“Juega conmigo, no con el teléfono”… Niños protestan contra el uso excesivo de smartphones de sus padres

Luego de que un niño le consultara algo a su padre y no recibiera respuesta alguna por estar entretenido en su teléfono, el pequeño sabía que tenía que hacer algo.

Emil Rustige es un menor de siete años de edad originario de Hamburgo, en Alemania. Sorprendido por el tiempo que los adultos pasan en sus smartphones, pidió permiso a su madre para convocar ni más ni menos que a una protesta en las calles, según retoma Yahoo Alemania.

Niños marcharon para reclamar la atención de sus padres. Foto: Axel Heimken

El pequeño se apoyó de amigos, familiares y compañeros del colegio, quienes compartían su mismo sentir. De esta forma, retoma The Huffington Post, el pasado 8 de septiembre Emil y compañía salieron a las calles del distrito St. Pauli con pancartas y una sola voz: “Juega conmigo, no con el teléfono”.

La petición logró convocar alrededor de 150 personas. Y como cualquier otra marcha, los pequeños tuvieron que respetar las normas locales establecidas para manifestaciones públicas. De hecho, fueron escoltados por la policía e incluso, paradójicamente, por sus padres.

En las pancartas, hechas por los propios niños, podían leerse mensajes como: “Date un tiempo para mí”, “Pon tu teléfono en Modo Avión, es mi turno” o incluso: “Somos ruidosos porque tú solo estás en el teléfono”.

La noticia tuvo un gran eco en varias partes del mundo, donde compartieron la petición de este joven:

 

La tecnología estaría cambiando la manera en que se relacionan las familias. De eso habla un estudio publicado este 2018 en la revista científica Pediatric Research. Plantea que los padres que pasan mucho tiempo en sus teléfonos o la televisión durante las actividades familiares (comidas, tiempo de juego y la hora de acostarse) pueden influir en sus relaciones a largo plazo con sus hijos.

Este fenómeno es conocido como tecnoferencia. Es la combinación de las palabras ‘tecnología’ e ‘interferencia’, y se refiere a lo que ocurre cuando los dispositivos móviles interfieren las relaciones humanas, señala The Huffington Post.

A decir de Pediatric Research, esto llevaría a los niños a mostrar mayor frustración, hiperactividad, lloriqueos, enfurruñamientos y/o berrinches.

Distracción en los teléfonos… ¿más niños ahogados?

La protesta de estos pequeños en Alemania ocurre algunas semanas después de que se diera a conocer otro dato alarmante: en lo que va del año, 300 personas se han ahogado en aquel país, de las cuales 20 eran menores. 

“Hay demasiados padres que no se están tomando en serio la advertencia. Cuando tus hijos o nietos estén en el agua, deja el teléfono a un lado”. Así lo dio a conocer Achim Wiese al diario The Guardian. Se trata del portavoz de la Asociación Alemana de Socorristas (DLRG, por sus siglas en alemán), considerada la más grande del mundo: tiene más de 40 mil voluntarios.

Al respecto también habló Peter Harzheim, vocero de la Federación de Supervisores de Piscinas de aquel país: “La gente piensa que la piscina es como una guardería y simplemente no presta atención”.

En lo que va de 2018, 20 niños se han ahogado en Alemania. Foto: Sasha Gulish / Getty Images

Y agregó: “En el pasado, los padres y abuelos pasaban más tiempo con sus hijos en la piscina. Pero cada vez más padres se obsesionan con sus teléfonos inteligentes y no miran a la izquierda ni a la derecha, y mucho menos a prestar atención a sus hijos. Es triste que los padres se comporten tan descuidadamente en estos días”.

¿Qué te parece? ¿Qué opinas de la protesta de estos niños? ¿Qué se te ocurre que podría hacerse para solucionar este problema? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Pequeña gran protesta… Niña reclama por la impuntualidad de su madre
Ver para reír: Despertó en clase y confundió una silla ¡con su mochila!