¿Qué fue de Saúl Lisazo? El modelo y galán por excelencia de los años noventa

Foto: Gustavo Caballero/Getty Images

Protagonizó varias telenovelas después de dar el paso de ser modelo a actor, pero luego hubo un bache en el que nadie supo de él. ¿Qué fue de Saúl Lisazo?

El actor argentino ahora tiene 63 años y reapareció en la televisión con un personaje pequeño en Telemundo, para la versión actualizada de ‘Betty la Fea’. ¿Cómo es que un galán tan cotizado terminó siendo de reparto?

En el 2016 comentó: “Gracias a Dios, puedo darme el lujo de elegir cuando venga una oferta que me gusta, cuando venga un papel que me guste y no importa el dinero, no es por eso. Es simplemente porque me gusta la historia y me interesa el personaje”.

También te puede interesar: Conoce a los protagonistas de Betty en NY

Después de todo, Lisazo estuvo durante muchos años con un protagónico tras otro en varias telenovelas de México. Pero la verdad es que su plan de vida era completamente distinto a las grabaciones en los foros de televisión.

Nacido en Los Toldos, en Buenos Aires, Saúl en realidad quería ser futbolista profesional. Se preparó para ello y de hecho lo logró. Debutó en el Club Atlético Sarmiento, en Argentina, e incluso tuvo la oportunidad de jugar en otras partes del mundo, como Bélgica y Brasil.

La profesión de futbolista lo mantuvo recorriendo las canchas durante 10 años. Pero en 1983, sufrió una lesión en la rodilla durante un partido. Sin embargo, resultó ser más que eso y ese accidente terminó por dejarlo fuera de la jugada de manera definitiva.

El salto a la actuación

Tras la lesión que lo alejó de las canchas, decidió probar suerte en México como modelo. Luego de aparecer en varios anuncios comerciales, se volvió la imagen oficial de Bacardi (en cuyos anuncios televisivos, por cierto, le doblaban la voz).

¿Lo recuerdas?

La proyección que le dio ser la imagen de estas bebidas lo llevó a recibir invitaciones de Televisa para participar como actor de telenovelas. Y así, lo vimos en 1990 en ‘Amor de nadie’, un melodrama protagonizado por Lucía Méndez. Le siguieron ‘Tenías que ser tú’, ‘Prisionera de amor’ y ‘Agujetas de color de rosa’.

Y así fue como en 1995 llegó su primer protagónico: ‘Bajo un mismo rostro’, al que le siguieron ‘Acapulco, cuerpo y alma’, ‘La jaula de oro’ y ‘Vivo por Elena’. Después, hizo participaciones en telenovelas como ‘El niño que vino del mar’ y ‘El derecho de nacer’.

El salto a Estados Unidos

Pero luego dejó de aparecer en telenovelas de México. Esto se debió a que recibió una invitación de Telemundo para protagonizar una telenovela llamada ‘Gitanas’, a la que le siguió ‘Tierra de pasiones’.

Años después regresó, pero de la mano de TV Azteca para estelarizar ‘Mientras haya vida’, junto a Margarita Rosa de Francisco (la legendaria y auténtica ‘Gaviota’ de ‘Café con aroma de mujer’).

Y por haber aceptado trabajo de otras empresas, Televisa terminó por vetarlo. “Me duele porque fue mi casa. El trabajo debe ser para todos lados. Yo no veto a nadie ni puedo hacerlo”, comentó.

También te puede interesar: Saúl Lisazo lamenta estar vetado

Pero trabajo nunca le faltó. De hecho, siguió aceptando proyectos tanto en México como en Estados Unidos, como ’El clon’, ’El octavo mandamiento’, ‘El rostro de la venganza’, ’Las Bravo’ y ‘Señorita Pólvora’. Actualmente, actúa en ‘Betty en NY’, una adaptación de la colombiana ‘Yo soy Betty, la fea’.

También ha participado en series y películas. En 2008, participó en ‘Capadocia’, mientras que en el cine lo vimos en ‘Ladrón que roba a ladrón’ y ‘La dictadura perfecta’. Su más reciente trabajo en la pantalla grande fue en la guatemalteca ‘Septiembre, un llanto en silencio’.

Además, tiene uno de los matrimonios más estables de la farándula. En 1983, se casó con la modelo española Mónica Viedma, con quien tiene dos hijos: Paula, de 19 años; y Martín, de 14. Su matrimonio continúa.

Un contratiempo impidió a Saúl Lisazo continuar una carrera en las canchas de futbol. Sin embargo, esto terminó convirtiéndolo en uno de los actores más reconocidos de habla hispana. Con 63 años, parece que sus intereses van más allá del primer crédito en una telenovela. Quiere personajes que le emocionen.

@braham_MV