Anuncios

‘Argentina 1985’ gana el Globo de Oro pero una pauta histórica no le asegura el Oscar (todavía)

BEVERLY HILLS, CALIFORNIA - JANUARY 10: (L-R) Santiago Mitre and Ricardo Darin pose with the award for Best Picture - Non-English Language (formerly Foreign Language) for

Argentina 1985 no tenía nada asegurado en la 80 ceremonia de los Globos de Oro pero, afortunadamente, logró la victoria. La película argentina dirigida por Santiago Mitre y protagonizada por Ricardo Darín (emocionadísimos al recibir el premio) competía por el premio a mejor película de habla no inglesa junto a grandes favoritas de los críticos y otras ceremonias. Y con la afición de la Asociación de la Prensa Extranjera por valorar el espectáculo visual y grandioso que representa al cine de Hollywood, había quienes creían que el premio iba recaer en una película colorida como RRR o en la bellísima cinta bélica de Netflix, Sin novedad en el frente. Pero no. La película latinoamericana conquistó a los votantes por encima del resto. ¡Bravo!

Sin embargo, los latinoamericanos, y sobre todo argentinos, todavía no podemos cantar victoria. Los Globos de Oro habrán desarrollado una gala que intentó por todos lo medios recuperar el título de “antesala a los Oscar”, abriendo la puerta a la diversidad y contando con la aprobación aparente de gran parte de la industria ante un auditorio repleto de estrellas. Un hecho llamativo después de la cancelación que sufrieron el año pasado cuando la revelación de supuesta mala praxis, falta de diversidad y posibles favores dentro de la industria, los llevaron a vivir una debacle pública hasta el punto de celebrar su ceremonia a puertas cerradas. No obstante, y a pesar del cambio, este premio no asegura que Mitre y Darín vuelvan a vivir otro momento de abrazos y alegría en la próxima ceremonia de los Oscar del 12 de marzo.

Y no porque la película no lo merezca. Al contrario, la crónica sobre la lucha judicial que condenó a los militares responsables de las desapariciones de seres humanos durante la dictadura argentina, es una obra indispensable en esta temporada de premios. Una película cargada de emoción, de homenaje a la democracia que recuerda la importancia de la memoria colectiva. Sino por una norma o tradición no explícita que podemos encontrar en la historia de los Globos de Oro y los Oscar. Sobre todo desde el inicio del nuevo siglo.

Y es que cuando se trata de la categoría de mejor película extranjera o de habla no inglesa, los Globos de Oro y los Oscar no coinciden cuando no existe una clara favorita.

Ricardo Darín en 'Argentina, 1985' (cortesía de A Contracorriente Films)
Ricardo Darín en 'Argentina, 1985' (cortesía de A Contracorriente Films)

Me explico. Si observamos las ceremonias celebradas desde 2000, en los años que hubo una favorita que lideraba la competencia, ambas organizaciones coincidieron. Hablo de El tigre y el dragón (2000), En tierra de nadie (2001), Mar adentro (2004), In a better world (2010), La separación (2011), Amor (2012), La gran belleza (2013), Son of Saul (2015), Roma (2018), Parásitos (2019) y Drive my car (2021). Películas que arrasaron en sus respectivos años y que llegaron a sus ceremonias como los títulos que dábamos por hecho que ganarían. Al menos es lo que se percibía en el ambiente. Sin embargo, en los años que hubo varias candidatas con posibilidades, aplausos y premios, no coincidieron. Y creo que es el caso en el que este año se encuentra Argentina 1985.

Por ejemplo, en el año de Osama, 2003, la película afgana alzó el Globo de Oro pero el Oscar fue para The barbarian invasions. Cuando el drama palestino Paraside Now ganó el primero, la Academia premió a otra favorita de 2005, la sudafricana Tsotsi. En 2006, cuando El laberinto del fauno levantaba pasiones, el Globo de Oro recayó en Clint Eastwood porCartas desde Iwo Jima, y el Oscar fue para The lives of others.

Si nos acercamos en el tiempo encontramos más ejemplos. La polaca Ida de Pawel Palikowski era una de las grandes favoritas de 2014 junto a Leviathan, Tangerines y Relatos Salvajes. Se llevó el Oscar pero Leviathan consiguió el Globo. El caso se repite con Elle en 2016 (Globo de Oro) y The Salesman (Oscar). La chilena Una mujer fantástica (Oscar) versus otra favorita de aquel año, In the fade (Globo de Oro). Y lo mismo sucedió en 2020 cuando Minari ganó el Globo pero Una ronda más se hizo con el Oscar. Todas ellas fueron películas con peso en la temporada de premios. Fueron años de candidatas variadas sin una única pasión que condujera la conversación cinéfila.

Y ahora la historia se repite. Porque no podemos decir que Argentina 1985 sea la clara favorita del año en la carrera hacia los Oscar. No solo la Academia todavía no anunció a los nominados de este año (lo hará el 24 de enero) sino que existen grandes candidatas como la emotiva Close (Bélgica), o la intensa cinta surcoreana La decisión de partir, la alemana Sin novedad en el frente y la mágica producción india RRR. Y tampoco se queda atrás la película La última película.

La historia de las últimas décadas nos dice que, en años sin una favorita imponiéndose sobre el resto en la conversación general y gala de premios, los Oscar y los Globo de Oro no coinciden. La buena noticia es que Argentina 1985 tiene opciones más que evidentes para alzar la preciada estatuilla, pero todavía no podemos cantar victoria.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Diego Calva se dispara en Hollywood con "Babylon", Brad Pitt y Margot Robbie

No me extraña que Guillermo del Toro haya perdido un Globo de Oro que parecía asegurado

La serie más adictiva del momento la tiene Netflix y se ve de un tirón

Sylvester Stallone y su resignación definitiva para cumplir su película soñada