Anuncios

El cine de terror tiene una deuda pendiente con la sociedad y el streaming podría tener la solución

El cine de terror lleva varias décadas asociando la maldad de sus villanos con cicatrices, quemaduras y diferencias visibles

Una organización benéfica pide a Netflix y otras plataformas streaming que incluyan una advertencia para combatir el estigma contra personas con diferencias visibles como los villanos de muchas películas del cine de terror. (Foto de Roy Rochlin/Getty Images)
Una organización benéfica pide a Netflix y otras plataformas streaming que incluyan una advertencia para combatir el estigma contra personas con diferencias visibles como los villanos de muchas películas del cine de terror. (Foto de Roy Rochlin/Getty Images)

Existen todo tipo de villanos en la historia del cine de terror. Monstruos, demonios, criaturas mitológicas, muñecos poseídos, asesinos implacables y hasta humanos con características distintivas que los diferencian claramente como los malos de la historia. Y en un mundo en plena evolución social, donde se comienza a prestar más atención a los mensajes que pueden influir en la empatía y autoestima de los espectadores, una asociación ha levantado la voz para señalar una de las deudas pendientes del género. Y saben cómo pueden saldarla, dejando la solución en manos de las plataformas streaming.

No se refieren solamente a los ejemplos más evidentes, como pueden ser el Joker de DC, Michael Myers o Freddy Krueger con sus respectivas cicatrices faciales. Sino también a otros personajes que pueden haber influenciado estereotipos, prejuicios y baja autoestima a raíz de sus representaciones en el cine de terror. Como Damian, el hijo de Satanás en La profecía que se distinguía por tener una marca de nacimiento en la nuca. Es decir, personajes en éxitos populares que podrían imponer una influencia física y estereotipada sobre quienes padecen las mismas marcas, sufriendo el prejuicio ante la empatía ausente del resto del mundo y el género en sí mismo. Porque estoy convencida que, a no ser que padezcas las mismas cicatrices, la gran mayoría del mundo no se habría dado cuenta de cómo miles de personas pueden sentirse afectadas.

Por eso, Changing Faces, una organización benéfica de Reino Unido que representa a personas con desfiguraciones o diferencias visibles, aprovechó la moda de ver cine de terror durante Halloween para escribir a los servicios de visionado online y advertirles sobre las representaciones negativas que impone el género a través de personajes desfigurados.

Harvey Stephens interpretó a Damien, el hijo de Satanás en 'La profecía' de 1976 que se identificaba por una cicatriz en la nuca. (Foto de Stanley Bielecki Movie Collection/Getty Images)
Harvey Stephens interpretó a Damien, el hijo de Satanás en 'La profecía' de 1976 que se identificaba por una cicatriz en la nuca. (Foto de Stanley Bielecki Movie Collection/Getty Images)

“Halloween es una época particularmente estresante para algunas personas con diferencias visibles, donde personajes malvados con cicatrices, marcas, quemaduras o afecciones a menudo son recreados como disfraces, además de convertirse en términos de abuso en la vida cotidiana”, expresan en su carta dirigida a Netflix, Amazon Prime, Apple TV, Disney+, etc. (Vía Variety).

La asociación explica que existen decenas de películas que, desde la década de 1970 hasta la actualidad, se programan en el período previo a Halloween cuando “retratan personajes malvados” desfigurados y ofrecen una solución. En lugar de pedir medidas extremas, como sucedió cuando surgieron las críticas contra Lo que el viento se llevó en 2020 que exigían a HBO que no volviera a introducirla en su catálogo aludiendo a las connotaciones racistas que glorificaban la esclavitud (la borraron y luego volvieron a incluirla junto a una advertencia), o la decisión que tomó Disney+ en torno a su película más polémica, Canción del sur, de borrarla de su mapa cinematográfico, la organización solo pide que se reconozca el problema con la inclusión de una advertencia.

“Consideren integrar una advertencia antes de que se reproduzca la película que resalte que contiene troposdañinos que retratan percepciones negativas sobre aquellos con diferencias visibles”, solicitan a las plataformas. A su vez, piden que tengan en cuenta la “posibilidad” de incluir información de apoyo para quienes se sientan afectados -como se suele incluir cuando hay representaciones de salud mental o suicidio-.

Heath Ledger como Joker en 'Batman: el caballero de la noche' (Foto de Paul Kane/Getty Images)
Heath Ledger como Joker en 'Batman: el caballero de la noche' (Foto de Paul Kane/Getty Images)

“Sabemos que Halloween puede ser un momento de ansiedad para aquellos con diferencias visibles”, explicó la jefa ejecutiva de Changing Faces, Heather Blake. “La industria cinematográfica desempeña un papel en esto al reforzar estereotipos anticuados y dañinos. Estos se trasladan a la vida cotidiana de aquellos con diferencias visibles de maneras que pueden tener un impacto duradero”, añade para entonces pasar el testigo a las plataformas streaming, pidiéndoles que reconozcan su responsabilidad a la hora de despertar conciencia en torno al problema.

La actriz Beth Bradlfield, que aparece en series como Sex Education, es una de las intérpretes que apoyan la campaña tras haber nacido con un hemangioma que le extirparon cuando era bebé, dejándole cicatrices en el rostro. “Es muy importante que la industria cinematográfica hable sobre el impacto de los tropos dañinos de las películas del pasado y al mismo tiempo dé paso a historias nuevas y emocionantes que normalicen a aquellos con diferencias visibles en la pantalla como personas reales con historias reales que contar”, dijo vía Variety.

En su carta, la asociación explica cómo el personaje de Damien y su cicatriz impactó la vida de uno de sus integrantes que padece una marca de nacimiento en el rostro, viviendo la asociación que el mundo hace “entre diferencias visibles y malas acciones”. Mientras otros embajadores revelan que sufrieron comparaciones burlonas con Joker o Freddie Krueger.

A su vez, la organización ya había iniciado una campaña llamada ‘No soy tu villano’, para solicitar a la industria del cine que deje de utilizar cicatrices, quemaduras, marcas y otras diferencias visibles como representaciones de villanía. En ese momento ponían como ejemplo personajes como Darth Vader de Star Wars y Scar de El rey león, reflejando cómo los cineastas habrían conectado la desfiguración física con la maldad en la ficción. Aunque también se me ocurren otros ejemplos. Como Ernst Stavro Blofeld, el supervillano de 007 que incluso Austin Powers parodió en su película como el villano Dr. Evil, a Tony Montana de Caracortada, Richard Harrow, el asesino de Boardwalk Empire interpretado por Jack Huston, la Dra. Poison en Wonder Woman (Elena Anaya), etc.

Por ejemplo, explicaron que un tercio de personas con diferencias visibles sufren bajos niveles de confianza a raíz del impacto de la representación en la sociedad y la cultura popular. Que tres de diez padecen baja autoestima e imagen corporal, y que una cuarta parte ve afectada su salud mental. A su vez, en aquella ocasión, el Instituto de Cine Británico apoyó la campaña, comprometiéndose a no volver a financiar películas que incluyeran características negativas en torno a cicatrices o diferencias faciales.

En resumen, ahora está en manos de las plataformas streaming atender a la petición o hacer oídos sordos. Al final y al cabo, en una sociedad que avanza hacia el reconocimiento de la diversidad y nuestras diferencias desde la empatía de atender a los efectos y consecuencias que los estereotipos imponen sobre los estigmas sociales, no está de más atender a una petición que afecta a tantas personas alrededor del mundo. Porque de qué sirve entretener a un sector a costa del impacto o sufrimiento del otro.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Sigue estos consejos para decorar en Halloween la puerta de tu casa gastando poco

'La profecía' y los sucesos extraños que la coronaron como una película maldita

El trauma que le dejó la película 'Halloween' a una de sus estrellas infantiles

La vergüenza que arrastra Jennifer Aniston tras su debut en el cine de terror