5 consejos para mantenerse motivado en el trabajo

·3  min de lectura

Es entendible que el contexto general del mundo te desanime: a lo mejor te han recortado tareas en el trabajo o tienes allegados que han perdido su empleo por la pandemia o puede que te esté costando mucho concentrarte al trabajar desde casa… Sin embargo y pese a todo, como dice la frase: the show must go on.

A continuación, te brindamos algunos consejos para conservar la motivación en tu trabajo:

No pierdas el control. La incertidumbre activa nuestros sistemas de alarma, es decir, que nos pone en modo supervivencia. “Y la concentración, la tranquilidad y la memoria son incompatibles con la activación de nuestro sistema de alarma”, aclara en El País, la psicóloga María Esclapez.

Por lo tanto, es importante mantener las rutinas, también en el trabajo, según la experta, para “que nuestro cerebro entienda que tenemos un control dentro de lo que cabe, que lo que podemos controlar podemos hacerlo y debemos hacerlo”. Esto, por lo tanto, nos dará una mayor sensación de seguridad para afrontar las metas que nos marquemos.

Céntrate en los beneficios del trabajo. “Si estás luchando por concentrarte en tu trabajo, evita pensar en su dificultad y acentúa sus ventajas. Recuerda lo bueno que será terminar el proyecto debido a su impacto positivo en tu carrera o los resultados útiles para ttus compañeros de trabajo o clientes”, aconseja en Forbes, la socióloga y autora Tracy Brower.

Foto: zakokor/istock
Foto: zakokor/istock

Márcate objetivos realistas. Cocinar casero (y publicarlo en Instagram), hacer deporte, atender a los niños, rendir al 100% en el trabajo… Uno de los orígenes de nuestra desmotivación puede ser haberse marcado demasiados objetivos a realizar, sin tener en cuenta que quizás ahora lo que debemos hacer es exigirnos menos.

“Tener una idea de lo que realmente quieres conseguir durante la semana, adaptándose a esta situación de aislamiento, puede ayudarte a tener mayor sensación de control”, opina la psicóloga Tamara de la Rosa. “Bastante complicado nos lo está poniendo la vida como para autoexigirnos ser un confinado eficiente al 100%”, reflexiona.

También te puede interesar: Ideas para lucir cómoda y chic en casa durante la cuarentena

Siéntate cerca de una ventana. "Lo primero que debes pensar es dónde sentarte para trabajar", sugiere en Science Focus, Lily Bernheimer, directora de Space Works Consulting.

La experta hace referencia a un concepto conocido como "refugio y perspectiva", que dice que los humanos se sienten más cómodos sentados de espaldas a la pared y mirando a la puerta o ventana. "Creemos que evolucionamos para preferir estos entornos porque estos factores podrían haber contribuido a nuestra supervivencia, al ser los lugares más seguros en los que podríamos estar", sostiene Bernheimer.

Si en donde vives no tienes vista a la naturaleza, una imagen de un paisaje en tu pared también puede ayudar. "Si puedes encontrar una habitación con una vista de cualquier tipo de naturaleza, entonces tiene la capacidad de reducir la presión arterial y la circulación de las hormonas del estrés, y aumentarás la atención dirigida, que es la capacidad de concentración", explica la experta.

También te puede interesar: Coronavirus: ¿trabajas en casa y vives solo? Cómo manejar el aislamiento y la soledad

Bríndate apoyo emocional (sí, a ti mismo). Seguramente, en estos días llamaste a tus padres y abuelos para que no se sientan tan solos o levantaste el ánimo de un amigo que estaba un poco triste, sin embargo, también debes alentarte a ti mismo.

El apoyo emocional no solo debe esperarse de los demás. Es importante también empezar el día de una forma positiva, por ejemplo, dándose autoinstrucciones de lo bien que va a ir el día o dejándose una nota en el ordenador con un mensaje que nos ayude a empezar la jornada con más ganas”, propone María Esclapez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.