglaterra, sino que están encontrando caminos secretos para acceder al terreno, desviándose del sendero público para traspasar la propiedad privada, motivados por otros TikTokers que publican videos mostrando cómo hacerlo.

Estamos hablando de una vivienda privada que no está abierta al público pero que está recibiendo cientos de visitantes inesperados cada fin de semana. Muchos de ellos se toman selfies y otros se ponen a bailar en la entrada haciendo sonar Murder on the Dancefloor en homenaje a la escena de Barry Keoghan. Y, siguiendo la tendencia moderna de plasmarlo todo en redes sociales, terminan publicando los vídeos con la localización, motivando el fenómeno viral y hasta explicando cómo llegar hasta la vivienda de manera explícita.

“Nunca imaginé la cantidad de interés que habría. Es bastante extraño. No lo tomo como algo halagador”, dijo Sackville a Daily Mail tras ver la tendencia viral que está llevando a visitantes no autorizados hasta su casa. “¿Cómo te sentirías si la gente estuviera tomando fotografías fuera de tu casa? Preferiría que el interés desapareciera, pero no puedo hacer que desaparezca”. No sabemos cuánto habrá ganado por alquilar la vivienda a la producción, pero ahora se lo está gastando en pagar seguridad privada ante la avalancha de gente que llega a la vivienda sin permiso.

Y es que el asunto empeoró a raíz de un video de TikTok que se hizo viral y comenzó la tendencia. Se trata de un vídeo publicado por una vecina de la mansión llamada Rhian Williams donde guía a los usuarios “cómo llegar a Saltburn” y ver la propiedad. El problema es que en su afán por sumarse a la moda y curiosidad que provoca la película, terminó motivando a extraños a seguir sus pasos.

“Cuando hice mis TikToks sobre la ubicación de Drayton House, que descubrí en línea, nunca soñé que obtendrían 5,6 millones de visitas”, dijo a BBC. Al parecer, su intención era motivar a generaciones jóvenes a pasear por la campiña inglesa y “tomar aire fresco”, pero el asunto se le fue de las manos. Dice que “es una pena que la gente esté invadiendo la propiedad” porque “hay un camino público que atraviesa la finca y que todo el mundo debería seguir si quiere visitar”. No obstante, la fama viral sería más fuerte porque, a pesar de la pesadilla de los dueños, el vídeo sigue activo y acumulando visionados. Y no solo publicó uno, sino que hay dos sobre la vivienda en el mismo perfil.

No es la primera vez

La pesadilla de que tu casa se adentre en el imaginario popular es algo que muchos propietarios vivieron en carne propia después de ceder sus hogares a la industria de Hollywood. Le pasó a los dueños de la casa de Walter White (interpretado por Bryan Cranston) en Breaking Bad, una familia normal y corriente que tras el éxito de la serie se la pasaba limpiando las pizzas que la gente arrojaba al techo en homenaje a una secuencia icónica de la serie (EW).

Recibían tantos visitantes a diario en su hogar de Alburquerque, sacando fotos mientras ellos vivían sus vidas o tomándose selfies, que decidieron instalar vallas para bloquearlos (CBC). Llegó un punto en que perdieron la cuenta de la cantidad de visitantes que recibían cada semana, con personas gritándoles que se movieran o cerraran la puerta del garaje para poder sacar una foto. Una verdadera locura. Era tal el furor que la familia tenía miedo de dejar la casa desatendida.

Pero hay más casos. Los dueños de la granja de Rhode Island que inspiró la película de terror El conjuro (2013) terminaron demandando a Warner Bros. ante el hartazgo que vivieron durante dos años siendo inundados por fans y curiosos que invadían la propiedad (CBS). Si bien la cinta se rodó en Carolina del Norte, estaba basada en el caso de una casa embrujada investigada por Ed y Lorraine Warren en los ‘70s y que tuvo lugar en la granja mencionada. Norma Sutcliff había comprando la vivienda en 1987, viviendo en paz hasta que en 2013 todo cambió a raíz del éxito de la película.

Vivía en una casa con un historial supuestamente paranormal pero su mayor temor no eran los fantasmas, sino los extraños que llegaban de todas partes. La terminaron vendiendo en 2022.

A su vez, los propietarios de la casa de Oregón utilizada en el clásico de los ‘80 Los Goonies, tuvieron que cubrirla con una lona después de cansarse de los visitantes no deseados. La terminaron vendiendo a un fan que la reacondicionó para abrirla al público.

Dicen que la curiosidad mató al gato pero, en este caso, por el afán de sumarse a los fenómenos virales y alcanzar popularidad online se llegan a cruzar límites que no entienden de respeto al prójimo. Porque no estamos hablando de escenarios construidos para la ficción. Ni tampoco son viviendas que sean propiedad del imaginario colectivo ni sitios especiales dedicados a satisfacer la demanda viral o la curiosidad fan. Resulta comprensible que el fan de una película o serie sienta interés por conocer de primera mano los escenarios de la historia, como sucede con los tours de Harry Potter en Londres o de Juego de Tronos en diferentes países donde se rodó la serie, pero no debemos olvidar que estamos hablando de propiedades privadas con dueños de carne y hueso viviendo sus vidas. Y que, al final, no todo vale para conseguir popularidad viral.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Por qué volvió el éxito "Murder on the Dancefloor" tras más de 20 años de su lanzamiento?

La reflexión de Barry Keoghan sobre lo que ha desatado su desnudo en 'Saltburn'

La táctica de 'Saltburn' para coronarse como la película de la que todo el mundo habla

A ‘Mary Poppins’ le toca pasar por el aro de la corrección moderna por "lenguaje discriminatorio"