Anuncios

Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal: la rivalidad de las artes marciales inflada con egos de estrella

La discordia entre las estrellas de los '90s incluyó una oferta millonaria para pelear en público

Jean-Claude Van Damme recuerda su rivalidad con Steven Seagal en los '90s. (Foto de PAT/ARNAL/GARCIA/Gamma-Rapho via Getty Images)
Jean-Claude Van Damme recuerda su rivalidad con Steven Seagal en los '90s. (Foto de PAT/ARNAL/GARCIA/Gamma-Rapho via Getty Images)

Jean-Claude Van Damme y Steven Seagal vivieron una competición peculiar cuando estaban en la cima de sus carreras. Porque mientras Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone rivalizaban por ver quién era el más fuerte y musculoso del reino hollywoodense, ellos dos vivían su propia batalla como los reyes de la resurrección del cine de artes marciales en la industria estadounidense. Y no era una convivencia competitivamente amigable. Hablamos de provocaciones, invitaciones a pelear en la calle, interrupciones en fiestas de lujo y hasta la tentativa de llevar la discordia a un ring de boxeo a cambio de millones de dólares. Todo un baño de testosterona noventero que el ‘músculos de Bruselas’ todavía recuerda.

Cuenta la leyenda que todo comenzó en 1991 cuando Arsenio Hall le preguntó a Steven Seagal qué pensaba de Jean-Claude Van Damme “como estrella del cine de artes marciales”, comparando que ambos venían de mundos similares habiendo sido campeones de la disciplina en el pasado. Y Seagal no escondió su rechazo. Al principio mantuvo silencio con ironía para luego decir que no lo conocía pero que sabía quién era, como ignorando que tuviera importancia. Pero entonces clavó la daga: “Creo que es una cuestión de opinión que haya sido campeón en cualquier parte. No estoy siendo malicioso ni nada por el estilo. Le deseo todo lo mejor al chico, pero hay mucha gente que dice que eso no es cierto”.

Steven Seagal habría iniciado la discordia con Jean-Claude Van Damme al poner en duda su pasado en las artes marciales (Foto de Steve Granitz/WireImage)
Steven Seagal habría iniciado la discordia con Jean-Claude Van Damme al poner en duda su pasado en las artes marciales (Foto de Steve Granitz/WireImage)

Cuando se corrió la voz y los comentarios de Seagal llegaron a oídos del protagonista de Corazón de león, el asunto cobró una dimensión mayor. Según recordó Van Damme en una entrevista de MovieLine (vía LadBible), se cruzó con él en Planet Hollywood -la cadena de restaurantes respaldada por Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger y Bruce Willis en los ‘90s- acercándose a su mesa. “Oye, Steven, ¿porqué hablas mal de mí en TV?”, le preguntó. “Le dije: 'Mira, soy un buen tipo. ¿Soy un mal tipo?' Le estreché la mano y él se relajó”. Pero la cosa no quedó ahí. Porque el problema siguió escalando hasta poner en peligro los lujosos muebles y adornos de la casa de Sylvester Stallone.

Según contó la estrella de Rocky en una entrevista para la revista FHM (vía Digital Spy), cuando Jean-Claude Van Damme vio a Steven Seagal en una fiesta en su mansión, se acercó y lo desafió a que llevaran su discordia “afuera”.

“En una fiesta en mi casa de Miami en 1997, Van Damme estaba cansado de que Seagal dijera que podía patearle el trasero, así que le ofreció salir a mi patio trasero”. Pero el actor de Alerta máxima no aceptó la ‘oferta’. “Seagal se excusó y se fue. Pero Van Damme, que estaba loco, lo localizó en un club nocturno y lo ofreció salir de nuevo”, continuó Stallone. “Van Damme era demasiado fuerte. Seagal no quería nada de eso”.

Jean-Claude Van Damme puso en peligro la mansión de Sylvester Stallone en 1997 al invitar a Steven Seagal a llevar su discordia
Jean-Claude Van Damme puso en peligro la mansión de Sylvester Stallone en 1997 al invitar a Steven Seagal a llevar su discordia "afuera" (Foto de Richard Corkery/NY Daily News Archive via Getty Images)

No llegaron a romper nada en la casa de Stallone porque, según dijo Van Damme en un programa de televisión francés en 2010 (vía Daily Star), “era una casa hermosa con muebles preciosos”. “No hubo pelea, solo nos empujamos un poco”, añadió para entonces revelar que lo esperó durante dos horas en ese patio sin que Seagal saliera a enfrentarlo. “Steven fue muy irrespetuoso esa noche”, sentenció.

Así se conoció la historia a lo largo de los últimos años que tuvo a dos pesos pesados del cine de artes marciales de los ‘90s rivalizando con egos inflados y un baño de testosterona ridículo. Como demuestra, por ejemplo, la vez que el actor belga imitó a Steven Seagal en la televisión brasileña, burlándose de su manera de pelear y caminar en pantalla.

Sin embargo, Jean-Claude Van Damme acaba de desempolvar la discordia, revelando un detalle hasta ahora desconocido. Y es que la rivalidad estuvo a punto de llegar a las masas en forma de pelea promocionada.

El actor de 63 años se encuentra promocionando en lanzamiento de su marca de whisky irlandés, Old Oak y, en una entrevista concedida a The Telegraph, recordó que el productor de cine Peter Guber (Tango y Cash, Batman) le ofreció promocionar una pelea en Las Vegas. “Tenían la idea de tener una pelea entre Steven y yo en The Mirage [en Las Vegas]”, contó al periódico británico. “Veinte millones cada uno. [Seagal] No aceptó la pelea”.

Y así, como quien no quiere la cosa, Van Damme resucita la discordia con revelaciones y comentarios que funcionan como dardos simbólicos contra Steven Seagal. Por ejemplo, recuerda que la primera vez que vio una de sus películas pensó que llegaría lejos porque era “carismático”, “incluso ahora, con sus años de sobrepeso, mantiene esa manera de hablar de Steven Seagal”. Pero entonces, vuelve a repetir la misma rivalidad basada en la lucha por ver quién ganaría si se enfrentaran a patadas.

“Si él y yo peleamos, corro más rápido que él, mucho más rápido”, sentenció. “Yo huiría. Él va a intentar atraparme y va a perder la forma. Vuelvo y lo peleo. ¿Te gusta la técnica?”

Steven Seagal habría rechazado $20 millones para enfrentarse a Jean-Claude Van Damme en una pelea promocionada, según el actor belga (Foto de Chris Unger/Zuffa LLC via Getty Images)
Steven Seagal habría rechazado $20 millones para enfrentarse a Jean-Claude Van Damme en una pelea promocionada, según el actor belga (Foto de Chris Unger/Zuffa LLC via Getty Images)

LOS DARDOS DE VAN DAMME SALEN DISPARADOS

Es más, el asunto no se quedó ahí porque en otra entrevista a Mail Online, también habló de Seagal. “Si no le agrado a Steven, está bien. Si no le agradara a alguien como Beethoven o Einstein, tal vez me preocuparía. Pero Seagal, no me importa que no le guste. Realmente no me importa. No creo que haya ningún tipo de problema”.

No solo eso, también contraatacó con humor contra Stallone y Schwarzenegger, tirándose flores como estrella de cine.

“Es imposible que un tipo como yo no trabaje. Hablo francés, un poco de inglés. A continuación haré dos películas francesas”, explicaba a Mail Online. “Arnie y Sly tienen miedo de internacionalizarse, pero yo soy un trotamundos. He estado en Azerbaiyán, Kazakstán... por todas partes. Supongo que se les puede considerar países peligrosos, pero allí me han dado la bienvenida”.

Incluso bromea en la entrevista de The Telegraph sugiriendo que Los indestructibles 4 -la saga creada por Sylvester Stallone que reúne a viejas glorias del cine de acción- fracasó en taquilla porque él no aparece en la historia. Y es que si bien estuvo en la segunda película, su personaje moría. De todos modos explica que Sly tiene una idea para recuperarlo en otra secuela, introduciéndolo como un hermano gemelo en homenaje a la historia de la película que protagonizó en 1991, Doble impacto . “Eso lo que me dijo Stallone”, explica Van Damme riéndose. “Siempre queda Los indestructibles 5 o 25”.

Jean-Claude Van Damme no tiene problemas en recordar su rivalidad con Steven Seagal como las dos estrellas del cine de artes marciales en el Hollywood de los '90 (Foto de URLI/GARCIA/ARNAL/Gamma-Rapho via Getty Images)
Jean-Claude Van Damme no tiene problemas en recordar su rivalidad con Steven Seagal como las dos estrellas del cine de artes marciales en el Hollywood de los '90 (Foto de URLI/GARCIA/ARNAL/Gamma-Rapho via Getty Images)

Sin dudas, Jean-Claude Van Damme no tiene problema en desempolvar los trapos sucios del pasado, por muy ridículos o anticuados que parezcan. En la actualidad nos pueden causar gracia, más aun cuando vemos cómo el actor de Kickboxer recuerda sus anécdotas, pero no dejan de reflejar el baño de testosterona sinsentido que se vivió entre los ‘80s y ‘90s con esas estrellas que representaban la masculinidad tóxica desde una mirada física y limitada.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Asegura Sylvester Stallone que se siente como el último de los dinosaurios

Robert De Niro y Mickey Rourke, una discordia que empezó con la caída de un ídolo

Cuando un jarrón de flores inició la discordia entre Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger

Jean-Claude Van Damme y Dolph Lundgren, una rivalidad de mentira en Hollywood