Anuncios

Millie Bobby Brown hace bien en despedirse de 'Stranger Things'

BROOKLYN, NUEVA YORK - 14 DE MAYO: Millie Bobby Brown asiste al estreno de la temporada 4 de
BROOKLYN, NUEVA YORK - 14 DE MAYO: Millie Bobby Brown asiste al estreno de la temporada 4 de "Stranger Things" de Netflix en Netflix Brooklyn el 14 de mayo de 2022 en Brooklyn, Nueva York. (Foto de Arturo Holmes/WireImage)

No sabemos exactamente cuándo veremos la quinta y última temporada de Stranger Things, pero sus actores ya están tanteando el camino para la nueva vida que les espera lejos de Hawkins. Con las grabaciones previstas para que comiencen en mayo de 2023, Glenn Matarazzo –que interpreta al entrañable Dustin desde el primer capítulo– reveló en una reciente entrevista en el programa de Jimmy Fallon que siente temor de no conseguir trabajo cuando la seguridad que le aporta la serie de Netflix llegue a su fin. Una reacción normal después de saborear las mieles del éxito desde los 14 años (ahora tiene 20). Y si bien los hermanos Duffer están preparando continuaciones a través de spin-off’s, todo apunta a que Millie Bobby Brown está decidida a cerrar la puerta y despedirse de Once de una vez por todas. Y bien que haría.

Desde un principio, Matt y Ross Duffer no perdieron el tiempo y aprovecharon el fenómeno para expandir el universo de Stranger Things a través de novelas, cómics, videojuegos y experiencias inmersivas. Y ahora que la serie se acerca a su fin están trabajando en nuevas ramificaciones. Por ejemplo, con la primera obra teatral, la precuela Stranger Things: The First Shadow sobre la adolescencia de Joyce Maldonado, Jim Hopper y Bob Newby, que estrenarán en el West End londinense a finales de año. O el spin-off que anunciaron a mediados de 2022 y que, según sus creadores,será diferente de lo que todos esperan, incluido Netflix” (Deadline). Es más, según los hermanos Duffer, solo el actor Finn Wolfhard (Mike Wheeler en la serie) adivinó en quién se basaría. Sin embargo, si bien se desconocen los detalles del proyecto, lo que está claro es que no se basará ni en Once ni en Millie Bobby Brown.

Por un lado, así lo aclararon los creadores el pasado febrero cuando la rumorología y el ansia de los fans despertó especulaciones que hablaban del posible retorno de la protagonista con telequinesis. Lo hicieron a través de la cuenta de Stranger Writers en Twitter, respondiendo a una publicación que aseguraba que el spin off traería de regreso a Millie Bobby Brown, con un escueto “No es verdad”.

Mientras que la propia actriz ha sido más clara y directa, asegurando recientemente que ya tiene sus miras en el futuro. “Estoy muy preparada para decir adiós a este capítulo de mi vida y abrir nuevos” dijo a la revista Seventeen al hablar de la última temporada. “Soy capaz de crear historias que son importantes para mí y enfocarme en el panorama general. Pero estoy muy agradecida [por la serie]". En otras palabras, básicamente cerró la puerta a cualquier rumor de retorno al Upside Down.

A todo esto se suma una noticia publicada por el tabloide The Sun que revela que la actriz habría rechazado un salario de 10 millones de libras esterlinas (12 millones de dólares) para protagonizar el spin off. El medio cita a una supuesta ‘fuente’ que asegura que la expansión de Stranger Things podría ir en muchas direcciones”, mientras añade que la actriz habría preferido desligarse para extender sus alas a otros proyectos. Algo que, en otras palabras, ya dijo ella misma en la revista previamente mencionada.

A priori vamos a tomarnos esta revelación con pinzas. Porque si bien la cifra no sería del todo desacertada cuando tenemos en cuenta que Millie Bobby Brown habría cobrado $10 millones por la secuela de Enola Holmes (Independent) y $300.000 por cada episodio de las temporadas más recientes de Stranger Things (Celebrity Net Worth), el medio no menciona cuál es la fuente ni aporta detalles suficientes como para darle total credibilidad. Sin embargo, nos sirve para aplaudir y analizar la decisión de la joven intérprete de despedirse de una vez por todas.

Millie Bobby Brown acaba de cumplir 19 años y, prácticamente, ha crecido ante el ojo público bajo el ala protectora de un éxito global como Stranger Things. Nacida en Málaga, España, debutó como actriz con apenas 9 años en la serie de la ABC, Érase una vez en el País de las Maravillas (un spin off de Érase una vez). Tuvo apariciones puntuales en NCIS, Modern Family y Anatomía de Grey hasta que Stranger Things tocó a su puerta cambiando su vida por completo.

Porque la actriz, productora y modelo saltó al estrellato de la noche a la mañana a través de la serie que removió la nostalgia del cine de aventuras ochentero. Comenzó en la apuesta de Netflix con 12 años atrayendo una popularidad pasmosa, desarrollándose y creciendo ante la atenta mirada del mundo, despertando debates y críticas sobre la sexualización de su imagen en portadas de revista y campañas publicitarias. Sin embargo, a pesar de la popularidad que le acompaña desde los últimos siete años, no la conocemos suficiente como actriz. Lleva todo este tiempo en la cima de Hollywood pero todavía no la vimos explorando diferentes facetas dramáticas.

Porque más allá de Stranger Things ha protagonizado dos secuelas de Godzilla con un papel superficial a la sombra del monstruo japonés, y dos entregas de Enola Holmes, la exitosa adaptación de las novelas de Nancy Springer sobre la hermana menor de Sherlock Holmes que también produce. Y si bien las películas arrasaron en Netflix, personalmente tuve la sensación de estar viendo a Millie Bobby Brown actuando sin esfuerzo. Las semejanzas con la personalidad cómica, traviesa y divertida que transmite en entrevistas y sus redes sociales, me parecieron demasiado evidentes como para sentir que estaba descubriendo algo nuevo en el repertorio de la actriz.

Stranger Things ha sido un escenario perfecto para que Millie Bobby Brown experimente con el drama, el romance y el terror. Y tiene a su favor que, a lo largo de cuatro temporadas, consiguió evitar el encasillamiento bajo el éxito de su personaje. Se abrió camino por sí sola como referente popular para el público adolescente, pero de seguir en el mismo universo a través de un spin-off no solo sería repetitivo –después de todo Stranger Things ramifica sus tramas a partir de la figura de Once– sino que podría convertirse en una piedra en su camino encasillándose en un género y personaje sin retorno.

Y todo apunta a que sabe muy bien que es hora de abrir sus alas. Porque mientras se prepara para el final de la serie, ha terminado el rodaje de dos largometrajes: la nueva cinta de aventuras de los hermanos Russo, The electric state con Chris Pratt y Ke Huy Quan; y la apuesta de fantasía Damsel que dirige el español Juan Carlos Fresnadillo y Millie también produce. Una película donde interpreta a una futura princesa que descubre que su prometido pretende utilizarla como sacrificio sangriento. Pero eso no es todo. También se encuentra explorando el género thriller a través de un proyecto titulado The girls I’ve been.

Con tan solo 19 años tiene toda una vida por delante y tiempo de sobra para explorar su talento a través de diferentes producciones, pero que esté preparada para decir adiós a Stranger Things con tantos proyectos en desarrollo, nos asegura que Millie Bobby Brown sabe lo que hace. Que es hora de seguir descubriéndola como actriz y no como producto de un fenómeno puntual.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Ben Affleck y Matt Damon bromean diciendo que se les acaba el tiempo para seguir trabajando

Ni el Oscar de Ke Huy Quan consigue borrar el temor que le persigue en Hollywood

Joseph Quinn (Eddie) nos conquista más todavía y fuera de 'Stranger Things'

'Stranger Things' deja una deuda pendiente que no le perdono