Lo bueno y lo malo del mate, un ritual que trasciende generaciones

·6  min de lectura
Tomar mate implica compartir un ritual cultural que es símbolo de amistad y confianza en algunos países suramericanos. (Getty Creative)
Tomar mate implica compartir un ritual cultural que es símbolo de amistad y confianza en algunos países suramericanos. (Getty Creative)

Uno de los jugadores del equipo de fútbol, de no más de 20 años de edad, llegó al campo con un bolsito que contenía un termo lleno de agua caliente, un envase y una tacita sin asa con una especie de popote de metal. Se sentó y antes de cambiarse los zapatos para jugar, se sirvió yerba que sacó del envase, la puso en la tacita y, después de algunos movimientos, le puso un poquito de agua del termo; introdujo el popote -que se llama bombilla- y agregó más agua con calma y gusto. Dos amigos se acercaron y empezaron a tomar ¡todos del mismo vaso! mientras compartían sus historias del día. Estaban tomando mate, pero sobre todo compartiendo un ritual cultural que es símbolo de amistad y confianza.

En una comunidad tan diversa como la que conforma el estado de Florida, no es extraño conocer distintos tipos de culturas, compartir con amigos sus rituales y disfrutar de sus historias a través de los sabores que ofrecen en sus países de origen. Así, mientras los chicos argentinos del equipo compartían el mate, se acercaron un mexicano y un venezolano comentando lo que harían en el entrenamiento. Inmediatamente los sumaron al compartir sorprendiéndome porque, honestamente, yo pensaba que el mate era cosa de personas mayores.

El mate hoy en día adquiere renovado interés entre los jóvenes latinos por sus muchos beneficios. (Getty Creative)
El mate hoy en día adquiere renovado interés entre los jóvenes latinos por sus muchos beneficios. (Getty Creative)

Pues resulta que no. El mate puede tomarse durante distintos momentos del día y hoy en día adquiere renovado interés entre los jóvenes por sus muchos beneficios. Popularmente, se dice que tomar la infusión de mate disminuye el apetito, tiene propiedades digestivas, es diurética, ayuda a mantenernos alerta, estimula la resistencia física, e incluso alivia dolores porque cuenta con propiedades analgésicas. Pero veamos qué dice la ciencia.

Un estudio publicado en el Diario de Alimentos Funcionales, sugiere que, por sus compuestos fenólicos, el consumo de mate puede contribuir a minimizar algunos factores de riesgo cardiovascular y se incentiva la investigación en pro de nuevos hallazgos.

Otra investigación señala que el magnesio incorporado a la yerba mate genera efectos beneficiosos para la salud humana, conclusiones a las que llegaron después de observar que durante cuatro meses, los individuos participantes en el estudio observaron estimulación de la motilidad intestinal, disminución de la fatiga y de episodios de migraña recurrente para quienes los padecían. También observaron un mejoramiento en el aspecto de la piel y disminución de calambres. Sin embargo, estos beneficios desaparecieron al dejar de consumir la bebida.

El mate estimula el movimiento intestinal, disminuye la fatiga y episodios de migraña recurrente, según un estudio. (Getty Creative)
El mate estimula el movimiento intestinal, disminuye la fatiga y episodios de migraña recurrente, según un estudio. (Getty Creative)

Adicionalmente, dado su gran contenido de antioxidantes, es uno de esos alimentos que retrasan el envejecimiento fisiológico. Es rico en flavonoides que además tienen efectos antialérgicos, antibacterianos y antivirales, además de que respaldan el sistema inmune, según se explica en distintas publicaciones académicas. Además cuenta con vitaminas A, B-1, B-2, C, E, caroteno, ácido pantoténico, calcio, potasio, hierro, y sodio.

Atención, nada en exceso es bueno

Como se explica en el portal del gobierno argentino, la planta, cuyo nombre científico es Ilex Paraguariensis, es nativa de la selva paranaense, región ubicada entre el sur de Brasil, el este de Paraguay y el noroeste de Argentina, con lo cual en esos países y en Uruguay su consumo es no solo frecuente sino que está estrechamente vinculado con su cultura e incluso es visto en sí mismo como un compañero de la rutina diaria de todo el que lo consume, sin importar su edad.

Tomar mate a altas temperaturas con mucha frecuencia se ha relacionado con el riesgo de desarrollar cáncer en la garganta y en la boca, según investigaciones. (Getty Creative)
Tomar mate a altas temperaturas con mucha frecuencia se ha relacionado con el riesgo de desarrollar cáncer en la garganta y en la boca, según investigaciones. (Getty Creative)

Por esto, también se han estudiado las desventajas de consumirlo en exceso, porque además tiene algunas contraindicaciones.

En primer lugar, el consumo de mate caliente tan frecuentemente podría asociarse con el aumento de riesgo de desarrollar cáncer de esófago, laringe y de la cavidad oral, según reseña un artículo científico publicado que menciona que “la temperatura -de la bebida- podría actuar dañando la mucosa o acelerando las reacciones metabólicas, incluidas las de las sustancias cancerígenas del tabaco y el alcohol”. Sin embargo, no existen estudios sólidos que respalden estas hipótesis a través de análisis de control en la población sobre el consumo de esta bebida como factor de riesgo.

Además, al ser un diurético, se recomienda un consumo moderado de máximo 5 mates al día para evitar problemas de deshidratación, según el portal del Consultorio Integral de Salud, en Argentina.

Aunque tomar mate está relacionado con el placer de compartir cotidianamente, debe hacerse con moderación porque contiene cafeína y puede ocasionar insomnio. (Getty Creative)
Aunque tomar mate está relacionado con el placer de compartir cotidianamente, debe hacerse con moderación porque contiene cafeína y puede ocasionar insomnio. (Getty Creative)

Este mismo sitio advierte que durante el embarazo y la lactancia es mejor evitar el consumo de mate puesto que su contenido de cafeína podría causar insomnio. Además, no está indicado para niños. También se menciona que el mate puede inhibir la absorción de hierro y debe evitarse en caso de afecciones digestivas como gastritis, esofagitis, cálculos biliares, y diarrea, de manera que antes de lanzarnos a la devoción por un producto que ofrece mil bondades, pensemos más bien en conservar el equilibrio en todo lo que consumimos.

Mate para principiantes

Como la curiosidad es más fuerte que todos los demás sentimientos que habitan en mi ser, investigué cómo disfrutar de esta bebida y encontré que el primer paso para quien no está acostumbrado al fuerte sabor amargo de la yerba mate es usar uno saborizado. Los hay de limón, de toronja, frutos rojos y más.

Luego, según se explica en el portal de Ma-te-dees, la calma y el cuidado en la preparación son fundamentales, así como contar con los accesorios adecuados. La taza típica de mate, sin asas, se le llama también mate y suele estar elaborada de madera o de calabaza.

El mate tiene un fuerte sabor amargo, por lo cual es una buena idea para principiantes, probar las versiones saborizadas. (Getty Creative)
El mate tiene un fuerte sabor amargo, por lo cual es una buena idea para principiantes, probar las versiones saborizadas. (Getty Creative)

Deben llenarse dos tercios de la taza con la hierba seca y luego de taparla con la mano, se mueve enérgicamente para asegurarnos de que todos los componentes de la hierba se mezclan apropiadamente. Luego, se procura poner en ángulo, dejando un espacio hacia el fondo del mate por donde se introducirá un poquito de agua tibia.

En ese mismo espacio, se introduce a fondo y con firmeza la bombilla, tapando con el dedo el extremo por el que vas a tomar, el otro extremo es un filtro diminuto, y finalmente se cubre con agua caliente que no debe estar hirviendo. Se puede ir poniendo agua caliente repetidas veces en la medida que vas tomando y compartiendo entre quienes nos acompañan.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La cocina peruana, mucho más que ceviche y pisco sour