Anuncios

Ni Hollywood desaprovecha colgarse del fenómeno de Taylor Swift

Ryan Reynolds y Ryan Gosling lanzaron tráileres durante la Super Bowl, haciendo referencia a la cantante en su noche mediática

Taylor Swift fue la protagonista mediática de la Super Bowl y recurso de Hollywood para llamar la atención. (Foto de Ezra Shaw/Getty Images)
Taylor Swift fue la protagonista mediática de la Super Bowl y recurso de Hollywood para llamar la atención. (Foto de Ezra Shaw/Getty Images)

Taylor Swift tuvo una semana movidita. Pasó de acaparar los focos celebrando el pase de su novio a la Super Bowl, a ganar su decimotercer Grammy, comenzar su gira en Japón y volver corriendo a Estados Unidos para convertirse en el amuleto de la gran final de la NFL. Una agenda ajetreada que no hace más que confirmar el gran momento profesional y personal que está viviendo, convertida en el centro de atención mundial con su música, su relación romántica, amistades y, sencillamente, cada paso que da. Pero, sobre todo, que el poder mediático que arrastra está alcanzando niveles raras veces vistos.

Desde que inició su relación con Travis Kelce, fue dejando su huella a medida que el noviazgo se afianzaba, asistiendo a sus partidos y derivando en un debate entre fans del deporte, comentaristas y público en general cuestionando (fervorosamente a veces) si su presencia favorece o arruina la experiencia deportiva. Sin embargo, cuando llega a su palco VIP, los focos demuestran que el debate no influye en su poder mediático. El mundo, las cámaras, la prensa y público no deja de observar cada una de sus reacciones, celebraciones y efusividad convirtiendo cada gesto en noticia o tendencia viral.

Travis Kelce y Taylor Swift celebraron la victoria de los Chiefs en la Super Bowl bajo los focos del mundo. (Foto de Jeff Speer/Icon Sportswire via Getty Images)
Travis Kelce y Taylor Swift celebraron la victoria de los Chiefs en la Super Bowl bajo los focos del mundo. (Foto de Jeff Speer/Icon Sportswire via Getty Images)

La Super Bowl LVIII fue el ejemplo definitivo. Había anticipación por ver si Taylor lograba llegar a la final tras iniciar su gira en Japón y, cuando lo hizo, las cámaras no tardaron en captar cada paso, grabando su llegada como si fuera la gran protagonista de la noche. Los vídeos corrieron como la pólvora, se hizo tendencia viral y uno de los personajes más buscados y comentados de la gran noche anual del fútbol americano.

Y con semejante influencia y poder para acaparar la atención del mundo, Hollywood aprovechó para colgarse del fenómeno como pudo.

Ryan Reynolds lanza la indirecta (más directa)

Es tradición que Hollywood aproveche la Super Bowl para estrenar los tráileres de algunos de sus próximos blockbusteres. De esta manera, fuimos testigos de los avances de Wicked, Kung Fu Panda 4, Kingdom of the Planet of the Apes, IntensaMente 2, Twisters, Despicable Me 4 y, el que me atrevería a decir que fue el más esperado, Deadpool & Wolverine.

La curiosidad era enorme. No solo porque era el primer tráiler de la próxima película de una saga de éxito y por suponer el debut del mercenario rebelde bajo el sello familiar de Disney, sino por incluir el regreso de Hugh Jackman como el mutante de las garras. No obstante, aunque el interés de los fans estaba servido, Ryan Reynolds aprovechó el momento para recurrir a una indirecta que añadía leña mediática y divertida a la noche promocional de su película.

¿Cómo? Ligando su campaña con Taylor Swift. Una hora después del lanzamiento del tráiler publicó una fotografía en Instagram posando junto a una escena del avance en el televisor, mientras preguntaba a sus seguidores: “¿Vieron todos el tráiler de Deadpool? Por cierto, ¿alguien vio a mi esposa?”

Blake Lively, la esposa del actor, era la acompañante más destacada del séquito de Taylor Swift en la Super Bowl. Llegaron juntas, como hicieron en varios partidos de los Kansas City Chiefs, y se convirtieron en tendencia viral a través de diferentes memes. Desde sus abrazos mientras sonaba el himno estadounidense, a la celebración efusiva de Taylor que terminó levantando a su amiga del suelo o el momento (realmente viral) de Blake asombrada ante la jugada que iba a dar la victoria a los Chiefs con un ‘Shut the f*ck up’.

Blake se convirtió en tendencia por su efusividad y la amistad que emanaban desde el palco VIP, mientras miles de personas celebraban su belleza en ropa deportiva y los ‘swifties’ (fans de Taylor) se veían reflejados en ella.

Por eso, que Ryan Reynolds aprovechara para hacer una de sus bromas preguntando a sus seguidores por su esposa mientras promocionaba el tráiler de Deadpool 3,cuando la respuesta la relacionaba directamente con Taylor Swift, nos lleva a una curiosa conclusión. Y es que nadie quiere perderse un trozo del fenómeno si puede aprovecharlo.

En teoría, creeríamos que una secuela tan esperada como esta no necesita de artificios externos para llamar la atención, sobre todo cuando las ganas de ver a Hugh Jackman son enormes (al final nos dejaron con las ganas mostrando únicamente su sombra). Sin embargo, ahí estuvo su protagonista y productor hilando la campaña con una indirecta que derivaba en la amiga de su esposa. Y en el momento en que las miradas del mundo estaban sobre ella.

La película de Ryan Gosling tampoco pierde la oportunidad

Otro tráiler que salió a la luz la noche de la Super Bowl fue Profesión peligro, una comedia de acción donde Ryan Gosling interpreta a un doble de escenas de riesgo por el día y cazador de recompensas por la noche. Se trata de una producción basada en una serie de los ‘80s con Emily Blunt como coprotagonista.

El avance sirve para introducir la premisa, entre comedia alocada y acción imposible, mientras la última secuencia muestra a Ryan Gosling llorando al escuchar All too well de Taylor Swift en su auto. Emily Blunt aparece y le pregunta si está llorando al son de la cantante, a lo que Ryan contesta: “¿No lo hacen todos?"

Y con esa referencia tan simple y directa, Profesión peligro se coló entre los titulares de medios cinematográficos, referenciando el tráiler con Taylor Swift y su canción. Una manera sencilla de elevar al estreno en medio de la decena de avances que se estrenaron en la misma noche, dándole notoriedad y exposición a costa de un par de segundos donde se hace referencia a la cantante del momento.

En resumen, dos pruebas de marketing cinematográfico donde se recurre a pedir prestado los focos de un factor externo por un rato. Porque ambas producciones terminaron ligándose a su manera al fenómeno de Taylor Swift en la noche de la Super Bowl, demostrando el poder de la cantante como figura influyente y nexo con el público, que hasta Hollywood recurre a refugiarse en sus alas para dar la nota.

Este artículo fue escrito en exclusiva para Yahoo en Español por Cine54.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Taylor Swift y Travis Kelce demuestran su pasión en el campo tras la victoria de los 'Kansas City Chiefs'

La importancia de Taylor Swift y su canción a Clara Bow: la primera sex-symbol del cine olvidada por Hollywood

‘Argylle’ y la teoría conspirativa sobre Taylor Swift que a Hollywood le conviene

La revolución de Taylor Swift en el cine va más allá de los récords de taquilla