Frente a esta crisis que vivimos, píntate los labios de rojo

·4  min de lectura

En varias ocasiones a lo largo del siglo XXI (y también el siglo pasado) el maquillaje, y especialmente el lipstick rojo, ha jugado un papel crucial durante las crisis, y por trivial que resulte, sería una herramienta muy útil durante la situación actual producto del COVID-19.

Ante cualquier crisis, pintarse los labios de rojo podría ser una forma de levantarnos el ánimo y retomar un poco de control. Foto: Getty Images
Ante cualquier crisis, pintarse los labios de rojo podría ser una forma de levantarnos el ánimo y retomar un poco de control. Foto: Getty Images

Llegó a ser un deber patriótico en época de guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial, el primer ministro Winston Churchill, llegó a considerar el pintalabios rojo como un artículo de primera necesidad, y se utilizó el eslogan “Beauty is your Duty” (La belleza es tu deber). Y es que aunque suene trivial, este simple gesto hacía a las mujeres a sentirse fuertes, seguras y atractivas, algo muy deseado durante una crisis, y se consideraba que ayudaba elevar la moral de la población.

De hecho, y como recoge Rachel Felder, periodista y autora del libro ‘Red Lipstick: An Ode to a Beauty Icon’, el labial sube la moral, pero es mucho más que eso: “en tiempos de crisis, como hizo durante la Segunda Guerra Mundial, les aporta a las mujeres un sentido de normalidad”.

Además, agrega, sería una forma de esconder inseguridad y demostrar su fuerza, así como, de tener un poco de control ante la sensación de descontrol que genera una crisis.

Y lo mismo ocurriría hoy, pues aunque no estamos en una guerra como tal, sí estamos lidiando con una situación desconocida a nivel global, con estrés, confinamiento, distancia de nuestros seres queridos y muerte. Un detalle tan trivial como pintarse los labios, se vuelve importante, y nos empodera porque en medio de todo el caos, hay un poco de normalidad, recalca Felder.

También te puede interesar: Aceite de aguacate: cómo y por qué incluirlo en tu rutina de belleza

Y este efecto, incluso sin eslogan, se habría repetido

En el año 2008, durante la más reciente crisis económica, la marca de cosméticos L’Oréal, reportó un crecimiento de sus ventas de 5.3%. Algo similar ocurrió después de los atentados del 11 de marzo en España, donde varias empresas reportaron un incremento de ventas de sus maquillajes, y especialmente de los pintalabios rojos.

De hecho, el presidente de la marca Estée Lauder, Leonard Lauder, llegó a asegurar que cuando se disparaban las ventas de los labiales rojos, era señal de que se aproximaba una crisis.

Así, el efecto del pintalabios rojo, además del maquillaje, se han visto en repetidas ocasiones a lo largo de la historia, sin necesidad de que un gobierno lo haga parte de un eslogan patriótico.

La teoría del efecto del pintalabios

En el año 2012 se realizó un amplio estudio, publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology, sobre el efecto del pintalabios rojo, naciendo así la teoría llamada ‘Red Lipstick Effect’ (efecto de labios rojos). En él se recoge, después de recabar datos de fluctuaciones monetarias y desempleo en EEUU a lo largo de 20 años, que en épocas de recesión, la gente dedicaba menos de su presupuesto en artículos de placer, pero la venta de cosméticos aumentaba.

Sobre por qué ocurriría esto, los responsables del estudio tienen dos teorías. La primera se relaciona con un comportamiento heredado de nuestra evolución, o teoría evolutiva. Este recoge que a lo largo de la historia de la humanidad, en épocas de escasez, las mujeres habrían aprendido que el éxito reproductivo dependería de encontrar una pareja estable. En otras palabras, que de forma inconsciente, cuando hay una crisis, las mujeres, sin importar si son pobres o viven en abundancia económica, estarían buscando ser mas atractivas para poder asegurar la supervivencia de la especie.

El labial rojo resultaría, para este efecto, una herramienta muy útil, cómoda y relativamente económica para lograrlo.

También te puede interesar: Mascarillas DIY para hidratar tus manos con lo que tienes en la alacena

La segunda teoría, se relaciona más con lo que ya mencionamos antes, y sería una forma eficaz y barata de consentirnos, de acercarnos un poquito a la felicidad, normalidad y control, cuando todo lo demás parece no tener sentido.

Por eso, y especialmente si estás confinada a estar en tu casa, es importante levantarte de la cama todos los días, ducharte, quitarte el pijama y vestirte como si fueras a salir, agregando un poco de normalidad a toda esta situación, y además ponerte un poco de labial, o algo que te haga sentir bien.

@travesabarros

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.