Anuncios

Ahora entendemos la peor actuación de Anthony Hopkins

El actor británico Anthony Hopkins asiste a la fiesta de los Oscar de Vanity Fair de 2022 después de la 94ª entrega de los Oscar en el Centro de Artes Escénicas Wallis Annenberg en Beverly Hills, California, el 27 de marzo de 2022. (Foto de PATRICK T. FALLON/AFP vía Getty Images)
El actor británico Anthony Hopkins asiste a la fiesta de los Oscar de Vanity Fair de 2022 después de la 94ª entrega de los Oscar en el Centro de Artes Escénicas Wallis Annenberg en Beverly Hills, California, el 27 de marzo de 2022. (Foto de PATRICK T. FALLON/AFP vía Getty Images)

A Anthony Hopkins le rodea una carrera intachable. Solo hay que fijarse en sus papeles en películas tan admiradas como El hombre elefante, El silencio de los inocentes, Drácula de Bram Stoker, Amistad o El Padre, entre muchas otras, donde la calidad de sus interpretaciones sumado al prestigio de estos títulos le erigieron como uno de los rostros más prolíferos de Hollywood. No obstante, no hay trayectoria que se libre de algún patinazo, y solo hay que ver lo que ocurrió cuando Hopkins fichó por Marvel.

Allá en sus inicios, la exitosa franquicia de superhéroes de Disney contrató al actor de Hannibal Lecter como Odín, el rey asgardiano y padre de Thor. La primera vez que lo vimos fue en la película de 2011, aquella donde nos presentaron por primera vez al Dios del Trueno y donde lo exiliaba a la Tierra como castigo. No fue una interpretación muy aplaudida, porque más allá de sentarse en un trono a soltar frases sin esfuerzo y sin la mínima expresión fácil no había mucho de donde rascar. De hecho, me atrevería a calificarla como su peor trabajo.

Lo mismo se puede decir de sus secuelas, Thor: El mundo oscuro y Thor: Ragnarok, donde estos rasgos interpretativos se repitieron y nos hicieron quedarnos perplejos por ver semejante talento desaprovechado. Sin embargo, no hay que culpar directamente a Hopkins por ello, y solo hay que leer las recientes declaraciones del actor y de otras estrellas de Marvel para averiguar que el problema con estas interpretaciones tiene más que ver con el método de producción que con el actor en sí.

Así se cuenta en un reportaje de The New Yorker sobre cómo el Universo Cinematográfico Marvel ha cambiado para siempre el paradigma de Hollywood, donde las marcas tras las franquicias y los personajes se han impuesto a la figura de la estrella de cine. Entre la información del artículo, destacan las declaraciones de varios agentes que representan intérpretes de la saga de Disney, que incluso llegan a destacar que la carrera de sus grandes protagonistas vale entre poco y nada fuera de la franquicia.

Y es que los espectadores van a las salas atraídos por Iron Man, Capitán América, Thor, Spider-Man o Viuda Negra, no por Robert Downey Jr., Chris Evans, Chris Hemsworth, Tom Holland o Scarlett Johansson. Por esta razón, aunque la franquicia siempre apuesta por estrellas de altos vuelos, como bien es el caso de Hopkins en Thor, al final la importancia que les dan en las películas es mínima, no propiciando siquiera condiciones o instrucciones idóneas para la construcción de un buen papel.

Según explica uno de los agentes que trabajó con Anthony Hopkins, los responsables de Thor se limitaron a decirle que se caracterizara como Odin, se sentara en el trono y empezara a gritar frases, lo que sumado al desconcierto de estar en un set repleto de pantallas verdes sin elementos reales se tradujo en la interpretación tan acartonada que vimos en las películas. “Me pusieron una armadura y me pusieron una barba”, dijo Hopkins. “Siéntate en el trono, grita un poco. Si estás sentado frente a una pantalla verde, no tiene sentido actuar”.

HOLLYWOOD, CA - 04 DE NOVIEMBRE: (I-D) Los actores Tom Hiddleston, Chris Hemsworth y Anthony Hopkins llegan al estreno de
HOLLYWOOD, CA - 04 DE NOVIEMBRE: (I-D) Los actores Tom Hiddleston, Chris Hemsworth y Anthony Hopkins llegan al estreno de "Thor: El mundo oscuro" de Marvel en el El Capitán Theatre el 4 de noviembre de 2013 en Hollywood, California. (Foto de Kevin Winter/Getty Images)

Lo mismo se podría decir de muchas otras estrellas que han desfilado por la saga. Por ejemplo, sin ir muy lejos, la actuación de Cate Blanchett en Thor: Ragnarok se perdía entre un cúmulo de CGI que no daba hueco a una mínima expresión facial real de su rostro. Aunque es cierto que el estudio no pasó por alto este problema, porque el pasado 2022 vimos cómo en Black Panther: Wakanda por siempre se puso énfasis en instantes dramáticos para el lucimiento de sus estrellas, lo que se saldó con la nominación al Óscar de Angela Bassett.

Aun así, no borra el error que ha sido el dejar tan de lado el talento de sus intérpretes a lo largo de todos estos años. Y ya no solo porque actores de la talla de Hopkins se vean reducidos a la nada absoluta dentro del Universo Marvel, sino por la devaluación del concepto de la estrella de cine a la que ha conducido el éxito de todas estas películas, que ha cambiado el rumbo de Hollywood extendiendo el problema a otras producciones y sagas.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Anthony Hopkins enciende las redes bailando famosa cumbia latina

Chuck Norris, el héroe de 'Walker, Texas Ranger' abandonó las patadas para escuchar a su corazón

Mel Gibson y el engaño visual de 'Corazón valiente' que derivó en controversia

Cómo Vin Diesel salvó 'Rápidos y furiosos' del abismo gracias a un capricho pasional