Qué hacer ante la pérdida de cabello posparto como le sucedió a Ashley Graham

·5  min de lectura

En un post de Instagram, la modelo Ashley Graham lucía un corte de cabello extraño con algunas mechitas largas, pero también una sonrisa divertida. Inevitable detenerse a leer el copy para entender de qué se trataba su nuevo look. Allí, la guapa modelo y empresaria decía que tal vez no podía ser una Chica Bond, pero sí uno de los villanos de la exitosa saga, agregando la frase “(¡los pelitos posparto están saliendo!)”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Esto ocurrió en el mes de marzo, parecía un episodio gracioso y superado que simplemente formaba parte de las rutinas de una madre primeriza. Pero es ahora cuando Ashley se ha abierto a hablar del tema confesando que realmente fue una experiencia muy preocupante.

En una entrevista con la revista Parents, en la cual habló sobre las partes hermosas y complicadas de ser madre primeriza, Ashley comentó que, como nos pasa a muchas mamás, nada de lo que te digan, o lo que creas, se compara con la realidad de tener un bebé. Habló sobre los sentimientos de culpa que se tienen al dejar al bebé por ir a trabajar, y también sobre las sorpresas que le ha deparado esta etapa de su vida. La mayor: además de los cambios que experimentó su cuerpo, con los cuales no ha tenido problema, el trauma que representó perder el cabello aproximadamente a los cuatro meses de haber dado a luz.

US model Ashley Graham arrives for Apples
(Photo by ANGELA WEISS / AFP) (Photo by ANGELA WEISS/AFP via Getty Images)

“…eso fue más traumático que incluso el nacimiento, porque yo estaba como, ‘Mi pelo se está cayendo a mechones, ¿qué estoy haciendo?’ y luego me di cuenta de que en realidad es una cosa común. También se me irritó un poco la piel y tuve un poco de rosácea que tuve que combatir”.

Aunque Ashley asegura que es algo común, su testimonio ha servido para darle un lugar masivo a la caída del cabello posparto y probablemente servirá para normalizarlo entre las madres primerizas, a las cuales no les faltan preguntas e inquietudes diarias, sobre todo en los primeros meses.

¿Por qué ocurre?

Dana Yegres, especialista en cuidado capilar, explica que con el embarazo ocurren cambios hormonales muy intensos que se extienden hasta después de que la mujer da a luz, cuando el cuerpo trata de recuperarse y regresar a su estado inicial. Entre los cambios que se observan durante la gestación y en el posparto está efectivamente la pérdida de cabello. “Es lo que se denomina alopecia temporal a prolongadas. Es decir, no son caídas de cabello por genética, sino que se dan por cambios hormonales”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Yegres comenta que se puede perder mucho cabello, incluso por mechones, en toda la cabeza, no solo en la línea del cabello, sino en toda la zona frontal, también en la zona parietal y en la nuca. Puede durar algunos meses pero no es una caída definitiva. “Ocurre por los cambios hormonales, pero también pueden observarse por la ingesta de algunos medicamentos. Es importante destacar que si observamos una caída en el área frontal exclusivamente podríamos estar hablando de otro tipo de alopecia”.

En este caso, según un estudio publicado en American Family Physician, estamos ante una alopecia temporal, no cicatricial y no inflamatoria de aparición relativamente repentina, y que suele ser causada por cambios fisiológicos o emocionales, pero una vez eliminada la causa precipitante, el cabello suele volver a crecer. Sin embargo, Yegres considera importante destacar que se pueden usar tónicos capilares, champú y otros productos dirigidos a estimular la irrigación sanguínea en el cuero cabelludo pues “los ingredientes de este tipo de productos aportarán al folículo los nutrientes para fortalecerlo y además favorecer la elasticidad y fuerza del cabello en su crecimiento”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Otras causas de esta pérdida de cabello, denominada también efluvio telógeno, son un shock emocional, una lesión grave, un período de fiebre, e incluso cambios en las dietas, y ocurre porque es la manera en que el organismo reacciona a estos estímulos. En estos casos la solución y tratamiento se ajustará según las causas de la caída del cabello, pero en cualquier caso mantener una alimentación balanceada y nutritiva es recomendable.

La dieta para mantener el cabello en su lugar

Es frecuente observar este tipo de caída del cabello en personas que han hecho cambios drásticos en su dieta habitual. Sea por apuntarse a la dieta de moda para perder peso o por otras causas, la falta de nutrientes importantes como proteínas pueden influir poderosamente en este sentido.

Expertos de la clínica especializada Capilárea recomiendan mantener en la dieta ácidos grasos esenciales como Omega 3 y Omega 6, además de vitaminas B, E, magnesio y zinc, nutrientes contenidos en frutos secos como nueces y almendras.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Además, es favorable incluir huevos, ricos en vitamina D y proteínas así como los pescados grasos como el atún, el salmón y las sardinas. Asimismo, son recomendables también los alimentos de hoja verde, que son ricos en hierro.

Finalmente, es necesario que en caso de que la caída de cabello sea muy drástica, consultemos con el especialista pues podemos estar ante un déficit importante de nutrientes y vitaminas necesarios para el correcto funcionamiento del organismo.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Rapunzel de la vida real tiene el pelo de 180cm de largo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.