Anuncios

Roberto Moldavsky cumple un sueño en Miami y Nueva York y logra un inesperado récord

Roberto Moldavsky se fue de gira por Estados Unidos, en donde realizará su show en Miami y Nueva York
Roberto Moldavsky se fue de gira por Estados Unidos, en donde realizará su show en Miami y Nueva York

“Estamos muy felices porque hay muchísimas entradas vendidas, unas 1700. Y muy enchufados con el show que es una parte de Lo mejor de mí que armamos especialmente para traer a esta gira. Estamos con mucha expectativa. El teatro va a estar repleto, lo mismo parece que va a pasar en Nueva York mañana porque la venta va excelente. Es un sueño . Estamos muy felices todos”, asegura Roberto Moldavsky a LA NACIÓN.

El humorista de 61 años está emocionado con su primera gira por los Estados Unidos y se prepara para un fin de semana maratónico. Llegó a Miami ayer y apenas tuvo tiempo de pasear un ratito porque esta noche se presenta en el Miami Dade County Auditorium y mañana temprano vuela a Nueva York, en donde hará un show por la noche. Ni él mismo puede creer que la venta vaya tan bien en un país que no visitó nunca y, además, está orgulloso de ser el primer comediante argentino en vender tantas entradas para una sola función.

La gira es muy corta, ya que la semana próxima retomará las funciones de Lo mejor de mí en el Teatro Apolo, todos los viernes, sábados y domingos. Este 2024 es un año cargado de nuevos desafíos para el humorista. Por un lado, sigue en radio Mitre con el pase de Eduardo Feinmann y Jorge Lanata, todos los martes y viernes. “Es un espacio muy divertido que logramos crear y la pasamos bárbaro. Era un pase de 20 minutos que se convirtieron en 40. Fue un hallazgo”, le confió a LA NACIÓN. Y en marzo d ebuta como conductor con un programa de juegos en eltrece que se llama 1D2. “Es de entretenimientos, con dilemas, muy divertido. Si bien hay juegos, el centro del programa son dilemas a los que el participante tienen que enfrentarse y decir qué harían, y a su vez eso tiene que coincidir con la mayoría del público. No juzgamos nada. Puede ser cualquier dilema, desde batata o membrillo; o quedó el WhatsApp de tu pareja abierto, lo mirás o lo cerrás: o si hay un incendio salvás a tu perro o a tus ahorros. Es muy divertido y da mucha chance de reírnos”.

Roberto Moldavsky, en la televisión de Miami promocionando su show
Roberto Moldavsky, en la televisión de Miami promocionando su show

Sobre esta primera experiencia como conductor dice que el primer dilema lo tuvo él: “Hice un casting para la productora Boxfish, con quien trabajé en MasterChef. No estaba pensando en conducir, pero me contaron sobre esta idea y me encantó. Muchos humoristas en el mundo conducen programas de juegos y pueden aportar su impronta. El mismo Darío Barassi hace un trabajo bárbaro en su programa. Alentado un poco por eso, me animé. Me cautivó la propuesta porque es un juego que me gusta jugar. Arrancamos en marzo y va a ser un programa diario. Por ahora estamos ensayando y mejorando todo”.

Las grabaciones comenzarán la última semana de febrero y, aunque aún no está definido el día y horario, se espera que el programa esté en la pantalla de eltrece todas las tardes, a partir de mediados de marzo.

¿Cómo es el juego?

La competencia se inicia con 18 concursantes. Cada día habrá cinco rondas eliminatorias y en cada una de ellas clasifican la mitad de los participantes. Los perdedores formarán parte de una tribuna que resultará decisiva a la hora de definir el juego. En las primeras dos rondas los concursantes se enfrentarán al “Una de dos”, en el que responderán entre dos opciones. Pasarán de instancia aquellos que contesten mejor y más rápido las diez preguntas. Posteriormente deberán someterse a “El que busca encuentra”, en el que deben contestar imaginando cuál opción tiene más resultados de búsqueda en Google, y al “Datazo o Bolazo”, en el que decidirán si una información brindada es falsa o verdadera. Ya en semifinales, los cuatro participantes jugarán a “La clave”, que consta de un mano a mano (el primero con el cuarto clasificado y el segundo con el tercero), en el que habrá que explicar la relación entre una palabra clave y una imagen.

Los dos finalistas se enfrentarán en “El duelo final”, respondiendo preguntas de distinto tipo sabiendo que el primero que contesta cinco preguntas correctas, pasa a la final. El detalle es que cada pregunta mal respondida, le suma un punto al oponente. El ganador jugará la “Ronda de dilemas”, enfrentándose a cinco dilemas basados en asuntos cotidianos, con dos opciones cada uno. Antes de resolver cada dilema, el participante sacará una bola que dictará el dinero que hay en juego. Esos montos van desde $10.000 hasta $500.000. Por lo tanto, cada dilema que se resuelva correctamente, significará un valor en plata. Así, la tribuna, conformada por los 17 participantes perdedores, responderán cada dilema y el ganador solo se llevará el dinero si la respuesta coincide con la mayoría.

Moldavsky, sobre el escenario del teatro Apolo en donde se siente como en su casa
Moldavsky, sobre el escenario del teatro Apolo en donde se siente como en su casa

Son días un poco agitados entre las giras, el teatro y la tele”, admitió el humorista en LA NACION. “El Apolo un teatro que me gusta mucho y estoy ahí desde que hago calle Corrientes, en 2017. Me gusta porque es más ancho que largo y me permite ver y hablar con los espectadores de la última fila. Me gusta tener a la gente cerca porque me guía el viejo café concert con el que crecí. Iba a ver a Antonio Gasalla y Carlos Perciavalle, y también me encantaba Tato Bores. Me sabía algunos monólogos de memoria de Gasalla, y tengo esa escuela. Debuté en calle Corrientes en 2017, después de conocer a Gustavo Yankelevich, gracias a que Gerardo Rozín le insistió que me fuera a ver. Pero en realidad el primero que me llevó a los medios fue Fernando Bravo, a su programa de radio y a partir de ahí, me crucé con la gente indicada. Eso habrá sido en 2014″.

Desde ese momento la vida de Moldavsky dio un giro de 180°. Dejó su trabajo en un comercio del Once y poco a poco se dedicó de lleno al humor. “Todo lo vivía como un regalo, como plata que te encontrás en el piso. Me parecía muy loco que Fernando Bravo me hiciera una nota en la radio, después de haberlo escuchado tantos años en sus programas. En realidad, el que me descubrió fue Jorge Schusseim, un músico muy talentoso que era amigo de Bravo y a quien invitó a vernos en un show que hacíamos juntos. Pegamos onda enseguida con Fernando, que es muy generoso con los artistas, muy remador. Ya haber estado ahí fue un sueño, pero a partir de entonces se empezaron a dar las cosas. La verdad es que no soñaba nada de lo que me están pasando porque no tenía en mi radar dedicarme a ser artista . Sí quería que fuera mi cable a tierra, actuar en lugares chiquitos, algún evento. Nunca pensé en la masividad que te da la tele, la radio o la calle Corrientes”.

Dice Moldavsky que es “un buen transformador de historias en monólogos divertidos”: “Me nutro de cosas que pasan en la vida: el matrimonio, la relación con los hijos, ir al médico, hacer una dieta, manejar. Todo en la vida me da datos. Creo que mi especialidad es convertir una anécdota divertida que me cuentan en un texto para un show”.