Anuncios

El niño de 'Hook' encontró su propio éxito lejos de Hollywood y tras renunciar a la fama

Fue el hijo de Robin Williams en la película de Steven Spielberg sobre las aventuras de Peter Pan

¿Qué fue del niño que interpretaba al hijo de Robin Williams en 'Hook, el regreso del capitán Garfio?' (Foto de Murray Close/Sygma/Sygma via Getty Images)
¿Qué fue del niño que interpretaba al hijo de Robin Williams en 'Hook, el regreso del capitán Garfio?' (Foto de Murray Close/Sygma/Sygma via Getty Images)

Charlie Korsmo fue uno de los niños que se hicieron un hueco en nuestro corazón tras trabajar en clásicos de Hollywood. A él le llegó la oportunidad de destacar en Hook, el regreso del capitán Garfio, la película de 1991 con la que Steven Spielberg trajo a nuestras pantallas el imaginario de Peter Pan con Robin Williams en el papel del niño que no quería crecer, Julia Roberts como Campanita y Dustin Hoffman como el malvado Capitán Garfio.

Lo cierto es que Charlie Korsmo venía pisando fuerte antes de este papel con dramas como Los hombres no abandonan, donde trabajo con Jessica Lange y Kathy Bates; o Dick Tracy, la comedia de acción de Warren Beatty por la que ganó el Premio Artista Joven al Mejor Actor Protagonista o el Premio Saturn a la Mejor Interpretación Infantil. Estos logros fueron clave para que Spielberg fijara su atención en él y lo fichara como uno de los protagonistas de su viaje al País de Nunca Jamás, dándole el privilegio de ser el hijo del mismísimo Peter Pan de Robin Williams.

Charlie Korsmo interpretó al hijo de Robin Williams en 'Hook, el regreso del capitán Garfio' con 12 años. (Foto de Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images)
Charlie Korsmo interpretó al hijo de Robin Williams en 'Hook, el regreso del capitán Garfio' con 12 años. (Foto de Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images)

UN CAMINO DIFERENTE AL CINE

El éxito de Hook, que recaudó más de $300 millones en todo el mundo con un presupuesto de $75 millones, podría haberle catapultado a ser uno de los grandes niños prodigio de aquella década, sin embargo, Charlie Korsmo optó por dejar atrás los focos y la fama y centrarse en sus estudios, conduciendo hacia una carrera profesional que divagó por lugares que jamás hubiéramos imaginado cuando lo vimos siendo una estrella junto a Steven Spielberg.

A finales de los '90 apareció en otra película titulada Ya no puedo esperar con Jennifer Love Hewitt y Selma Blair, pero en esos años ya tenía el foco en su carrera universitaria en física, de la que se graduó en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en el año 2000. Esta trayectoria lo llevó a trabajar para el Gobierno de Estados Unidos en la Agencia de Protección Ambiental, un puesto de alto estatus que irremediablemente lo hizo olvidarse de Hollywood.

Aunque fue su labor como físico lo que inició sus vínculos con el Gobierno para cuestiones medioambientales, el estar en contacto con la esfera política hizo que este mundo le interesará más que la ciencia. De esta forma, pasó a ocupar cargos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos como personal del Comité de Política y del Comité de Seguridad Nacional. Además, en 2006 decidió ampliar sus conocimientos doctorándose en Derecho y en 2011 el expresidente Obama reconoció su trabajo nombrándolo miembro de la junta directiva de la Fundación de Excelencia y Becas Barry Goldwater.

Sin embargo, Charlie Korsmo no se conformó con mantenerse en la esfera política y volvió a dar otro giro a su carrera.

Aprovechando su doctorado en Derecho, la estrella de Hook se pasó al mundo de la abogacía y la enseñanza. Tal y como se ve en su perfil como profesor de la Universidad de Case Western Reserve, donde actualmente es profesor, ejerció como abogado para el despacho Sullivan & Cromwell LLP de Nueva York, trabajó como docente en la facultad de Derecho de Brooklyn y empezó a publicar artículos de investigación.

Lo curioso es que en medio de tantos giros profesionales sacó tiempo para ponerse nostálgico y mirar de nuevo a Hollywood, puesto que en 2018 actuó en una película titulada Chained for Life. Era una producción menor que difícilmente consiguió hacer resonar su nombre en la industria, pero seguramente lo ayudó a matar el gusanillo de recordar su pasado como actor. Además, si investigamos por portales de noticias y redes sociales, vemos que ha participado en eventos relacionados con su carrera cinematográfica y no duda en sacarse fotos con alumnos que lo recuerdan por Hook junto a Robin Williams, un trabajo que, en la actualidad y a sus 42 años, seguramente siga teniendo en mucha estima.

Por lo demás, vive casado y con dos hijos, lo que anticipa una vida feliz y exitosa en todos los ámbitos para la que no ha requerido de la exposición mediática del cine. Parece claro que acertó con su decisión de alejarse de los focos y centrarse en sus estudios, abriendo sus alas más allá del cine, sumando logros en la ciencia, la política, la abogacía y la enseñanza.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

La hija de Robin Williams critica las "perturbadoras" recreaciones de la voz de su padre mediante el uso de IA

Robert Pattinson apostó por el sacrificio para reinventarse como estrella de cine

La obsesión del niño de 'El último gran héroe' lo salvó de la maldición infantil de Hollywood

La confusión tonta de Bill Murray por la que acabó haciendo la voz de Garfield