El romance de Lyn May con Markos D1 que a todo mundo hace hablar

José Rivero
Contributor
Lyn May y su novio Markos D1. Foto: Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images

Dicen que el amor no tiene edad y la vedette Lyn May está comprobándolo al presumir su romance con el cantante Markos D1, con quien tiene una diferencia de edad de más de 30 años, pero la firme decisión de llegar al altar.

La bailarina ya presume un gigante anillo de compromiso porque su corta relación con el cantante va muy en serio y piensan casarse antes de que termine el año; han manejado el día 21 de noviembre como posible fecha, aunque todavía no han confirmado nada.

Pero el amor de Lyn May y Markos D1 está rodeado de polémica y dudas sobre su veracidad, pues además del poco tiempo que han estado juntos, cuando se les pide que se besen en público, lo hacen sin la menor pasión. Por si fuera poco, en redes sociales no han faltado los comentarios que aseguran que él ni siquiera es heterosexual.

Hace unos días, cuando desfilaron por una alfombra roja, Lyn y su novio enfrentaron los rumores. Ella dijo que "es bueno que inventen cosas", mientras que él justificó la existencia de especulaciones sobre su sexualidad.

Markos D1 y Lyn May. Foto: Victor Chavez/Getty Images

"Yo estoy acostumbrado a eventos donde está Madonna, Queen... Yo tengo una mentalidad muy abierta obviamente por donde nací (California) para mí no me molesta que digan si soy gay, heterosexual, no me importa. Lo que sí me molesta es que digan que me cuelgo de la fama de Lyn May", aseguró ante los medios.

En tanto, Lyn May dijo que a sus 67 años no quiere un hombre de su edad. "Así son buenos, jóvenes. Es muy guapo, canta precioso, es productor. Entonces, no ando tan perdida".

Se trata del octavo marido para la vedette, quien presumió que ya fue a la prueba del vestido en Estados Unidos, y bromeó con que la cola de su atuendo superará en tamaño a la que Mitzy le diseñó a Thalía el día de su boda.

De hecho, Alfredo Adame ya se comprometió como padrino de lazo, mientras que Lyn May demuestra que no le importa que nadie crea en su romance con Markos D1.

"Yo lo amo como es, a mí lo que me importa, es que es un caballero, es muy elegante, es muy fino, y que además es artista como yo. ¿Para qué quiero un viejito? Él me está pasando su juventud", sentenció la bailarina.

Markos D1 nació en Los Ángeles, California, pero tiene ascendencia mexicana por su madre originaria de Jalisco, mientras que su padre es originario de Puerto Rico.

Es un empresario y cantante, que debutó en 2013 con el sencillo 'Salvation'. Desde entonces ha tratado de colocarse en la industria musical, y este año estrenó su canción 'Borracho', una fusión del pop, electrónico y cumbia.

Hace unos días estrenó el video musical y ha avisado que para enero planea visitar México para promocionar su carrera como cantante. Cabe mencionar que "D1" es la contracción de la frase en inglés "the one", que significa "único", pues así se considera él dentro del medio del espectáculo.

Markos D1 apenas está forjando su carrera, pero Lyn May puede presumir que se consagró desde hace décadas. La originaria de Acapulco, Guerrero, con ascendencia china, destacó desde joven por su escultural cuerpo y talento para bailar.

Trabajaba en el centro nocturno Tropicana en Acapulco, donde conoció al comediante Germán Valdés 'Tin Tan', quien la eligió para realizar sketches cómicos con él. Así inició su carrera rumbo al estrellato, y se integró como bailarina del programa 'Siempre en domingo' de Raúl Velasco.

Al aprender a bailar danzas tribales, hawaiano y tahitiano, su estilo pronto la convirtió en una de las vedettes más requeridas de la época, junto a Gloriella, Yesenia y Olga Breeskin. En los años 70, además de los espectáculos en teatros y cabaret, incursionó en el cine con títulos como 'Las Ficheras' (1976) y 'Bellas de noche' (1975).

Pero se acabó la época de la vida nocturna en México, y también la industria cinematográfica, por lo que, aunque aparecía en televisión, ya no lo hacía como la vedette que un día fue. Su fama también se mantuvo por su problema en el rostro luego de que le inyectaran aceites.

Ha tenido siete maridos. Sobre tres no ha querido revelar identidad, y se ha limitado a decir que fue un árabe, un japonés y un estadounidense. Se conoce que estuvo casada por más de 20 años con el empresario Antonio Chi Su, quien murió a consecuencia del cáncer de próstata.

También tuvo una relación con el productor de cine Guillermo Calderón. Su primer esposo fue un marino mexicano, con quien procreó a sus dos hijas mayores. Tiene tres hijas y cinco nietos.

Lyn May ha dicho que extraña a los hombres de antes, pues eran más espléndidos. "Antes me llenaban el camerino de flores y ahora ni un ramo de flores. Me dieron una casa, anillos de brillantes, abrigos de mink, carros", ha recordado. Sin embargo, parece que ya encontró a uno que la llena de detalles dignos para acceder a casarse con él este 2019.