Anuncios

Una actriz ganadora del Óscar pronosticó que Julia Roberts sería una estrella, pero Hollywood no la escuchó

Antes del estreno de 'Magnolias de acero' y 'Pretty Woman' hubo una actriz que vio el potencial de Julia como estrella de cine

Sally Field propuso a los ejecutivos de 20th Century Fox la que podría haber sido la primera película de Julia Roberts como protagonista.  (Foto de Kevin Winter/Getty Images for AFI)
Sally Field propuso a los ejecutivos de 20th Century Fox la que podría haber sido la primera película de Julia Roberts como protagonista. (Foto de Kevin Winter/Getty Images for AFI)

Con más de 35 años en la industria, se puede decir que Julia Roberts ha sabido aprovechar su talento y las oportunidades que fueron llegando en su camino. Con apenas 22 años fue nominada al Óscar por primera vez (en 1990 por Magnolias de acero), un año después descubría el estrellato internacional de la mano de Pretty Woman (o Mujer bonita), para entonces coronarse como la reina de las comedias románticas, alcanzando un estatus privilegiado que la llevó a cobrar salarios récord de 20 y 25 millones de dólares por Erin Brockovich (2000) y La sonrisa de Mona Lisa (2003). Algo nunca visto para una mujer en Hollywood hasta aquel momento.

Ahora, a sus 56 años, la actriz con la sonrisa más icónica del cine regresa al género thriller con Dejar el mundo atrás, la nueva apuesta de Netflix que ya está disponible en la plataforma. Sin embargo, lo que muchos no saben es que hubo una actriz que quiso apostar por Julia Roberts cuando todavía era una desconocida. Una mujer que vio su potencial de estrella antes del estreno de Magnolias de acero y Pretty Woman, proponiendo una película a 20th Century Fox que la habría colocado en el rol protagonista por primera vez, antes del clásico con Richard Gere. Pero Hollywood no la escuchó a tiempo.

Esa mujer fue Sally Field. La actriz ganadora de dos premios Óscar y protagonista del discurso más injustamente burlado en la historia de los galardones que trabajó con Julia Roberts en Magnolias de acero, el clásico lacrimógeno de 1989 donde interpretaban a madre e hija. Aquella adaptación de la obra de Robert Harling tenía un reparto coral que incluía a figuras legendarias como Shirley MacLaine, Dolly Parton y Daryl Hannah, y contaba la historia de un grupo de vecinas de un pueblo sureño que lidiaba con la muerte de una de ellas.

La cinta se convirtió en un clásico instantáneo y consiguió colocar a Julia Roberts en el mapa hollywoodense a través de su nominación al Óscar como Mejor Actriz Secundaria. Sin embargo, no fue la película que la coronó como una figura reconocible a nivel global. Ese mérito lo tuvo Pretty Woman, que se estrenó la misma semana de los premios de la Academia de 1990 donde Julia había estado nominada, mientras Durmiendo con el enemigo sentenció su posición como estrella de Hollywood en 1991.

Shirley MacLaine, Daryl Hannah, Sally Field, Dolly Parton y Julia Roberts en el estreno de 'Magnolias de acero' en noviembre de 1989 en Nueva York. (Foto de Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images)
Shirley MacLaine, Daryl Hannah, Sally Field, Dolly Parton y Julia Roberts en el estreno de 'Magnolias de acero' en noviembre de 1989 en Nueva York. (Foto de Ron Galella, Ltd./Ron Galella Collection via Getty Images)

LA VISIÓN DE SALLY FIELD

Sally Field se había acercado a los ejecutivos de 20th Century Fox en 1988 con una idea para una película y ofreció a Julia Roberts como protagonista. Todavía no se había estrenado Magnolias de acero y la joven actriz circulaba por la industria como una recién llegada que había cautivado a la crítica con Mystic Pizza y poco más.

En realidad, existen varias anécdotas que reflejan lo desconocida que era Julia Roberts. Por ejemplo, no fue la primera candidata para el papel de Magnolias de acero. Meg Ryan iba a interpretar el personaje pero abandonó el proyecto para rodar Cuando Harry encontró a Sally..., dejando el hueco vacío a Julia. No obstante, conseguir el trabajo no fue pan comido. Según escribió Los Angeles Times en un artículo de 1991, la competencia "fue intensa" y Roberts tuvo que leer tres veces para hacerse con el papel.

Por otro lado, tampoco fue la primera elección para Pretty Woman. Antes que Richard Gere conectara con ella en el proceso de casting, el papel de Vivian pasó por las manos de Karen Allen, Molly Ringwald, Meg Ryan y Michelle Pfeiffer, pero todas rechazaron la oferta.

No obstante, antes de todo esto, después de descubrir su potencial en el rodaje de Magnolias de acero, Sally Field se plantó en las oficinas de Fox con la historia de Todo por amor. Según contó Field a Los Angeles Times en 1991, la idea se había desarrollado con Julia Roberts en mente para el papel protagonista, antes de convertirse en estrella. Propusieron el proyecto en 1988, antes del estreno en cines de Magnolias de acero, y el mismo año que Julia había acaparado algo de atención con Mystic Pizza. Sally había visto el potencial de Julia como actriz protagonista pero los ejecutivos de Fox no le hicieron caso.

“Julia era casi una desconocida”, dijo Field al medio mencionado. “Les dije que tenía una chica que sería maravillosa”. Y si bien los estudios Fox se habrían mostrado interesados en aquella historia sobre una enfermera que se enamora de su paciente moribundo, querían a una actriz más conocida para el papel.

Los estudios Fox se interesaron por la historia de 'Todo por amor' pero querían a una actriz más conocida en el papel que poco después terminó interpretando Julia Roberts. (Foto de Eric Charbonneau/WireImage)
Los estudios Fox se interesaron por la historia de 'Todo por amor' pero querían a una actriz más conocida en el papel que poco después terminó interpretando Julia Roberts. (Foto de Eric Charbonneau/WireImage)

Dejaron pasar el momento y en los años siguientes se estrenaba Magnolias de acero y Pretty Woman, con la nominación al Óscar entre medias, demostrando que Sally Field no se había equivocado. Que Julia Roberts tenía el potencial de acaparar la atención del público y comandar personajes con éxito.

Fue entonces que volvió a Fox con el guion terminado. “Fui a Fox y les dije ‘Repito. Hay una chica que conozco que sería maravillosa para este personaje’. Lo bueno es que ya no tuve que decir ‘No la conocen todavía’”, explicaba Sally en 1991.

Todo por amor obtuvo luz verde con Sally Field como coproductora y Joel Schumacher (Un día de furia, Batman eternamente) en la silla de director. Fue la película que siguió en cartelera a Línea mortal y Durmiendo con el enemigo y, según IMDB, habría supuesto un salario de 3 millones de dólares para la joven Julia cuando había cobrado $300.000 un año atrás por Pretty Woman (1990) y $90.000 por Magnolias de acero (1989). Es decir, un ascenso literalmente fugaz y millonario.

En aquella película, Roberts interpreta a una joven extrovertida que necesita desesperadamente un trabajo que la aleje de su exnovio infiel y su madre tóxica. De esta manera termina respondiendo a un anuncio que busca una enfermera para cuidar de un joven rico mientras batalla leucemia -interpretado por Campbell Scott-. En el proceso surge el amor y la confianza, desarrollando una historia que habla del apoyo emocional en la lucha contra el cáncer y la esperanza.

Sin embargo, si bien Julia Roberts empapó de emotividad aquella historia, Todo por amor no terminó de ser un éxito. Su estreno veraniego en 1991 cuando era una historia dramática sobre la vida y la muerte no cautivó la atención masiva del público, mientras que las malas críticas tampoco ayudaron a su recorrido en salas. No obstante, el trabajo de la actriz salió airoso. No solo como lo único bueno que destacaron muchos críticos de la época al reseñar la historia, sino porque a pesar de la mala recepción, la cinta igualmente logró recaudar $82 millones sobre un presupuesto de $18 millones (AFI). Es decir que, incluso con la negatividad de las críticas, parte de la audiencia respondió al llamado de Julia Roberts en cartelera, demostrando que Sally Field había tenido razón. Que más allá de la calidad del filme, la joven actriz tenía el potencial para cargar con cualquier historia sobre sus hombros y despertar la curiosidad de ese público que quería verla en escena. Y lo supo mucho antes que Pretty Woman abriera su camino hacia el estrellato mundial.

Quien sabe, si 20th Century Fox la hubiera escuchado a tiempo, Todo por amor podría haber pasado a la historia como la primera película que descubrió la protagonista que Julia Roberts llevaba dentro. Pero no le hicieron caso.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Julia Roberts considera la muerte de Matthew Perry 'desgarradora'

'Comer, rezar, amar': un detalle reivindica la película de Julia Roberts

La verdadera película que sentenció el estrellato de Julia Roberts no fue ‘Pretty Woman'

El tiempo lo cura todo, incluso ser plantado por Julia Roberts días antes de la boda