Anuncios

Robert De Niro y Mickey Rourke, una discordia que empezó con la caída de un ídolo

Mickey Rourke en el set de la película
Mickey Rourke en el set de la película "Angel heart" en 1987. (Photo by Bertrand LAFORET/Gamma-Rapho via Getty Images)

Antes de que las consecuencias del boxeo y las reconstrucciones faciales lo llevaran por el camino del olvido y la resurrección profesional, Mickey Rourke llegó a ser uno de los actores de moda en la década de 1980. Directores como Lawrence Kasdan (Body heat) y Francis Ford Coppola (La ley de la calle) lo elegían para sus películas mientras la industria comenzaba a prestarle atención a raíz del magnetismo que irradiaba con sus intensas interpretaciones. Sin embargo, en aquella época de éxito y ascenso en la que se había coronado como uno de los sex-symbol masculinos más populares gracias a Nueve semanas y media, surgió una discordia con Robert De Niro que Rourke ha mantenido viva y candente a través de los años.

Mickey Rourke y Robert De Niro trabajaron juntos por primera (y última) vez en el thriller psicológico Corazón diabólico (Angel Heart, 1987), donde el primero interpretaba a un investigador privado contratado por el personaje del segundo para resolver una desaparición. Rourke sabía que era una oportunidad única: él era el protagonista mientras el venerado actor -que por aquel entonces ya había ganado dos premios Oscar- era el secundario. No obstante, el entusiasmo se habría torcido cuando, después del primer encuentro, De Niro le dijo: “Creo que es mejor que no hablemos debido a nuestros personajes en la película. Es mejor si no nos decimos hola, hablamos o nada”. Y un día después, según reveló Mickey Rourke en un programa italiano, De Niro envió al director de mensajero para pedirle que nunca lo toque después de hacerlo durante una escena. Me hirió mis sentimientos un poco porque yo lo admiraba” explicó el actor de El luchador.

Cualquiera que haya seguido la trayectoria del intérprete de Taxi driver sabrá que es uno de los actores “de método” que “viven” sus personajes para comprender mejor sus emociones y motivaciones. Por lo que no deberían extrañarnos del todo las peticiones que supuestamente le hizo a su compañero. No olvidemos que Robert De Niro se sacó la licencia de taxis en Nueva York y trabajó durante dos semanas para meterse en la piel de su personaje en Taxi Driver, peleó en el ring durante su entrenamiento para Toro salvaje y pagó $25.000 a un dentista para que le afilara los dientes antes de rodar Cabo de miedo y luego se los arreglara. Es decir, pedirle a Mickey Rourke que no se comunicaran en el rodaje, o se tocaran, puede no haber sido un símbolo de desprecio, sino más bien una técnica personal para distanciar a los personajes. Sin embargo, Mickey Rourke no lo habría visto de la misma manera, arrastrando la discordia desde entonces.

Siempre me tomé la actuación como algo muy personal, con quien sea que trabaje. En mi mentalidad: soy yo contra ti, y te voy a llevar a la escuela”, explicó en una entrevista de 2020 a Andy Lee. Una frase en inglés que supone que, debido a su experiencia de vida, tiene más que enseñarle al otro. “Por eso, cuando De Niro y yo trabajamos juntos no salió muy bien. Quería que me arrodillara y le besara el c*lo. Conoció al tipo equivocado”, añadió.

Mickey Rourke continuó definiendo a su excompañero como “llorón” porque, según su experiencia, Robert De Niro se quejaba al director Alan Parker de lo que Rourke hacía en sus escenas. “Hubo un momento que se quejó demasiado y recuerdo que no perdí los nervios ni nada, pero lo miré a los ojos y vi a través de él. Y me dije a mí mismo ‘no has estado donde yo estuve, no caminaste en mis zapatos, no hay forma en que vayas a ganar esto. Tendrás que matarme, despertarme y matarme de nuevo’”, repitió en la entrevista mencionada. Sin embargo, su explicación nos deja entrever una discordia en la que Mickey Rourke recuerda haber pensado todo lo que le quería transmitir con la mirada. Pero, evidentemente, es probable que la otra parte pensara o lo viviera diferente. Lo que explica que esta discordia solo tenga un contrincante. Porque básicamente Robert De Niro nunca le respondió públicamente.

Mickey Rourke también desempolvó el ring en 2019 durante una visita al programa italiano Non è la D´Urso. Contó que Corazón diabólico era una gran oportunidad para él y que durante sus estudios para ser actor, había admirado a Robert De Niro a la par que Marlon Brando y Al Pacino, soñando con ser un artista igual que ellos. Pero la experiencia, o su percepción de la experiencia, no fue cómo esperaba. Porque cuando su compañero le negó la palabra o el roce físico, Rourke asegura haber dejado de admirarlo.

WEST HOLLYWOOD, CALIFORNIA - JUNIO 17: El actor Mickey Rourke asiste al TEATRO Even Summer White Affair en Skybar el 17 de junio de 2022 en West Hollywood, California. (Foto de Paul Archuleta/Getty Images)
WEST HOLLYWOOD, CALIFORNIA - JUNIO 17: El actor Mickey Rourke asiste al TEATRO Even Summer White Affair en Skybar el 17 de junio de 2022 en West Hollywood, California. (Foto de Paul Archuleta/Getty Images)

Cualquiera diría que, lo que le pasó, fue que básicamente se le cayó el ídolo que había admirado durante tanto tiempo. Pero la cosa no quedó ahí. Mientras la presentadora lo apuraba para poder cumplir con los tiempos del programa, Mickey Rourke continuó contando que seis meses atrás (en 2019) estaba en la quiebra. Que el único dinero que tenía en ese momento era porque se había enfrentado a una pelea de boxeo en Rusia. Pero se lo había gastado todo. Y en ese momento supo que “Scorsese quería reunirse conmigo por una película con Al Pacino, Joe Pesci, Chris Walken y Robert De Niro. Pero la persona de casting le dijo a mi manager que De Niro dijo que se negaba a trabajar conmigo” (Superguida).

Sin embargo, el representante de Robert De Niro respondió en esta ocasión a través de un comunicado enviado a New York Post en donde los productores de la película de Netflix, Jane Rosenthal y Emma Tillinger Koskoff, así como la misma directora de casting Ellen Lewis, aseguraban que nunca le habían ofrecido un papel a Mickey Rourke en El irlandés, ni tampoco lo habían considerado.

NUEVA YORK, NUEVA YORK - 18 DE SEPTIEMBRE: Robert de Niro asiste al estreno mundial de 'Amsterdam' en Alice Tully Hall el 18 de septiembre de 2022 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Dia Dipasupil/Getty Images)
NUEVA YORK, NUEVA YORK - 18 DE SEPTIEMBRE: Robert de Niro asiste al estreno mundial de 'Amsterdam' en Alice Tully Hall el 18 de septiembre de 2022 en la ciudad de Nueva York. (Foto de Dia Dipasupil/Getty Images)

Pero más tarde Mickey Rourke volvió a la carga con una publicación incendiaria en Instagram. “Hey Robert De Niro, así es, te hablo a ti, llorón grandote de m*erda. Un amigo mío me dijo recientemente que hace unos meses apareciste en un periódico diciendo que Mickey Rourke es un mentiroso que dice todo tipo de m*erda. Escucha Sr. Tipo Duro de las películas, eres la primera persona que me llama mentiroso en un periódico”, escribió junto a una foto del actor. Pero eso no fue todo. A continuación prometió por su abuela, hermano y todos sus perros que iba a avergonzarlo “severamente y en un 100$” si llegaban a verse nuevo.

Para completar esta anécdota, merece la pena destacar que Mickey Rourke siempre se caracterizó por decir lo que piensa, aunque a veces se haya pasado de vuelta con el derroche de ego. Como hizo en una entrevista de 1994 a Channel 4, diciendo que si lo ponían en una habitación con “Alec Baldwin, Daniel Day-Lewis, Kevin Costner y todos esos, me los como vivos” con su talento como actor. “No me importan los actores. No me gustan. Creo que son un puñado de gente que viven en una burbuja. Conocí a Warren Beatty una vez y pensé que era uno de los tipos más horripilantes y vomitivos que jamás había conocido en mi vida”, declaró demostrando su desdén hacia el círculo hollywoodense. O como hizo cuando criticó a Tom Cruise por generar taquilla “interpretando al mismo personaje durante 35 años”, haciendo referencia a Top Gun: Maverick.

En parte podemos comprender el enojo de Mickey Rourke si, en su experiencia, el método de Robert De Niro afectó su trabajo. O si vivieron algún tipo de enfrentamiento profesional en el rodaje. Sin embargo, si ese fuera el caso, Rourke no sería el primero ni el único. Muchos actores vivieron discordias o situaciones complicadas por la falta de química o egos subidos más de la cuenta, pero eso no significa que vayan a pasar casi 40 años cargando con el resentimiento.

Mickey Rourke es el único que se ha pronunciado en esta historia con ataques, insultos y revelaciones que parecen surgir más de reacciones propias. No lo digo por defender a Robert De Niro porque, al final, solo ellos saben lo que vivieron en aquel rodaje. Pero cuando observamos los detalles, esta discordia destila una batalla donde la simple caída de un ídolo, el ego dolido y el resentimiento ganan la partida.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

'Dogstar', el grupo de Keanu Reeves, publicará su primer disco en 23 años

Gwyneth Paltrow y Winona Ryder: una amistad rota bajo la sombra de una traición

Cuando un jarrón de flores inició la discordia entre Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger

Un papel y una traición, el origen del rencor de Alec Baldwin con Harrison Ford